Startups

Martín Migoya, CEO de Globant: "El que no emprenda a nivel global desaparecerá"

01-02-2018 El empresario afirma que se considera un emprendedor y afirma que es una "forma de vida" a la que no está dispuesto a renunciar aunque ahora se encuentre al frente de una gran compañía                                                                            
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+
Martín Migoya fundó la compañía Globant en 2003 con cuatro amigos. Hoy, esta empresa de software cuenta con 6.400 empleados trabajando para clientes como Google, Electronics Arts, NatGeo, LinkedIn o Coca Cola.

Una de los grandes activos de Globant es que al disponer de oficinas en Argentina, Uruguay, Chile, Brasil, Perú, Colombia, México, India, Inglaterra y Estados Unidos y al trabajar con muchas marcas globales tiene acceso a talento joven en todo el mundo.

"Somos unos privilegiados", presume Migoya en una entrevista a Expansión. El CEO cree que uno de los grandes problemas del sector es encontrar profesionales que estén al día de todo en un mundo que cambia a velocidad de vértigo.

"Las empresas tenemos que invertir más en formación para que las personas talentosas que tenemos en nuestros equipos no se queden desfasadas", señala Migoya.

Y agrega: "El talento sobra, hay gente buena en muchas partes del mundo. El problema es que muchas empresas piensan en el corto plazo y buscan empleados para cubrir unos skills muy concretos. Sería mejor que buscaran gente con ganas de aprender y que invirtieran en formación".

En 2006, Globant empezó a trabajar con Google en la sede que el buscador tiene en Mountain View, California. Fue entonces cuando el negocio de esta startup se convirtió en global.

"Trabajar para Google nos cambió la vida a todos, nos dio otra perspectiva y fue lo que nos ayudó a crecer". Tras esta experiencia, Migoya decidió dar el salto a Europa.

"Empezamos a trabajar para Last Minute y abrimos oficina en Londres porque nos resultaba más cómodo. Siempre supimos que nuestro mercado natural era España, pero eso retrasó un poco nuestro desembarco".

El pasado diciembre Migoya inauguró las oficinas de Globant en el madrileño Paseo de la Castellana. ¿Qué cambió en el mercado español para que Migoya haya decidido tener oficina en Madrid?

"Todas las marcas del mundo están obligados a redefinir la forma en que se comunican con sus clientes. Nosotros apostamos por hacer de esa comunicación una experiencia emocional y conseguimos que así sea a través de las apps que desarrollamos. Creo que el potencial de crecimiento de este sector es inmenso. Las empresas españolas están ahora haciendo esta transformación y nos pareció que era un buen momento para abrir una oficina", explica el directivo de la compañía de software.

Migoya se considera un emprendedor y afirma que "es una forma de vida a la que no estoy dispuesto a renunciar aunque ahora seamos una gran compañía".

En esta línea, cree que para triunfar hay que estar dispuesto a dar el salto internacional.

"Es muy duro porque hay que dedicarle todo tu tiempo, pero emprender no es montar una empresa y desentenderse. Tampoco es fundar una compañía para ganar dinero, para que pase eso pueden pasar muchos años”, advierte.

“Es tener ambición por seguir creciendo. No se puede emprender a nivel local, hay que emprender a nivel global y el que no lo entienda así desaparecerá", sentencia.

SECCIÓN Startups