Tecnología

Diseñan un sistema de impresión 3D de fármacos

23-01-2018 Se trata de un modelo personalizado para la síntesis de fármacos utilizando simples módulos de plástico que pueden ensamblarse fácilmente en el sitio
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+
Un equipo internacional de científicos creó un sistema de impresión y análisis química 3D de fármacos, menos costoso y más rápido que los procesos tradicionales.

Los resultados de esta investigación se publican en la revista Science y está liderada por científicos de la Universidad de Glasgow (Escocia).

“Creo que el sistema cambiará la forma en la que fabricamos sustancias químicas finas, y posiblemente medicamentos. Irá aumentando la confianza y la colaboración, por lo que esperamos que la industria lo reciba bien”, explicó a la agencia Efe uno de los científicos del proyecto, la profesora Lee Cronin.

Además, Cronin aclaró que el sistema hace posible que las sustancias químicas puedan estabilizarse y aislarse “como en la industria química tradicional”.

Según detallan los autores en su estudio, las plantas centrales de fabricación de medicamentos son costosas de mantener y reutilizar para la producción de diferentes medicamentos.

Por el contrario, el sistema creado por el profesor Philip Kitson y sus colegas produce un modelo personalizado para la síntesis de fármacos utilizando simples módulos de plástico que pueden ensamblarse fácilmente en el sitio, a bajo costo.

El software se utiliza para identificar las reacciones químicas y los procesos necesarios para cada medicamento, y luego se crean las cámaras y los componentes ideales con una impresora 3D barata, que cuesta aproximadamente 2.000 dólares.

"Todos los pasos están codificados en la arquitectura 3D del cartucho, de modo que las reacciones químicas, el procesamiento y la purificación se realicen de forma automática, con la mínima intervención y exposición del usuario”, escribieron.

Los investigadores probaron la capacidad del sistema para producir baclofeno, un relajante muscular, y descubrieron que podían usarlo para preparar el medicamento a partir de “tres sencillos pasos”: identificación de las reacciones químicas y procesos, traducción a modelos 3D y creación.

Para los autores, este sistema tiene “múltiples beneficios”, entre los que destacan el acceso universal, una distribución más eficiente y un sistema más barato. 

SECCIÓN Tecnología
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR