Negocios

La mayor procesadora de huevos de la Argentina, a concurso preventivo de acreedores

08-03-2018 La crisis del sector y la compra de las acciones de la dueña de Cresta Roja dejaron a la empresa al borde del default. Su directorio acaba de solicitar la apertura de un proceso concursal a la justicia con el objetivo de reestructurar su pasivo
Por Andrés Sanguinetti
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Ovoprot, la principal empresa argentina y sudamericana en procesamiento y exportación de huevo líquido y en polvo, acaba de solicitar a la justicia la apertura de su concurso preventivo de acreedores. Lo hizo, luego de que su directorio analizó la agobiante situación financiera por la que atraviesa y que se ha visto deteriorada en los últimos meses, más que nada luego de la compra de una participación accionaria de Proteinsa, sociedad dueña de los activos de Rasic Hermanos, a su vez controlantes de Cresta Roja.

El año pasado, Ovoprot había quedado al borde del default luego de que no pudo cumplir con el pago de intereses de una serie de Obligaciones Negociables (ON) por $50 millones. "El sector avícola sufrió una crisis de rentabilidad en los últimos cinco años que afectó gravemente su rentabilidad. Ante este estado de cosas, la sociedad a fin de lograr una mayor competitividad, decidió expandirse dentro de la actividad avícola adquiriendo una participación accionaria en Proteinsa", sostiene el presidente de Ovoprot, Sebastián Perea, durante una reunión de directorio convocada para analizar el futuro de la compañía.

Según se desprende de la información enviada por la firma a la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, la sociedad consideró en ese momento positivo extender sus negocios hacia la producción de pollos como estrategia para mitigar los efectos adversos del sector de producción de huevos. Sin embargo, la crisis se extendió al punto que el año pasado fue el peor en la historia de las empresas avícolas haciendo que las inversiones en Proteinsa no hayan tenido para Ovoprot el resultado esperado.

Esto le impidió a la sociedad contar con la liquidez necesaria para continuar de modo regular con el cumplimiento de sus obligaciones, según se desprende de la exposición de Perea. Y frente a un estado de "impotencia financiera" y cercana a la cesación de pagos, el ejecutivo propone solicitar la apertura del concurso preventivo de acreedores "a fin de evitar un desequilibrio patrimonial de consecuencias irreversibles".

Mediante un comunicado enviado a la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, la empresa admite la imposibilidad de hacer frente a este compromisoasumido cuando lanzó las ON Serie IV PYME "Ovoprot Serie 4" el 24 de agosto del año pasado.  Ovoprot es una de las principales empresas proveedoras de huevo industrializado en el mercado argentino con una participación de mercado de alrededor del 34% y es uno de los principales exportadores del sector en Latinoamérica. De hecho, sus exportaciones representan casi el 37% de sus ingresos por venta.

En septiembre del año pasado, los conflictos sindicales volvieron a perjudicar las operaciones de Cresta Roja, incluso con la toma de una de sus plantas por parte del personal de la localidad bonaerense de Esteban Echeverría. A fines de julio del mismo año un incendio destruyó la mayor parte de la planta de incubación de la unidad productiva de localizada en San Miguel del Monte (Buenos Aires). 

Este siniestro causó una alteración de la cadena de producción de Proteinsa y de la unidad productiva afectada que terminó por comprometer el giro ordinario de los negocios de la sociedad al punto que los problemas afectaron la capacidad de pago de Ovoprot. Esto porque la empresa se constituyó como fiador de ciertas obligaciones de crédito asumidas por Proteinsa para consolidar la puesta en marcha de la unidad productiva. 

Ovoprot nació en 2001 y en la actualidad, su capital accionario está distribuido en un 55% en la familia Perea Amado. Otro 10% es propiedad de Mateo Durañona y Vedia, mientras que otro 25% está distribuidos en acciones en manos de inversores del sistema financiero. En tanto el 10% restante pertenece a un socio austríaco, accionista de Ovoprot Austria.

En el mercado local, controla el 40% del total del negocio en el cual participa. Posee cuatro plantas de producción distribuidas en las localidades bonaerenses de Pilar y San Andrés de Giles, Sauce Viejo (Santa Fe) y San Luis. Sus principales compradores en el mercado local son grandes productorasde alimentos como Unilever, Arcor, Bimbo, AGD, Kraft, Nestlé y Molinos Río de la Plata. Además, exporta a destinos de la Unión Europea, Rusia, Ucrania, Japón, Vietnam, Europa del Este, Oriente Medio, y América Latina.

SECCIÓN Negocios
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR