Recreo

Johnny Depp: en bancarrota, decidió salir de gira con su nueva banda de rock

19-02-2018 El actor norteamericano anunció varios shows de su grupo, Hollywood Vampires, que comparte con Alice Cooper y Joe Perry, el guitarrista de Aerosmith
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Hace unos días, Hollywood Vampires, la banda de rock integrada por Alice Cooper, el guitarrista de Aerosmith, Joe Perry, y el actor Johnny Depp, anunció una gira por el Reino Unido y su participación en el Hellfest, festival de heavy que se lleva a cabo anualmente en Clisson, Francia.

Los shows serán en junio de este año y servirán para presentar en sociedad los temas del único disco que el trío editó hasta el momento, lanzado en 2015, lleno de invitados célebres (Dave Grohl, Perry Farrell, Paul McCartney, Slash, Robbie Krieger, Zak Starkey) y condimentado por algunos covers ("My Generation", de The Who; "Whole Lotta Love", de Led Zeppelin; "Cold Turkey", de John Lennon; "Itchycoo Park", de los Small Faces).

¿Alcanzará el tour musical para que Depp mejore sus castigadas finanzas? Según los asesores financieros que trabajaron con Depp, el famoso actor, que tiene hoy 54 años, solía gastar hasta hace poco cerca de u$s2 millones mensuales.

Es lo que declararon públicamente Joel y Robert Mandel, responsables de The Management Group (TMG), exasesores financieros de Depp y hoy demandados por su exempleador, que ganó durante el período que trabajó con ellos unos u$s650 millones, recordó el portal TV Show.

La disputa se empezará a resolver cuando arranque el juicio programado para agosto de este año. El actor reclama u$s25 millones. Los Mandel, solo 560.000, por daños y perjuicios.

Aunque cosechó varios éxitos en su carrera, iniciada a mediados de los 80 con un papel en el film de Wes Craven "Pesadilla en lo profundo de la noche", que le consiguió otro experto en dilapidar dinero, Nicolas Cage, Depp logró facturaciones récord con la taquillera saga "Piratas del Caribe": u$s11 millones por la primera película, u$s20 millones por cada una de las secuelas y más de u$s40 millones en "pagos adicionales".

Y "Piratas del Caribe: La venganza de Salazar", última entrega de la serie de Disney, estrenada el año pasado, costó u$s230 millones y recaudó en todo el mundo cerca de u$s800 millones.

"El dinero no cambia a nadie. Más bien te muestra tal como sos. Yo sigo siendo el mismo tipo que trabajaba en una estación de servicio", dijo Depp hace poco.

Por lo pronto, no es lo que reflejaría su estilo de vida, definido en la demanda judicial de TGM como "imprudente e irresponsable". Los exasesores aseguran que Depp es dueño de catorce propiedades en distintos lugares del mundo, cuatro islas en las Bahamas, un yate de 47 metros y doce almacenes repletos de objetos valiosos (70 guitarras de colección, obras de Klimt, Modigliani y Basquiat).

También, que trabajan para él cuarenta empleados a tiempo completo que cuestan u$s300.000 por mes y un equipo de seguridad privada que protege a Depp y los dos hijos que tuvo con la actriz francesa Vanessa Paradis (Lily-Rose Melody, de 19 años, y John Christopher, de 16) y cobra otros u$s150.000 mensuales.

Se supone que Depp gastaba hasta no hace mucho u$s30.000 por mes en botellas de vino que compraba en distintos lugares del mundo y que organizó un fiesta de cinco millones para homenajear al fallecido periodista Hunter S. Thompson, autor de la novela en la que se basó el film de Terry Gilliam "Pánico y locura en Las Vega"s, protagonizado por Depp y Benicio del Toro.

En la demanda de TGM se especifica que se diseñó especialmente para esa pantagruélica celebración un cañón de 46 metros desde el que se dispararon las cenizas del ícono del periodismo gonzo.

Naturalmente, habrá exageraciones en el texto de la demanda, pero también es cierto que Depp no ha hecho demasiado por ocultar su estilo de vida excéntrico. Su matrimonio con la joven actriz Amber Heard (tiene hoy 31 años) fue una telenovela mediática que duró poco más de un año y cortó definitivamente con siete millones de dólares para su exesposa, que lo acusó públicamente de violento más de una vez.

Son conocidos sus viajes en un Gulfstream, un carísimo jet ejecutivo de lujo que compró y que le demanda como gasto mensual otros 200.000 dólares. Cuando anda por tierra, Depp tiene más variedad para elegir: 45 automóviles de lujo que usa alternativamente.

Lejos de los tiempos de gloria en los que era candidato habitual a ganar un Oscar, Depp hoy acumula deudas y malas noticias: hace poco la revista norteamericana Forbes lo puso al tope de la lista de "actores menos rentables de Hollywood". Por cada dólar que cobra hoy, Depp solo "rinde" u$s2,8. Poco para una industria tan exigente.

SECCIÓN Recreo