Economía

Productores olivícolas advierten que un acuerdo UE-Mercosur tal como está planteado afectará a la industria local

25-01-2018 La Federación Olivícola pidió a los gobernadores de las provincias productoras que intervengan para evitar el ingreso de esos productos sin arancel
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Mientras el presidente Mauricio Macri anticipa que se avanza en el acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea (UE), desde algunas economías regionales comenzaron a encender luces de alerta. Es el caso de los productores olivícolas del país que advirtieron que incluir al aceita de oliva virgen extra en la lista de productos desgravados dentro de ese acuerdo generaría un grave perjuicio al sector en su faz exportadora como también en el empleo.

La advertencia provino de la Federación Olivícola Argentina (FOA) junto a las Cámaras y Asociaciones de las provincias productoras que recordaron que la posición de la FOA ya había sido expuesta ante el Ministerio de Agroindustria de la Nación el pasado 15 de enero.

Por esa razón pidieron a los gobernadores de las provincias productoras, San Juan, La Rioja, Catamarca y Mendoza, a que intervengan ante las autoridades nacionales para evitar la inclusión de la posición arancelaria N° 1509.10 referida a la desgravación del aceite de oliva europeo.

Entre los fundamentos para solicitar tal restricción la FOA aseveró que la producción de aceitunas cuenta el subsidio agrícola de mayor envergadura en los países europeos. "El sector olivícola europeo y los subsidios que perciben suman entre un 20 al 35 % del valor del producto, dependiendo la zona de producción y la actividad (aceite o aceituna de mesa)", dijo mediante un comunicado.

A su vez, señalaron que las provincias productoras argentinas tienen capacidad para abastecer la demanda de aceite de oliva de todo el Mercosur. "El acuerdo con la Unión Europea habilitaría el ingreso de aceitunas en nuestro bloque comercial, donde Brasil representa el 90% de las exportaciones olivícolas de la República Argentina", añadieron.

Recordaron que la exportación de aceitunas argentinas ya se encuentra comprometida por la entrada en vigencia del acuerdo Mercosur/Egipto, que produjo que el país perdiera el 30% del mercado olivícola brasilero.

Esta situación provocó que los productores de nuestro país debieran salir a la búsqueda de nuevos destinos frente a los precios que actualmente puede ofrecer Egipto, sensiblemente más bajos tanto por los subsidios que reciben sus exportadores como por el dumping social que en ese país se aplica.

En la actualidad el aceite de oliva de la UE ingresa al Mercosur con un arancel del 10% mientras que asciende al 14% para las aceitunas de mesa. Y resaltaron que "ante situaciones anteriores, donde se comprobó el daño a la producción nacional, nuestro país aplicó un Arancel Compensatorio para las importaciones de aceite de oliva del 31,5%, siendo el 35% el máximo permitido por la OMC, lo que grafica con claridad la situación de desventaja que se enfrenta.

Otras argumentaciones dadas por la FOA en el marco de los reclamos que están elevando a las autoridades provinciales y nacionales es que, hoy los aceites de oliva son gravados para ingresar a la UE con un arancel de € 124,5 por cada 100 kg, que representa un 35% aproximado del precio FOB de u$s 3.500 la TN a granel. De esta forma nuestro arancel actual "espejo" con la UE debería ser de 124,5 Euros por tonelada (35% del valor del producto), lejos de los aranceles que hoy les aplicamos a pesar de haber conseguido una mejora vía OMC".

Brasil es el principal destino de las exportaciones de aceite de oliva argentino. En paralelo, el 78% de las importaciones brasileras extra Mercosur provienen de Portugal y España, hecho que en caso de habilitarse el ingreso de los productos olivícolas de ese país sin arancel anticiparía un daño irreversible para la producción nacional de esos productos.

También señalaron que, "actualmente España es nuestro segundo destino exportador en aceites, y eso es posible solamente porque nos compran aceite a granel, que ingresan como "temporario" para evitar el pago de aranceles, y luego, suponemos, lo fraccionan como si fuera de origen español y lo destinan a la exportación o a su mercado interno".

Y añadieron que es cada vez más evidente que España subsidia cada vez más la olivicultura, que queda manifestado cada vez que Estados Unidos protesta contra los precios de la aceituna de ese país.

La olivicultura argentina se desarrolla en más de 120.000 hectáreas de producción, y si bien la actividad se concentra en las cuatro provincias mencionadas, alcanza a al menos 8 provincias argentinas.

SECCIÓN Economía
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR