Negocios

Quiénes son los cuatro jugadores globales que se disputarán el liderazgo del mercado del litio

05-03-2018 Un informe de Morgan Stanley, que proyectó una caída del precio de 45% hacia 2021, volvió a poner en el debate quién, cómo y cuándo liderará la industria
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Al litio se lo conoce como "oro blanco" por su color albo plateado y porque en la última década se ha convertido en uno de los productos más apetecidos a nivel mundial, según afirma Economía y Negocios Online.

Todo apunta a que será la base de la energía del futuro, por su poder de almacenamiento y conducción, en un mundo en que se proyecta una electrificación total del transporte, y en que la demanda por dispositivos electrónicos crece de manera exponencial. 

Pero esta semana el panorama se ensombreció. Un lapidario informe de Morgan Stanley difundido el lunes proyectó que el precio del carbonato de litio caerá 45% hacia el 2021 hasta los u$s7.330 por tonelada versus los cerca de u$s14 mil la tonelada que se cotiza actualmente, explicado en la sobreoferta que protagonizarán los nuevos proyectos de SQM y Albemarle, tras los acuerdos con Corfo en el Salar de Atacama, además de sus propios proyectos en otros países.

Y la reacción fue masiva y violenta. SQM perdió u$s1.877 millones de capitalización bursátil y otros u$s2.609 millones Albemarle.

A pesar del informe, las proyecciones de los principales actores siguen siendo auspiciosas y, hasta ahora, ninguna firma ha anunciado que detendrá sus proyectos luego del informe del banco estadounidense, sino todo lo contrario.

Patricio de Solminihac, gerente general de SQM, dijo en conferencia con analistas que la demanda de litio irá subiendo en torno a las 50 mil toneladas anuales, lo que implicará que en cinco años se duplicará, llegando a un rango de entre 400 mil y 450 mil toneladas.

Luke Kisam, presidente de Albemarle, también salió a defender sus proyecciones y dijo que la electromovilidad en la industria implicará un aumento de la demanda de litio que pasará de las actuales 220.00 toneladas de carbonato de litio equivalente a más de 800.000 toneladas a 2025.

Esto, suponiendo que la penetración de los vehículos eléctricos subirá desde el 1,3% actual a 12%.

Eduardo Bitran, vicepresidente de Corfo, también salió al paso: "Las proyecciones de incrementos de producción (de Morgan Stanley) me parecieron excesivamente altas. No entiendo de dónde sale esa información, es un estudio bastante poco preciso", disparó.

En todo caso, agregó que "creemos que sí va a caer el precio, pero no en la forma que ellos lo pronostican. Y no nos preocupa que caiga el precio, porque efectivamente el precio había subido porque Chile se había salido de la expansión de la oferta; y ahora, tras el acuerdo con SQM, quisimos mostrar que Chile quiere ser el líder mundial de esta industria, y evidentemente va a caer".

Daniela Desormeaux, de SignumBox, dice que las expectativas de crecimiento de la electromovilidad han puesto en acción a inversionistas y consumidores, y se espera que la demanda de litio crezca entre un 12% anual en un escenario base, y un 15% anual en un marco optimista, explica la experta.

No por nada su valor se ha triplicado en cinco años. Y si hace 20 años solo el 6% de la producción global del litio se destinaba a fabricar baterías, ahora este ítem representa el 46%.

Quienes deben responder ante esta demanda son cuatro países: Chile, China, Argentina y Australia, naciones que registran las zonas naturales con la mayor cantidad de reservas de litio en el mundo.

Eso sí, cada uno ha explotado el litio a su ritmo. Chile considera el litio como estratégico y es el Estado el que otorga o no la llave para su explotación. Argentina en cambio tiene varios proyectos, mientras que China es el principal importador y Australia, el mayor productor.

SECCIÓN Negocios
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR