NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Finanzas

¿Por qué sube el precio del dólar?: con tasa de interés ahora en baja, la City redefine las inversiones en pesos

¿Por qué sube el dólar?: con tasa de interés ahora en baja, la City redefine las inversiones en pesos

La decisión del Central de volver a recortar las tasas potenciaría la devaluación del peso. Pero en el mercado no creen que tenga mucho recorrido alcista

Por Leandro Gabin - Mariano Jaimovich
24.01.2018 11.11hs Finanzas

Una vez más, la segunda en enero, el Banco Central volvió a bajar la tasa de interés que toma el mercado como referencia. Y, como era de prever, esto hizo que el dólar recobre nuevos brí­os.

La noticia, que adelantó el dí­a anterior Federico Sturzenegger al marcar que "sobraba tasa" en la economí­a, repercutió en la plaza cambiaria: el mayorista saltó 19 centavos, a $19,33, y el minorista 24 centavos, a $19,66.

La medida tomada por el banquero central fue toda una invitación al relajamiento monetario, tal como pedí­a Jefatura de Gabinete.

¿Qué pasará de cara a lo que viene? En las mesas de dinero de los bancos aseguran que es muy probable que el billete siga su derrotero ascendente hasta los acercarse a los $20, cotización que marcarí­a su nuevo techo.

Desde una entidad extranjera afirman a iProfesional que es altamente probable que el mercado "encuentre nuevos puntos de ingreso a precios más tentadores".

En otras palabras, que una nueva suba haga que su valor haga más atractiva la práctica del "carry trade": salir de dólar, comprar Lebac para aprovechar las tasas en pesos y, con lo obtenido, recomprar más moneda estadounidense.

Es que, con un nivel más alto del billete verde, quienes quieren desarmar posiciones en esa moneda se ven más tentados a hacerlo, incluidos los grandes fondos.

En la City muchos advertí­an que el tipo de cambio estaba apreciado. Así­, todo repunte "mejora" el precio de entrada y las potenciales ganancias.

"Creo que puede experimentar otra suba. Pero me parece que a $19,50 se notará una mayor oferta, ya sea de exportadores o del canal financiero", expresa el jefe de una mesa extranjera.

"El billete está siendo demandado del exterior y esto se suma a la salida de quienes desarman posiciones en carry trade", señala a iProfesional una fuente de un banco local, quien recuerda que la entrada de fondos a través del canal exportador no es significativa en esta etapa del año.

Además, expresa que la conferencia de Sturzenegger -lejos de apaciguar las aguas- llevó inquietud a la City porteña.

Más aun, la sensación que hay en el mercado es que el Banco Central ha perdido todo tipo de credibilidad.

"Es una baja de tasas injustificada. Una decisión contraria a los datos de inflación", expresan desde uno de los bancos que más movimientos de divisas registra en la Argentina.

"El dólar va a seguir para arriba", pronostican. Y recuerdan que los datos que están proviniendo de dos fuentes inobjetables en materia de precios, como son PriceStats y Elypsis, "anticipan que enero no será un buen mes en materia inflacionaria".

En tanto, en el exterior, los contratos a futuro que operan en Nueva York (Non Deliverable Forwards) subieron alrededor cinco centavos. "Los inversores ya empezaron a cubrirse ante una mayor devaluación", indican desde esta importante entidad.

A nivel local, en el circuito del Rofex, también se observa un ajuste de las cotizaciones aunque no tanto como en el mayorista. Al punto que en esta plaza anticipan un dólar que llegarí­a a $20 recién en marzo.

Desconfianza en el mercado
En las mesas de dinero pronostican más alzas para el billete verde.

No es para menos, ya que el mercado decodificó el reciente mensaje de Sturzenegger como un relajamiento en su lucha contra la inflación.

Tal como anticipara iProfesional, la prioridad del Gobierno es asegurar el crecimiento, lo que lleva a pensar en un escenario de tasas más bajas y, en consecuencia, dólar más alto.

En la City se extiende el consenso de que el "ala polí­tica" le ganó la pulseada al banquero central, que ahora se mueve al compás de lo que indican desde Casa Rosada.

No obstante, en el mercado afirman que la velocidad de suba del dólar no deberí­a continuar a un ritmo como el actual.

"Sorprenderí­a y serí­a peligroso que siga trepando al 3% mensual como está sucediendo en enero", destacan.

Efectos colaterales
En todo caso, el problema son los efectos colaterales que trae el cambio de rumbo del Gobierno.

Más aun, cuando la decisión de soportar un mayor í­ndice inflacionario y un dólar más caro (que impactará en precios) se da en momentos en que se está buscando un "ancla" para encauzar las paritarias al 15%.

Sturzenegger se jugó a decir que estaban dadas todas las condiciones para negociar salarios sin cláusula gatillo: es poco probable que tal condición tenga el visto bueno sindical, si hay devaluación e inflación en ascenso.

"Puede ser que el dólar ahora apunte a los $20. Esto, en el marco de una suba de tarifas, complicará acordar paritarias al 15% y sin gatillo", afirma Federico Furiase, director de EcoGo.

Desde Grupo SBS, que tiene como estratega al ex Deutsche Bank Gustavo Cañonero, observan que la decisión de reducir tasas "luce apresurada, a la luz de los datos de alta frecuencia de inflación".

Además, la interpretan como poco prudente "cuando se avecinan fuertes aumentos de precios regulados y se verifica una importante depreciación del peso".

En tono crí­tico, en SBS dicen que el mensaje que dio el BCRA, anticipando que se extenderá el ciclo de bajas, luce contradictorio por dos razones:

- El comunicado hizo referencia a señales mixtas en lo que hace a inflación

- Marcó como un error haber bajado la tasa a fines de 2016, ya que dio lugar a un rebrote inflacionario

"En la antesala de meses complejos en materia de precios y sin señales contundentes que ameriten una baja de las tasas, nos preguntamos si el BCRA puede estar repitiendo el error que lo llevó a incumplir su meta del año pasado", expresan desde SBS.

Desde la firma temen que la decisión tomada no tenga demasiado sustento, ya que las expectativas inflacionarias siguen lejos de las metas.

La justificación del Central
Si bien se intuí­a que Sturzenegger podí­a llegar a reducir el tipo de interés, sorprendió la magnitud.

En una encuesta previa realizada por la agencia Bloomberg, de 15 bancos relevados:

- Sólo dos creí­an que el recorte alcanzarí­a los 75 puntos
- Cuatro avizoraban 50 puntos de reducción
- Los nueve restantes (60%) preveí­an un mantenimiento en 28%.

Según varios analistas, el cambio de rumbo del Banco Central es lo que ha potenciado un repunte adicional del dólar.

El pasado 9 de enero, el BCRA también habí­a reducido 75 puntos básicos el nivel de referencia, hasta el 28% anual.

Este martes, algunos esperaban un nuevo retroceso como gesto hacia el "ala polí­tica" que prioriza el crecimiento de la economí­a.

Según la justificación oficial, esta nueva baja tiene sustento en los últimos datos publicados, que dan cuenta de una inflación menor a la prevista tiempo atrás.

"La continuidad del ritmo de desinflación de cara a 2018 se ve beneficiada por condiciones iniciales más favorables que las de 2017", expresaron desde el BCRA.

Por lo pronto, el Banco Central anticipó que será cauteloso a la hora de adecuar la polí­tica monetaria al nuevo sendero de desinflación.

En tanto, en el mercado existí­a consenso de que el 28% (previo a la nueva reducción) era un nivel elevado y atractivo para instrumentos en pesos.

Pero, a la vista de cómo se han acelerado inflación y dólar, son varios los operadores de la City que alertan que la brecha entre estas variables con los rendimientos en pesos se está reduciendo a un nivel alarmante.

Los datos lo confirman: el tipo de cambio ya avanzó en enero alrededor del 3,7%, acercándose a los $20, ganancia que no es ofrecida de forma mensual por otros instrumentos en pesos o en dólares, salvo por algunas acciones.

De cara a lo que viene, en la City anticipan que luego de esta nueva baja de la tasa de interés de referencia, el billete verde encuentra terreno fértil para pegar otra remontada.

Te puede interesar
Zoom Recomendadas