Finanzas

Voces de alarma en Suecia: los principales bancos se están quedando sin efectivo

08-03-2018 Las entidades bancarias más grandes del país nórdico redujeron el manejo de dínero físico a la mínima expresión y solo abastecen a cajeros automáticos  
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Los bancos más grandes de Suecia aseguran que las advertencias que el país podría estar quedándose sin efectivo son muy exageradas. Aunque reconocen que muchas sucursales no tienen ya billetes y monedas, aseguran que los cajeros siguen manteniendo efectivo.

Cada vez es más frecuente que en los restaurantes, tiendas y museos de Suecia no acepten metálico. El país nórdico es el Estado más avanzado en sistemas de pago digitales y con tarjetas de crédito. La mayoría de entidades bancarias han dejado de utilizar el dinero físico. Pero las autoridades están preocupadas porque muchas personas no tienen acceso a los servicios digitales, especialmente, las personas mayores.

En las últimas semanas, el banco central sueco dio la voz de alarma, argumentando que la mayor economía nórdica podría estar caminando hacia una economía sin efectivo demasiado rápido. El gobernador del Riksbank, Stefan Ingves, incluso ha pedido cambios legales para salvaguardar la estructura del sistema de pagos de Suecia.

Pero la industria sostiene que aún ofrece el efectivo necesario y argumenta que no tiene mucho sentido luchar contra una tendencia que los propios clientes de los bancos están impulsando. La mayoría de las sucursales bancarias de Suecia ya no tienen efectivo en las sucursales, pero la industria todavía ofrece dinero en efectivo en los cajeros. Sin embargo, el número de cajeros también se encuentra en caída libre, por lo que el problema subyacente sigue existiendo.

Hans Lindberg, director ejecutivo de la Asociación Sueca de Banqueros, cree que los bancos continuarán proporcionando efectivo en sucursales y cajeros automáticos. "Todas las partes" deben "asumir su responsabilidad" con aquellas personas que aún desean usar efectivo ", asegura.

Sin efectivo en las sucursales
Pero con el cambio de la infraestructura de pago y de las preferencias de los agentes, solo unas cuentas sucursales de Nordea Bank y SEB (los dos bancos más grandes) todavía manejan efectivo en sus sucursales, lo que hace que los clientes se remitan a los cajeros como último recurso. Swedbank también ha eliminado dichos servicios de la mayoría de sus 218 sucursales.

Incluso Svenska Handelsbanken, que ha hecho algo más que sus competidores para mantener su estructura de sucursales, ha dejado de tener efectivo en 140 de sus 420 sucursales.

El portavoz de Handelsbanken, Johan Wallqvist, comenta que el uso de efectivo está disminuyendo rápidamente, "pero muchos de nuestros clientes demandan servicios manuales en efectivo y nos ajustamos continuamente a lo que ellos quieren".

Los suecos ahora corren el riesgo de quedarse sin efectivo en determinadas partes del país. El portavoz de SEB, Frank Hojem, dice que tales reglas no cambiarán mucho. "SEB ya proporciona efectivo en básicamente todas nuestras sucursales", explican.

SECCIÓN Finanzas
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR