Tecnología

Cómo elegir el aire acondicionado indicado

05-02-2018 El tipo "split" suele ser el más elegido, pero también hay otras variables para tener en cuenta, como la tecnología y la cantidad de frigorías
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+
Quienes ya no quieren padecer el calor del verano, se acaban de mudar o quieren cambiar ese equipo de aire acondicionado antiguo por algo más moderno, hay cierta información que no pueden pasar por alto a la hora de tomar la decisión e invertir en uno nuevo.

Comencemos por las tendencias del mercado. Durante el último cuatrimestre de 2017, de acuerdo a las principales consultoras de consumo del país, las ventas generales de aires acondicionados tuvieron un incremento de un 30% con respecto al mismo periodo del año anterior. Del total de los equipos vendidos, el 84,6% fueron de tipo split, el 7% de ventana y el restante se repartió entre los otros modelos disponibles en el mercado.

La masiva elección del aire acondicionado tipo split no es azarosa. Este modelo es el que ofrece mayores ventajas en cuanto a eficiencia, confort e instalación. Es un equipo que se divide en una unidad exterior y otra interior, conectadas entre sí por una cañería. Por lo tanto, sólo se necesita hacer un pequeño agujero en la pared para unir ambas partes, y el ruido es casi imperceptible dentro de la vivienda. Estos acondicionadores son ideales para los dormitorios porque son los más silenciosos.

Otra cuestión fundamental a la hora de elegir entre los diferentes modelos disponibles es el tipo de tecnología que incorporan. El sistema Inverter, por ejemplo, consigue alcanzar una temperatura deseada sin variaciones gracias al funcionamiento constante del compresor a bajas revoluciones y a la precisión del flujo de refrigerante.

Asimismo, el trabajo continuo del compresor evita los arranques y picos de corriente. Esto genera tres beneficios muy importantes: mayor ahorro energético, menor contaminación sonora y mayor confort, gracias a que llega rápidamente a la temperatura deseada y la mantiene a mínimas variaciones. 

En relación al beneficio energético, equipos con tecnología Inverter permiten ahorros de energía muy importantes. Por ejemplo, el split Silent Air Inverter de BGH, –disponible en 3.000, 4.500 y 5.500 frigorías– ofrece hasta un 35% de ahorro energético en comparación con los aires acondicionados tradicionales con compresor on-off.

Los aires acondicionados con esta tecnología pasaron del 3,2% de las unidades vendidas en enero-diciembre de 2016 a un 6% en el mismo periodo de 2017, con proyecciones de entre un 15% y 20% para 2018. En Europa, cerca del 75% de los equipos que se comercializan tienen esa tecnología. Incluso, ya se han dejado de comercializar equipos on-off, dando paso exclusivo a productos Inverter.

Por último, otro aspecto fundamental es saber cuál es el tamaño del equipo que se necesita para cada espacio. En ese sentido, lo que se debe hacer es calcular cuántos metros cúbicos tiene el ambiente donde se instalará. En general, se necesitan unas 50 frigorías por metro cúbico.

SECCIÓN Tecnología
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR