Management

Cinco pasos para aprender a tratar con gente envidiosa y tóxica

26-01-2018 El primer paso hacia una solución es saber identificar a este tipo de personas y las razones por las cuales tienen esa actitud y resentimiento
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

La envidia es un conjunto de sentimientos que surgen de un deseo muy básico: querer lo que alguien más tiene.

Es ese descontento, tristeza o enojo que experimentamos por no poseer lo que alguien más tiene, ya sean cosas materiales, cualidades físicas y emocionales, logros o acontecimientos que desearíamos para nosotros mismos. 

Muchas veces se ve reflejada en desear el éxito y habilidades de otras personas, llegando al punto de compararse y sentirse muy mal por la falta que se cree tener.

Esta conducta solo afecta a una persona: la envidiosa. El envidiado no se ve afectado si no es "atacado" por quien le tiene envidia, que es la única persona que sufre y tiene pensamientos negativos y de inferioridad.

Una persona siente envidia de otra cuando cree que es inferior a esta, aunque no lo sea. Si sientes envidia de alguien, es porque te sientes inferior de alguna forma. 

Existen muchos motivos por los que alguien puede sentir envidia. Las siguientes son las 5 razones más importantes:

1. La cantidad de dinero que se tiene o se gana
El dinero importa. En grupos o círculos sociales donde la gente suele ganar mucho dinero, las comparaciones pueden ser muy frecuentes e intensas.
En este ambiente, alguien que no gana mucho es consciente de que su entorno tiene mucho más dinero.

Estas diferencias suelen despertar en mucha gente una raíz de envidia o deseo de llegar a ser como las otras personas, incluso para "encajar" en ese grupo social.

2. Las relaciones sentimentales
La persona envidiosa suele vivir en una comparación social constante, lo cual termina afectando seriamente su autoestima. Incluso, llegan a preguntarse obsesivamente sobre las diferencias entre ellos con los demás que sí tienen pareja, entrando en un círculo vicioso de desánimo, y en el peor de los casos, de depresión.

3. El atractivo físico
Sentir envidia por la apariencia física es más común durante los primeros años de la edad adulta, especialmente en los 20 años. Igualmente, suele ser en la adolescencia donde el atractivo físico se vuelve importante.

Las personas con baja autoestima, magnifican sus deficiencias y tienden a envidiar a sus amigos con "mejor atractivo". Su pensamiento es que sus "amigos atractivos" tienen una ventaja injusta para conseguir citas.

4. El éxito profesional
Los hombres y mujeres, usualmente, no envidian el éxito profesional de alguno de sus amigos cercanos; pero sí es probable que envidien a ese amigo exitoso si gana más dinero.

Sin embargo, tener un amigo que tenga más éxito en la misma profesión o empresa puede producir una gran envidia o problemas en la amistad.

5. A través de las redes sociales
Las redes sociales suelen causar fuertes sentimientos de envidia. Las personas auto seleccionan sus fotos en los momentos más felices de su vida, ya sea con la pareja o sonrientes en una foto grupal diciéndole al mundo que lo tienen todo.

Los usuarios de las redes sociales más conocidas como Facebook e Instagram experimentan envidia de las actividades y estilos de vida de sus amigos, y es probable que a la larga presenten sentimientos de depresión.

Cómo saber si una persona es tóxica
Una persona tóxica es aquella que al relacionarse afecta a la motivación, inspiración y bienestar emocional de los demás. Que irradia una energía negativa.

La mejor manera de saber si una persona es tóxica es fijándote en cómo te sientes después de tratarla. Si sentiste que aportó algo bueno a tu vida o todo lo contrario. Aunque no sea su intención, las personas tóxicas logran sacar lo peor de los demás. 

Por eso, es muy importante aprender a identificar este tipo de personas y evitarlas. Las siguientes son 7 señales para identificar a una persona tóxica, relevadas por el portal Gananci.

1. Intentan controlarte
Aunque muchas personas tienen tendencia a ser controladoras. Hay una gran diferencia entre alguien que le gusta tener todo en orden y alguien que intenta manipular a los demás a su antojo.

En el momento que sientes que alguien intenta "forzarte" a hacer algo que realmente no quieres o cambiar tu forma de ser, actuar o pensar; será hora de reconsiderar su compañía.

2. Mienten constantemente
Estas personas son mentirosos compulsivos. Ya sean pequeñas o grandes mentiras, le mienten a todo el mundo.

Las personas que tienen un impacto positivo en nosotros son aquellas en las que podemos confiar. Cuidarse de esas personas deshonestas que solo harán daño.

3. Siempre son las víctimas
Les gusta ser la víctima siempre. Esta es una forma muy sútil de ser alguien tóxico, pero es una de las maneras más comunes. Aquella persona que vive quejándose de las cosas malas que le suceden solo traerá negatividad a tu vida.

Por más convincente que parezca, solo quieren que la vida y las demás personas les den más de lo que ellos están dispuestos a dar

4. Son chismosos y solo hablan de otras personas
Otro rasgo distintivo de las personas tóxicas es el entusiasmo por los chismes, especialmente por aquellos que son demasiado fuertes. Si estás constantemente cerca de un chismoso compulsivo es probable que tengan la misma falta de respeto por ti.

Solo hablar de otras personas es molesto y aburrido a largo plazo, por lo que es mucho mejor alejarse de este tipo de personas. 

5. Codician todo el tiempo
Otra forma en que las personas tóxicas afectan negativamente es siendo codiciosos. Si haces algún tipo de negocio con alguien cercano y solo tiene en cuenta lo que gana en cada situación, eventualmente, el que saldrá perjudicado serás vos.

Con el tiempo te darás cuenta de que su personalidad te hará cambiar de estado de ánimo, que probablemente termine en un camino de ruptura y rencor.

6. Siempre creen tener la razón
Con frecuencia tratan de dominar todas las conversaciones. Piensan que son las personas más inteligentes de la sala y que todos los demás están equivocados.

Con estas personas las conversaciones pequeñas y humorísticas rápidamente se convertirán en argumentos violentos.

Cuando alguien ve una conversación como un desafío que debe ganar, es casi imposible tener una relación sana. Dejar a amigos tóxicos es crucial en la vida para sentirte seguro de ti mismo, libre y capaz.

7. Son negativos
No importa lo que intentes o hagas con esta persona, todo siempre será menos de lo que esperaba o quería. Esta persona es la que se queja sin parar, arruina por completo tu día y, probablemente, te echará la culpa. 

Cuando descubres que la negatividad de alguien interfiere constantemente con tu capacidad de pasar un buen rato, es hora de mantener distancia y seguir adelante.

Qué hacer con una persona envidiosa
A lo largo de tu vida, sí o sí tendrás que lidiar con gente envidiosa. Aunque lo mejor que puedes hacer es evitar este tipo de personas, no siempre será tan fácil. Tienes que aprender a convivir con ellas y sobrellevarlas.

Es muy poco probable que una persona te diga que te tiene envidia directamente, tal vez ni siquiera sea consciente de su inseguridad emocional. Pero si te das cuenta que hay muchas personas o, al menos, una persona que te tiene envidia, los siguientes son algunos pasos a seguir.

1. Aléjate de la gente envidiosa
Recuerda que si alguien te tiene envidia, es su problema. Tú no estás haciendo nada mal y no debes dejar que esto te afecte.

Por lo general, muchos suelen manifestar su envidia con comportamientos y comentarios negativos hacia vos o tu trabajo. Ignóralos. Si dejas que te afecten, estarás dándoles la razón.

Si podés cortar todo tipo de relación con esta persona, hacelo. Enfócate en las personas que sí te quieren ver triunfar. La envidia es una señal de que estás haciendo las cosas bien.

2. Examinar su comportamiento
No siempre serán tan explícitos para demostrar su envidia. Incluso puedes darte cuenta de los sentimientos de alguien al observar su forma de reaccionar, no solo en palabras sino también con expresiones corporales o gestos faciales.

Cuando una persona pone en duda tus capacidades o te dice cosas como "no lo lograrás", es muy probable que te tenga envidia. Especialmente si otras personas te dicen lo contrario. Las personas envidiosas suelen hablar con otros sobre ti, esta es otra señal de alerta.

3. Intentar ayudarlo o habla sobre sus sentimientos
Habla con esta persona acerca de lo que siente. Especialmente si no puedes ignorarla, es mejor afrontar la situación. Hacerle ver a la otra persona que la manera en que se expresa te incomoda o no es correcta.

No busques alterarla más, solo hacerle ver que su actitud no le hace bien a nadie y que es mejor cambiarla.

Una buena manera de ayudar a una persona envidiosa es siendo más positivo de lo normal al relacionarte con ella. Hacerle ver sus mejores atributos, demuestra amabilidad y ayúdala a ser mejor o alcanzar aquello por lo que te envidia.

También puedes hablar sobre tus dificultades personales para que no sienta que es la única persona con problemas y puedas relacionarte con ella. Ofrécele tu ayuda o pedirle que te apoye con algo donde puedas resaltar sus cualidades.

4. Hablar con alguien más
Muchas veces, solo actuamos bajo nuestra propia percepción, y es ahí cuando fallamos porque no tenemos una visión más amplia de la situación en la cual nos encontramos.

Si no estás seguro de que una persona te tenga envidia, lo mejor es hablar con otras personas para que te den su punto de vista. Tener una opinión externa te ayudará a identificar mejor la situación.

5. Descubre qué hizo que esa persona sea así
Todas las personas son un universo distinto. Con dudas, carencias y experiencias de vida únicas. Es por ello que debemos tratar con sumo cuidado a las que no conocemos muy bien, pero que sabemos que nos tienen envidia.

Para saber cómo tratar a esa persona es importante conocer el motivo de su envidia. Muchas veces sus reacciones pueden originarse de varias fuentes; la mayor de ellas, es el miedo a no sentirse respetado o amado.

No se trata de compartir una relación profunda de amistad, sino de comprender su situación y actuar maduramente, teniendo en cuenta sus razones.

SECCIÓN Management
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR