Politica

Con una esgrima verbal en la previa, Vidal y Baradel preanuncian un conflictivo inicio de clases en territorio bonaerense

14-02-2018 Este jueves, la gobernadora tendrá su primer mano a mano con los maestros en el comienzo de la paritaria. El Gobierno pretende mantener la línea del 15% sin cláusula gatillo. Baradel sostuvo que si se insiste con esa propuesta, "habrá conflicto"   
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Este jueves a las 17, en la sede del Ministerio de Economía de La Plata, los docentes bonaerenses y el gobierno provincial iniciarán la clásica negociación paritaria. En la jornada de este miércoles, la gobernadora María Eugenia Vidal y el titular de Suteba, recalentaron la previa y preanunciaron un clima agitado. Ambos dirigentes se cruzaron con declaraciones públicas. Como de costumbre, peligra el inicio de clases.

En la víspera de la primera reunión de la mesa paritaria docente 2018, el secretario general del Suteba adelantó que habrá conflicto si el gobierno provincial "insiste con el 15% sin cláusula gatillo" de ajuste por inflación.

"Si el gobierno insiste con el 15% sin cláusula gatillo, va a haber conflicto. Pero si actúa con racionalidad, no debería haberlo", señaló a la radio FM Blue.

En lo que hace a la reunión de este jueves, adelantó que la postura de los sindicatos del sector para encarar las negociaciones se centra en "el tema de la cláusula gatillo, con una pauta inflacionaria mucho más real que la que plantea el gobierno, y la incorporación de sumas que están por fuera del salario base".

"Vamos a escuchar y decirles que no queremos perder por inflación, que queremos que se incorporen sumas que están por fuera del básico y así ganarle algunos puntos a la inflación", señaló el dirigente gremial.

Luego, dejó un mensaje para la gobernadora: "Buenos Aires no debería tener problemas, porque tiene mucho dinero. A menos que haya una decisión política de bajarles el salario a los trabajadores y (en ese caso) Vidal deberá explicar que actúa igual que Mauricio Macri", agregó Baradel.

También subrayó que Suteba no aceptará "la cláusula de revisión" porque "Vidal ya la incumplió". Y agregó: "La firmamos en 2016 y no la cumplieron. Queremos algo que sea automático", indicó en referencia a la cláusula gatillo.

En este contexto, Baradel reafirmó su apoyo a la marcha que el próximo 21 encabezará el sindicato de Camioneros, en contra de las políticas económicas del Gobierno.

Como contrapunto, la mandataria bonaerense cuestionó este miércoles esa movilización en un acto que encabezó con el presidente Mauricio Macri: “La mayoría del país no convoca a ninguna marcha”, dijo la mandataria, desafiante. 

La declaración de Vidal tiene más de un destinatario. Una primera lectura apunta a Hugo y Pablo Moyano, que impulsan la movilización y que cada vez están más aislados ya que sus pares de la CGT se siguen bajando de la protesta (hoy fue el turno del gastronómico, Luis Barrionuevo).

Pero el mensaje también está direccionado a los sindicatos estatales -y principalmente docentes-, más combativos. ¿Qué dijo Vidal?

Este miércoles, durante una visita al Centro de Investigación Aplicada para la industria energética ubicado en Berisso, sostuvo: "Esta es la mayoría de la Argentina, la que no convoca a ninguna marcha, la que no sale en los noticieros ni en las tapas de los diarios. Somos los que nos levantamos todos los días apostando lo mejor de nosotros mismos".

La acompañaba en forma de respaldo, el presidente Mauricio Macri. El jefe de Estado sabe que la resolución de la paritaria docente repercutirá en el resto de las negociaciones.

Dos preocupaciones
Por eso, en este momento hay dos temas que le preocupan al Gobierno: la paritaria docente y el conflicto con Moyano.

En el segundo, su estrategia de desgaste está dando resultados: cada vez, más gremios de la CGT le dan la espalda al camionero. A eso se suma la reciente resolución judicial de apertura del secreto bancario de su familia.

En lo que hace a los docentes, la estrategia está en pleno desarrollo: "Baradel no va a aceptar un acuerdo ahora y mucho menos una semana antes de la marcha de Moyano, a la que adhirió, pero hay que ver con qué espíritu llega a reunirse para que la discusión siga con los pibes dentro del aula", afirmaron cerca de la gobernadora.

"Va a ser una oferta baja, pero no absurda", reconocieron desde el gabinete nacional sobre lo que ofrecerán en la paritaria. Y consideraron que Ctera "no tiene nafta para una negociación larga".

En el Gobierno dicen que Vidal está "bien plantada, tranquila; la negociación va a ser dura, pero la viene peleando bien", coincidieron dos miembros del gabinete

Así las cosas, asoma un conflicto de cara al comienzo de clases en territorio bonaerense.

Estrategia de desgaste
En su estrategia por debilitar al gremio docente más grande a nivel nacional, Ctera (del que Suteba forma parte), el macrismo alienta el ascenso de los sectores más "dialoguistas", en detrimento del sector más combativo.

Por ejemplo, el Gobierno impulsó un decreto para modificar el peso de cada sindicato con representación nacional en la mesa de negociación. Hasta el dictado del decreto, Ctera contaba con cinco de los nueve representantes de los maestros. En tanto, los otros cuatro espacios eran ocupados por los gremios de UDA, Sadop, CEA y Amet. Es decir, todo lo que decidían los miembros de Ctera podía encauzar o dar por terminada una negociación.

Ahora, el sindicato liderado por Baradel y Alesso contará con un solo miembro en la mesa de diálogo. En otras palabras, ganan peso las demás asociaciones, que en los últimos conflictos salariales se habían mostrado más proclives a evitar las medidas extremas como los paros al inicio del año lectivo.

En cuanto a la reducción de la representación de Ctera en ese espacio de discusión, desde el Ejecutivo justificaron la decisión en la necesidad de asegurar “una representación sindical igualitaria” como ocurre en las negociaciones con los gremios universitarios. 

Pero las declaraciones hechas por las dos partes dejaron el claro el tono de enfrentamiento político entre ambos sectores.

Sonia Alesso, titular de Ctera, no participó del primer encuentro del año con el ministro de Educación de la Nación, Alejandro Finocchiaro.  Al finalizar ese cónclave, Finocchiaro consideró que CTERA "privilegia la lógica política y se corren del diálogo", como CTERA que, remarcó, "prefirió el palco con (Hugo) Moyano".

Paritaria nacional
A esto se suma la decisión de la Casa Rosada de derogar la paritaria nacional.

Mediante un decreto de mediados de enero, Macri ratificó en su artículo 6 inciso b que el salario mínimo docente no podrá ser inferior al 20% por encima del salario mínimo vital y móvil vigente.

De esta manera, se eliminó la negociación que establece el piso mínimo salarial para todo el país y a partir de ahora se analizarán en las diversas reuniones los temas referidos al ambiente y condiciones laborales, capacitación y formación docente.

Es decir, se circunscribe a cuestiones no salariales. Esto provocó el enojo de los sindicatos, que argumentaban que en el texto original del decreto de 2007 decía que –precisamente- unas de las funciones de esa mesa de diálogo era analizar el salario minino del sector. En ese sentido, consideran que el Poder Ejecutivo se extralimitó y emitió una norma arbitraria.

A partir de esa decisión, cada provincia deberá negociar el incremento salarial. El Gobierno defendió el decreto porque se busca “recuperar el ámbito de discusión” para negociar otros aspectos vinculados a las condiciones laborales de la actividad.

Hasta el 2016, el incremento del piso salarial docente se negoció anualmente, pero el Gobierno eliminó esa la paritaria y ató ese piso a la evolución del salario mínimo, lo que finalmente quedó estipulado en el decreto.

Tras la publicación de la mencionada norma, los gremios nacionales cuestionaron la decisión en la Justicia, pero fueron rechazadas. En el caso de UDA, el Juzgado de Primera Instancia del Trabajo60 indicó que el amparo no es la vía idónea para ese tipo de reclamos y remarcó que "no se advierte por parte del Estado nacional omisión manifiestamente ilegal o arbitraria" con respecto a la paritaria federal. Desde CTERA apelaron ante la OIT.

La polémica por la negociación
La Ley 26.075, denominada “Ley de Financiamiento Educativo”, fue sancionada en diciembre de 2005.

Entre sus objetivos se estableció el "incremento de la inversión en educación, ciencia y tecnología por parte del Gobierno Nacional, los Gobiernos provinciales y el de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en forma progresiva, hasta alcanzar en el año 2010 una participación del 6% en el Producto Bruto Interno".

Asimismo, establece que "el Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología juntamente con el Consejo Federal de Cultura y Educación y las entidades gremiales docentes con representación nacional, acordarán un convenio marco que incluirá pautas generales referidas a:

a) condiciones laborales, 

b) calendario educativo, 

c) salario mínimo docente y 

d) carrera docente.

En abril de 2007, el decreto 457/07 reglamentó esa ley y señala que: "corresponderá que el convenio marco trate todas las cuestiones laborales generales que integran la relación de empleo de los trabajadores docentes de las jurisdicciones provinciales y de la Ciudad Autonóma de Buenos Aires. Esto es:

- Retribución mínima de los trabajadores docentes.

- Materias de índole económica, laboral, asistencial, previsional y, en general, las  condiciones de trabajo, a saber:

* Condiciones de ingreso a la carrera docente, promoción y capacitación, calificaciones del personal;

* Régimen de vacantes;

* Trámites de reincorporaciones;

* Jornadas de trabajo;

* Derechos sociales y previsionales;

* Políticas de formación docente y capacitación en servicio;

* Representación y actuación sindical;

* Títulos;

* Cualquier otra materia laboral prevista en el artículo 10 de la ley 20.675, que funcionó como principal referencia para los aumentos que posteriormente las provincias debían discutir con sus maestros. 

Fuentes gremiales le explicaron a iProfesional que la Ley Nacional de Educación 26206 dice en su artículo 67 que "los/as docentes de todo el sistema educativo tendrán los siguientes derechos y obligaciones, sin perjuicio de los que establezcan las negociaciones colectivas y la legislación laboral general y específica” y en su inciso L nombra a la negociación colectiva nacional y jurisdiccional".

Y destacan que hay provincias que a partir de esa paritaria nacional han incorporado su propia paritaria jurisdiccional, así como también otras han tomado como marco de referencia la paritaria nacional docente.

SECCIÓN Politica