Vinos & Bodegas

El boom del vino Malbec argentino: ¿cuántas botellas se venden cada 24 horas en el mundo de esta variedad?

23-02-2018 La "cepa estrella" por excelencia ya representa casi el 60% de las exportaciones totales y le saca varios cuerpos a otras uvas, como Cabernet Sauvignon
Por Juan Diego Wasilevsky
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

La industria vitivinícola argentina lejos está de haber superado el proceso de "malbequización" de sus exportaciones

La tendencia es tan avasallante que las bodegas ya no le buscan sucesor a esta variedad, sino que tienen cada vez más en claro que la Argentina es y seguirá siendo Malbec y que la clave, en todo caso, será poner el foco en comunicar nuevas zonas y estilos. 

Para ponerlo en perspectiva, de los más de 223 millones de litros que se exportaron en 2017, poco más de 125 millones correspondieron a la variedad Malbec, lo que implicó un share del 56%. 

Cabe destacar que en 2007 -cuando la Argentina estaba "surfeando" la ola exportadora, de la mano de un tipo de cambio aun muy competitivo y de un mercado como Estados Unidos que recién estaba descubriendo su pasión por esta cepa-, el Malbec tenía una participación de apenas 14 puntos. 

Es decir que, en el término de una década, esta variedad incrementó su share en 42 puntos. 

El resto de las variedades, con excepción del Cabernet Sauvignon y el Cabernet Franc, no han parado de resignar terreno en términos de market share en estos diez años. 

Una de las claves de su éxito radica en que esta variedad –originaria de Francia, donde se la conoce como Cot- se adaptó extremadamente bien a las diferentes condiciones agronómicas que imperan en la Argentina y, además, comenzó a mostrar sus distintas expresiones en terruños muy disímiles, desde la Patagonia hasta Salta. 

Hoy por hoy, la Argentina es el líder indiscutido en cuanto a la producción de Malbec a nivel mundial. Y esto se debe a que cuenta con más de 40.000 hectáreas plantadas. 

Según el Observatorio Vitivinícola, "por ahora, pocos lugares ofrecen Malbec: Chile tiene unas 6.000 hectáreas; Francia, 5.300 ha; Sudáfrica cuenta con unas 400 ha; Nueva Zelanda, 80 y California, unas 45 ha". 

¿Cuántas botellas por día se venden en el exterior? 
A la hora de dimensionar el fenómeno del Malbec argentino en el mundo, basta saber que en 2017 las bodegas locales exportaron más de 142 millones de botellas de esta variedad. 

En promedio, esto equivalió a 389.000 botellas por día, en promedio.

Para ponerlo en perspectiva, una década atrás los establecimientos nacionales despachaban a un ritmo (también promedio) de 160.000 botellas diarias, es decir, un 60% menos. 

La supremacía de esta variedad sobre el resto, es más que evidente. 

Las 389.000 botellas exportadas cada 24 horas superan por lejos al volumen que las bodegas logran con el Cabernet Sauvignon, cepa de la que se despachan 74.800 botellas. 

En el caso del Chardonnay, la tercera variedad más comercializada fuera del país, el ritmo de ventas en el exterior suma el equivalente a 38.000 botellas por jornada, en promedio. 

Respecto del Syrah, cuarta en el ranking general, sus exportaciones totalizan casi 21.900 botellas diarias. 

Mejores perspectivas para 2018
El 2017 dejó un saldo bastante amargo: los 223 millones de litros que se exportaron (tanto de vino fraccionado como a granel) implicaron una caída del 13% respecto de los niveles de 2016. 

Sin embargo, de cara a este año, las perspectivas mejoran para los expertos.  

Desde el Observatorio Vitivinícola indicaron que "venimos de dos vendimias muy buenas en calidad pero extremadamente bajas en volumen y que, como se ha repetido muchas veces, las podemos registrar entre las más bajas de los últimos 60 años". 

"En esta línea es esperable que la cosecha 2018 sea superior a la de 2017, algo que podemos reforzar sabiendo que las heladas si bien afectaron algunas zonas puntuales, no han sido generalizadas, y resta esperar lo que pueda afectar el granizo; pero podemos decir que, seguramente, la producción de uva de Argentina se incrementará en 2018 respecto al año anterior", indicaron. 

De acuerdo a un informe de la entidad, un escenarioconservador” muestra que un aumento de la producción de uva del 15% significaría pasar de 1.900 millones de kilos a 2.200 millones para este año. 

En paralelo, desde el Observatorio citaron las proyecciones de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV), en el sentido de que la producción mundial viene de sufrir la peor caída en 50 años "debido principalmente a la disminución de los tres principales productores de vino del mundo: España, Francia e Italia". 

"Para tener una idea de la magnitud, entre los tres países la disminución es de aproximadamente 2.800 millones de litros en un año", en un contexto en el que la elaboración de vino promedio anual de Argentina es de 1.400 millones de litros. 

En este escenario, un país competidor del Nuevo Mundo, como Sudáfrica, enfrenta una crisis hídrica sin precedentes. 

Para el Observatorio Vitivinícola, "la caída global en producción abre una oportunidad para los vinos argentinos en el mundo". 

Sin embargo, indicaron que "las oportunidades que se presentan tienen que ser potenciadas con medidas macroeconómicas que permitan aprovechar las ventajas: la disminución de la inflación, la mejora paulatina del tipo de cambio, la disminución de los costos logísticos, la merma de la carga impositiva y las cargas laborales son algunos de estos puntos". 

SECCIÓN Vinos & Bodegas