Negocios

Túnel Agua Negra: Roggio, Mindlin y Techint ya pusieron primera en la megaobra que impulsan Argentina y Chile

08-03-2018 Se terminaron de confirmar las identidades de quienes competirán por la construcción de la vía subterránea que unirá a la local San Juan con la trasandina Coquimbo. Diez consorcios pretenden alzarse con una obra valuada en algo más de u$s1.250 millones
Por Patricio Eleisegui
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El desarrollo del megaproyecto Agua Negra que acentuará la integración entre Argentina y Chile avanza a paso firme.

El miércoles se terminaron de confirmar las identidades de quienes competirán por la construcción del túnel que unirá a la local San Juan con la trasandina Coquimbo.

El proceso, llevado a cabo por la Entidad Binacional Túnel de Agua Negra (EBITAN), comprenderá a partir de ahora el chequeo de las condiciones técnicas y capacidad financiera de las compañías que pretenden alzarse con una obra valuada en algo más de u$s1.250 millones.

Agua Negra contempla la ejecución de dos vías paralelas de casi 14 kilómetros de extensión: una en dirección descendente, desde Argentina hacia Chile, y la otra en sentido inverso.

Ambos países ya obtuvieron financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que aportó u$s80 millones para la puesta en marcha del emprendimiento.

Según información de EBITAN a la que accedió iProfesional, de la compulsa tomarán parte 26 compañías agrupadas en 10 consorcios. La definición de quienes asumirán el control de la obra llegaría antes del mes de mayo.

"Participaron del proceso de precalificación firmas de España, Francia, China, Estados Unidos, Suiza, Chile y Argentina", indicaron desde la organización.

Un grupo de "peso pesados" de la construcción local ya marcan presencia en la línea de largada. Un ejemplo: Marcelo Mindlin a través de Sociedad Argentina de Construcción y Desarrollo Estratégico (SACDE), la ex IECSA que hasta 2017 operó bajo control de Ángelo Calcaterra, primo del presidente Mauricio Macri. SACDE compite aliada a la asiática PowerChina.

En simultáneo, Benito Roggio participa en sociedad con China Railway Tunnel, considerada una de las gigantes de la obra pública a nivel mundial.

Otro de los "grandes" es Techint, que hizo explícita su presencia en alianza con la constructora chilena Besalco.

Riva, una desarrolladora controlada por Santiago Riva y que en Capital Federal tuvo a su cargo las remodelaciones tanto del Salón Dorado del Teatro Colón como del Centro Cultural San Martín, también está entre las candidatas. La firma también viene teniendo una participación clave en la expansión del Metrobus porteño.

Más candidatos:

La local Panedile con China Railway Construcción.

China Communications con la argentina JCR.

•La italiana Salini Impregilo SPA.

La española Ohl, la italiana Condotte y la argentina Rovella.

La argentina JCC, la austríaca Strabag, Obras Subterráneas Chile.

•La española Sacyr, la surcoreana SK Engineering, Cooperative Muratori (Italia) y la chilena ICM SPA.

La idea es que Agua Negra quede concluido en un lapso de entre ocho y diez años. El macrismo y el gobierno chileno definieron desde un comienzo a este proyecto como un puntal estratégico en pos de acelerar la integración comercial.

La obra atravesará 14 kilómetros del interior de una montaña a una altura media de 3.800 metros sobre el nivel del mar. Los estudios preliminares fueron llevados a cabo por consultoras de Argentina, Chile, Austria, Brasil y Suiza.

A su paso, el túnel integrará los atractivos turísticos de varias zonas como Valle Fértil, Jáchal e Iglesia, entre otras. Es valorado como una pieza clave en la integración comercial entre los dos países y hasta potencialmente con el resto del Mercosur.

En concreto, a través del nuevo corredor bioceánico se conectará el Atlántico con el Pacífico desde Porto Alegre (Brasil) hasta Coquimbo (Chile).

En qué consiste el túnel
Los más de u$s1.250 millones que demandará Agua Negra serán destinados a la construcción de dos túneles paralelos de casi 14 kilómetros de extensión.

Estas vías mantendrán entre sí una distancia de 50 metros pero, al mismo tiempo, estarán conectados por galerías de auxilio vehicular cada 1,5 kilómetros.

Algunas particularidades del emprendimiento:

  • Contará con dos túneles paralelos (14 kilómetros), uno para cada sentido de circulación.
  • El acceso argentino estará a 4.085 metros sobre el nivel del mar y el chileno, a 3.620.
  • Se realizarán calzadas de 7,50 m de ancho con espacios laterales para el tránsito peatonal y la prestación de servicios.
  • La altura libre de circulación vehicular será de 4,80 metros.
  • Para emergencias, habrá galerías peatonales de conexión entre túneles que estarán separadas unos 250 metros. La de auxilio vehicular, en tanto, cada 1.500 metros.
  • Se dispondrán hidrantes para el combate del fuego a lo largo de todo el trazado.
  • Habrá un centro de control del tránsito y de monitoreo de aspectos esenciales para la circulación como ser la ventilación, iluminación y visibilidad.
  • Contará con sistemas de última generación de detección automática de incidentes, cámaras de TV y comunicaciones.
  • Tendrá edificaciones contiguas a los accesos para servicios de bomberos y socorristas.
  • Dispondrá de caminos de acceso de calzadas separadas en la zona de influencia de ambas entradas

Para un túnel mucho más corto y emplazado a menor altitud, un único "tubo" podría haber sido suficiente. Pero, dada la magnitud de la obra, los ingenieros propusieron el armado de otro auxiliar al principal.

Esto le brindará a Agua Negra una mayor seguridad. Por ejemplo, en caso de necesitar espacio libre para escapes en emergencias.

Proyecto clave y caro
El actual paso fronterizo de Agua Negra se encuentra a más de 4.760 metros sobre el nivel del mar y es atravesado por unos 10.000 autos cada año.

Entre sus inconvenientes, figura el de no soportar el transporte de carga y que debe permanecer cerrado entre mayo y octubre por las nevadas. De ahí la necesidad de avanzar con nuevas opciones de interconexión entre ambos países.

Hoy día, el principal paso de Argentina a Chile es el de Cristo Redentor, que también tiene un "detalle": suele permanecer clausurado hasta 40 días al año por el mismo fenómeno.

El nuevo Agua Negra permitirá entonces sortear varios obstáculos, entre ellos el climático, que complica la movilidad de un lado a otro de la cordillera.

La obra en cuestión será una de las más caras e importantes de América latina. Los u$s1.250 millones que demandará esta iniciativa la ubican detrás del Gasoducto Sur Peruano y de la ampliación del canal de Panamá, que forman parte del "top ten" conformado por las iniciativas más costosas desarrolladas en las últimas décadas.

SECCIÓN Negocios
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR