Actualidad

United Airlines le impidió abordar al avión a una mujer que viajaba con un pavo real como animal de apoyo emocional

31-01-2018 Fue en el aeropuerto de Nueva Jersey. "El animal no cumplía con varias directrices, incluidos su peso y tamaño", justificaron desde la compañía
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

United Airlines le negó el abordaje a una mujer que pretendía volar en compañía de un pavo real como "apoyo emocional".

Aparentemente, la mujer había comprado un segundo pasaje para su mascota, pero la aerolínea acabó rechazando su petición.

"El animal no cumplía con las directrices por varias razones, incluidos su peso y tamaño", justificaron desde  la compañía.

Un portavoz de la empresa dijo que habían informado a la clienta en tres ocasiones que no le iban a permitir viajar con el ave, incluso antes de que llegara al aeropuerto con el pavo subido al hombro.

La escena en el aeropuerto Newark Liberty de Nueva Jersey, Estados Unidos, se convirtió en el centro de todas las miradas, y no tardaron en aparecer fotografías y videos del pavo en las redes sociales.

Todo esto ha ocurrido una semana después de que Delta Air Lines anunciara una normativa más estricta para el acceso de animales de servicio y de apoyo emocional.

En 2017, Delta transportó 250.000 animales de estas categorías, lo que supone un incremento del 150% respecto a 2015. A su vez, el año pasado la compañía registró el doble de incidentes relacionados con orina, heces o mordeduras por parte de estas mascotas.

Un animal de soporte emocional sirve para tranquilizar a las personas que lo necesiten por prescripción médica. Estos animales son considerados terapéuticos y un apoyo emocional fundamental para quien lo acompaña.

Dada su importancia, su acceso a los aviones para ir con sus dueños de viaje está garantizado siempre que se muestre "un certificado médico que atestigüe la necesidad de viajar con un perro de asistencia", especifica Lufthansa en su página web.

La compañía aérea explica también que para permitir que un animal viaje en el avión debe haber sido educado para comportarse correctamente en un entorno público. "Le permitimos llevar al animal en el interior de la cabina sólo bajo la condición de que le obedezca y se comporte como es debido", escriben. Pero además, debe caber en el hueco para los pies del asiento e ir atado con correa.

SECCIÓN Actualidad