Energías Limpias

La crisis en el INTI demora el avance de proyectos de energías renovables

02-03-2018 Las medidas de fuerza ante los despidos paralizaron la emisión de un certificado que permite a las empresas presentar ante la AFIP para reembolsar el IVA
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El conflicto por los despidos en el INTI tuvo su consecuencia menos pensada: al actuar como de fiscalizador de proyectos de energías renovables, la crisis en el organismo está entorpeciendo la construcción de obras adjudicadas en las rondas 1 y 1.5 de RenovAr.

El mes pasado, el Gobierno tenía 27 contratos de energías renovables con algún grado de avance en la construcción de las centrales, algo así la mitad de las adjudicaciones de las rondas 1 y 1.5 de "RenovAr".

Si bien la mayoría está en una fase inicial, algunos proyectos ya están en etapas más avanzadas por lo que deberían recibir la Devolución Anticipada del Impuesto al Valor Agregado (IVA), según lo contempla el plan de incentivos de la Ley 27.191 y sus reglamentaciones.

Para acceder a este beneficio, deben invertir fondos superiores al 15% del monto total comprometido para que el INTI les extienda el certificado de "Principio Efectivo de Ejecución", que los habilita a cobrar el reembolso ante la AFIP, según informa EnergiaEstrategica.com.

A cambio, el INTI cobra u$s2.000 por cada megavatio adjudicado, los cuales se destinarán principalmente a la construcción en la provincia de Buenos Aires de un centro de investigación tecnológica sobre energías limpias. Pero el cese de actividades en el ente paralizó la emisión de estos certificados.

En este sentido, Marcelo Rodríguez, presidente de Latinoamericana de Energía, empresa que ya construyó en un 97% el Parque Solar Las Lomitas (1,7 MW de potencia, adjudicado en 2016) señala que no se puede conseguir este documento para avanzar con las obras.

"Es un grave perjuicio que tenemos los empresarios que estamos abordando la construcción de los parques", señaló al sitio EnergíaEstratégica. Y agregó que la deuda hasta diciembre era de $3,1 millones, que creció hasta u$s5 millones. "El problema no es por la AFIP, sino por el INTI que no está trabajando desde enero por los despidos", agregó.

Los empresarios del sector plantearon el problema ante el Ministerio de Energía y Minería, pero no obtuvieron respuestas. No obstante, antes del conflicto, las firmas habían elogiado la tarea del organismo en la homologación de sus plantas.

SECCIÓN Energías Limpias