Impuestos

Piñera inicia su presidencia en Chile con el anuncio de una reforma tributaria

14-03-2018 El nuevo gobierno enviará un proyecto de reforma tributaria al Congreso este año para bajar impuestos                                                                                                                                           
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El ministro de Hacienda chileno, Felipe Larraín, avanzó en sus primeras definiciones a sólo minutos de asumir el mando del equipo económico.

A la salida de la ceremonia en el Congreso, en Valparaíso, el economista anunció que el gobierno entrante realizará un ajuste del gasto público.

Esto, según explicó, para contener el aumento en la deuda pública. El anuncio se realizará al alero del plazo de 90 días que tiene el Ejecutivo para publicar el decreto de manejo de la política fiscal, que considera la reducción del déficit estructural para el período 2018-2022.

"La estrechez fiscal es conocida por los chilenos. Sabemos que aquí, en parte por el frenazo económico, en parte por la sobre expansión del gasto de 2014 y 2015, y en parte por la caída del cobre, tenemos una situación fiscal difícil. Déficit altos que se tradujeron en aumentos de la deuda pública, que hoy supera los u$s 60.000 millones", dijo.

"Ya en el primer gobierno del presidente Piñera hicimos dos ejercicios de esfuerzo y austeridad fiscal, y sin duda que estamos trabajando en eso. No tiene que ser necesariamente en 90 días, pero es algo que nos parece importante", afirmó Larraín.

En marzo de 2011, la cartera que era liderada por el hoy ministro realizó un recorte del gasto fiscal que osciló entre u$s750 millones y u$s800 millones. La justificación era reducir el aporte del aparato público a las presiones de precios de aquella época, con una inflación que superó el 4% en dicho período, señala Diario Financiero de Chile.

"Sin duda, que vamos a hacer un ajuste fiscal como corresponde, con las medidas de austeridad fiscal que nos ha encomendado el presidente Piñera", destacó.

El programa contempla medidas de austeridad, como congelar las contrataciones en la administración pública, los gastos en viáticos y horas extras y los sueldos de asesores ministeriales. Además, se plantea en 10% el gasto en asesores a honorarios, se pondrá fin a las renovaciones "innecesarias" de vehículos y equipos, y habrá una regulación "estricta" de viajes de funcionarios públicos y municipales al extranjero. En total, se busca reducir o reasignar recursos públicos por u$s7000 millones.

En esta línea, Larraín criticó el alza de 0,4 décimas que registró el déficit estructural en 2017, ubicándose en 2,1% del PBI luego de la revisión realizada por el anterior ministro de Hacienda, Nicolás Eyzaguirre, en conjunto con el Consejo Fiscal Asesor. "Es grave. Vamos a tener que llegar, examinar y entender por qué ha ocurrido este incremento del déficit", lanzó.

El ministro sentenció que espera enviar al Congreso durante este año el proyecto de simplificación de la reforma tributaria, que contempla la rebaja de los impuestos corporativos de 27% a 25%, y la integración de los impuestos personales con los de las empresas en el régimen de integración parcial.

Respecto a la designación de los jefes de servicio dependientes de Hacienda, como el director del Servicio de Impuestos Internos (SII), Larraín aseguró que el anuncio se realizará esta semana.

SECCIÓN Impuestos
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR