Negocios

Caputo vendió su constructora a TGLT: los motivos detrás de la operación y los planes del mejor amigo de Mauricio Macri

20-01-2018 Con más de 80 años de funcionamiento en la Argentina, la firma ahora transferida acumula cerca de 500 obras ejecutadas. Entre ellas, los shoppings Abasto y Tortugas Open Mall. A la par, Central Puerto confirmó su intención de colocar acciones vía una oferta pública en distintos mercados 
Por Patricio Eleisegui
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El mejor amigo de Mauricio Macri, según palabras del mismo Presidente de la Nación, inició el año a toda máquina.

Así, y tras confirmarse que Central Puerto -compañía en la participa el empresario- impulsará una oferta pública de acciones en Wall Street, Nicolás Caputo ahora acaba de vender a la desarrolladora TGLT el 82,3% de su constructora homónima Caputo SAICF por un monto cercano a los u$s110 millones.

Según información a la que accedió iProfesional, TGLT se quedó con 138.262.489 acciones ordinarias de la empresa, a un precio de u$s0,79 por acción, lo que equivale a un total de u$s109 millones.

"Si bien adquirimos ese porcentaje, el objetivo es ir por el 100%", aseguró el director de Operaciones de TGLT, Alejandro Belio.

"Complementariamente, en cumplimiento de la normativa vigente, TGLT realizará oportunamente una oferta pública de adquisición obligatoria y canje voluntario de acciones dirigida a los tenedores de acciones ordinarias de Caputo SAICF remanentes, de forma de -eventualmente- adquirir el 100% del capital con derecho de voto de dicha sociedad", refiere el comunicado que confirma la operación.

"Con la toma de control de Caputo SAICF, TGLT mejorará sustantivamente su capacidad de construcción y hará más eficiente su estructura de costos. Esta adquisición coloca a la empresa en una posición óptima para capitalizar las oportunidades que presenta el crecimiento del sector de la construcción en Argentina, tanto en los segmentos de real estate como en el de grandes obras de infraestructura", informaron desde la desarrolladora.

Con más de 80 años de funcionamiento en la Argentina, la firma controlada hasta hoy por el mejor amigo presidencial acumula más de 500 obras ejecutadas.

Hasta ahora y a través de la constructora, el empresario venía participando activamente en tres segmentos de negocios: construcción, desarrollos inmobiliarios y servicios de ingeniería.

Las torres de oficinas del Banco Macro y Banco Francés en Catalinas, los centros comerciales Abasto y Tortugas Open Mall, las plantas industriales de La Nación y los edificios residenciales Astor Palermo y SLS Puerto Madero, son algunos de los emprendimientos concretados por Caputo SAICF en estas últimas décadas.

Por su parte, TGLT inició en agosto de 2017 un plan estratégico de crecimiento cuyos hitos principales, hasta el momento, han sido la colocación internacional de obligaciones negociables convertibles en acciones, por un total de u$s150 millones, y la adquisición de un terreno en la zona de Catalinas, de las más codiciadas de la Ciudad de Buenos Aires.

La operación se concreta en momentos en que Central Puerto, otras de las compañías en las que interviene Nicolás Caputo, acaba de confirmar su intención de colocar acciones vía una oferta pública tanto en Argentina como en los Estados Unidos.

El objetivo es captar fondos por una monto cercano a los u$s1.000 millones.

En dicha firma, Caputo opera como el segundo mayor accionista con una porción del orden del 23%. El control mayoritario es propiedad de los Bemberg Miguens, dueños del 33% de las acciones de Central Puerto.

Las familias Escasany, vinculada al Banco Galicia, y Peres Moore, se reparten el resto del capital.

Cierre a todo vapor
El empresario viene de concluir 2017 con otra operación de envergadura: previo acuerdo de desembolso por u$s8,5 millones, a principios de diciembre el empresario cerró la compra de una serie de inmuebles en el barrio porteño de Colegiales que incluyen, entre otros bienes, la sede de la productora de televisión Pol-ka.

A través de un comunicado enviado a la Bolsa, Caputo informó de un pago inicial de u$s1,2 millones, mientras que el resto del monto se completará antes del 9 de abril de 2018.

De acuerdo al texto remitido, el inversor se quedó con los inmuebles ubicados en "Maure 3570 y 3552 y Jorge Newbery 3431 al 3435 y 3443, 3445, 3449, 3451, 3457, 3459 y 3461, entre Álvarez Thomas y Córdoba, todos ellos en la Ciudad de Buenos Aires y unidos físicamente".

Según trascendió, de esta operación también tomó parte la compañía NorthBaires, una desarrolladora con proyectos sobre la avenida Callao, siempre en Capital Federal.

Caputo anticipó a la Bolsa que en la superficie adquirida prevé llevar a cabo un emprendimiento inmobiliario de cocheras, oficinas y departamentos.

SECCIÓN Negocios
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR