Management

Desafiar los prejuicios: en la última década creció 38% la cantidad de mujeres que estudian Ingeniería

15-03-2018 Las especialidades Textil y Química son las más elegidas por las alumnas de la UTN, aunque crece su participación en Naval, Civil e Industrial, tradicionalmente consideradas como "masculinas"                                                 
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

En los últimos 10 años se incrementó un 38% la cantidad de mujeres que estudia alguna especialidad de Ingeniería en la Universidad Tecnológica Nacional (UTN). 

De acuerdo a datos que difundió esta casa de altos estudios, las alumnas aún representan solo el 15,6% del estudiantado pero pasaron de ser 8.623 en 2007 a 11.975 en 2016.

Las cifras, provenientes de la Dirección de Estadística de la Universidad, revelan que algunas carreras que se han considerado "tradicionalmente masculinas", empezaron a mostrar mayor participación femenina. 

El porcentaje de estudiantes mujeres creció en las ingenierías Aeronáutica, Civil, Eléctrica, Electromecánica, Electrónica, Industrial, Mecánica, Naval, Química y Textil.

A la vez, decreció en las especializaciones Ferroviaria, Automotriz, Metalúrgica, Pesquera y Sistemas de Información.

La carrera en la que más creció el porcentaje de estudiantes mujeres fue Ingeniería Textil, donde ellas pasaron de representar un 51,5% en 2007 a un 80,8% en 2016.

Le siguen Ingeniería Naval (6,7% vs. 17,2%), Civil (17,6% vs. 25,2%) e Industrial (del 17% al 25,4%).

La UTN es la única Universidad nacional y federal, dedicada exclusivamente a la enseñanza de la Ingeniería. Está compuesta por 30 Facultades Regionales que dictan distintas carreras, según las necesidades de la región en la que están insertas.

La UTN Buenos Aires es más grande de ellas, con 13.000 alumnos. Allí el porcentaje de estudiantes mujeres fue del 22% en 2017, más del doble de lo que había en 2005, cuando apenas representaban el 10 por ciento.

Si bien en todas las carreras de la UTN Buenos Aires se ha incrementado el porcentaje de estudiantes mujeres, hay casos que se destacan como la carrera de Ingeniería Civil, que pasó de tener un 7% en 2007 a 23% el año pasado.

Algo similar ocurre con Ingeniería Industrial: pasó de tener un 15% de estudiantes mujeres en 2007 a 24% en 2017.

Ingeniería Naval, que contaba con un 6% de estudiantes mujeres y registró el año pasado un salto al 17 por ciento. Por último, Ingeniería Textil, que contaba con un 54% en 2007, pasó a tener en 2017 un 78 por ciento.

El porcentaje de ingresantes mujeres en la UTN Buenos Aires en 2018 fue también del orden del 20% (1023 sobre 5078). Al igual que las egresadas; en 2016 y 2017 fue del 20 por ciento.

Otro dato a tener en cuenta es que las mujeres involucradas en proyectos de investigación representan el 30% del total de investigadores de la UTN Buenos Aires.

"La falta de estudiantes mujeres en estas carreras impacta en el déficit de ingenieros que sufre nuestro país desde hace más de una década. En Argentina se reciben 8300 por año; el desafío, del 2012 a esta parte, es lograr tener un ingeniero cada 4.000 habitantes. Hoy tan solo hay 1 cada 6.300 habitantes cuando en países como China tienen 1 cada 2.000", comunicaron desde la casa de altos estudios.

Tendencia nacional
Desde la Secretaría de Políticas Universitarias (SPU) del Ministerio de Educación de la Nación, afirman que el crecimiento del género femenino en el campo de la ingeniería es progresivo y sostenido, pese a que ha sido un campo históricamente configurado como masculino.

Entre 2012 y 2016 la población de estudiantes de esta carrera creció en forma permanente, con excepción del año 2013, período en el que la matrícula descendió un 1 por ciento.

Ese crecimiento se explica en forma progresiva por la incorporación de ingresantes mujeres, que en 2016 superó a la población de ingresantes varones (62% del total de nuevos inscriptos de ese año).

Como resultado de esta tendencia, en los últimos años la matrícula de mujeres en Ingeniería se multiplicó alrededor de un 3%. En igual medida ha descendido la matrícula de varones, aseguraron desde UTN Buenos Aires.

Sin embargo, la diferencia de los porcentajes de participación de ambos géneros sigue siendo muy significativa. Mientras que la población de varones representó en 2016 casi el 76% de los estudiantes de esta carrera, las mujeres sólo alcanzaron el 24 por ciento. 

"Esto podría dar cuenta de dos cuestiones, por un lado las políticas desde la SPU y el sistema universitario que han venido trabajando en distintas estrategias para fomentar el crecimiento de la matrícula ya que las ingenierías han sido un área de vacancia estratégica para el desarrollo del país a nivel productivo. Por otro lado las transformaciones del mercado de trabajo, así como la ampliación y diversificación de los imaginarios laborales respecto del lugar social de las profesiones y el género", aseguraron desde la Secretaría.

SECCIÓN Management
LO MÁS LEÍDO
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR