Tecnología

Negocios Tech: se recalienta la batalla por los "delivery online" en la Argentina con la llegada de un nuevo jugador

15-03-2018 El negocio consiste en ofrecer cadetes, quienes se manejan principalmente en bicicleta o moto, y buscan resolver rápidamente situaciones cotidianas como la compra de los pañales para su bebé de algún regalo, sin tener que salir de la casa, además de pedidos a restaurantes y supermercados
Por Cesar Dergarabedian
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El comercio electrónico en la Argentina tiene una histórica pata débil: la logística. El sector tuvo un 2017 con crecimiento del 52% en facturación, como informó iProfesional en esta nota, y vendió por 156.300 millones de pesos, equivaliendo al 1,3% del PBI, según calculó esa entidad.

Durante el año pasado, se vendieron 96 millones de productos a través de 60 millones de órdenes de compra, un 28% más que en 2016, y a razón de 263.000 productos por día.

Los rubros que impulsaron el crecimiento en unidades fueron alimentos y bebidas e indumentaria, según informó la cámara del sector (CACE).

Y en esos segmentos apuntan los jugadores del mercado de los envíos a domicilio de productos e incluso recados personales, como muñecas inflables.

A las aplicaciones de esta etapa del proceso comercial del envío a domicilio, como PedidosYa y las de los supermercados como Coto y Disco, se sumaron en los últimos meses la española Glovo y la colombiana-mexicana Rappi.

En este último caso hizo su presentación en sociedad en una conferencia de prensa en la que participó iProfesional, donde Sebastián Mejía, uno de los cofundadores, explicó que la aplicación ofrece un servicio puerta a puerta las 24 horas los 7 días de la semana.

Restaurantes, supermercados, kioscos, almacenes y hasta kits de mate son algunos de los servicios cubiertos a través de su sistema de envíos a domicilio. 

¿Por qué llega ahora Rappi al mercado argentino, donde invertirá unos 5 millones de dólares en el primer año de operación? Según Mejía, persisten barreras al “e-commerce” es la logística insuficiente, la baja bancarización y una interfaz de usuario de la aplicación no adaptada al uso argentino.

El eslabón clave aquí son los llamados "Rappitenderos", quienes se encargan de realizar las compras según las indicaciones de los usuarios para luego transportarlas en medios tradicionales como bicicletas o motos.  Por cada transacción se cobra al usuario entre 30 y 35 pesos más propinas. 

Para aplicar a ese trabajo deben ser monotributistas, tener un seguro que los cubra en caso de accidentes (cuya gestión se encarga la empresa) y aprobar un curso de capacitación.

Desde la aplicación se puede saber en cuánto tiempo llegará el pedido, quién es el encargado de entregarlo y otros detalles relevantes de la operación gracias a su plataforma con tecnología de última generación. 

Mejía anunció que en dos semanas llegará Rappicash, un servicio que consiste en la posibilidad de solicitar dinero en efectivo de forma inmediata y segura, abonando con una  tarjeta de crédito. 

Rappi comenzó a funcionar hace tres semanas en el barrio porteño de Palermo, donde ofrece productos y servicios de unas 200 marcas y comercios.

El reparto de segmentos por pedidos es el siguiente: 50% de restaurantes, 25% de supermercados y el resto de las otras líneas de negocio.

Colombia y México son los países de origen de esta empresa creada hace 30 meses, con presencia en Brasil dónde comenzó a operar a mediados del 2017 y ya está presente en ocho ciudades. 

La empresa ya cuenta con 800 empleados en la región y planea expandirse a mitad de año por Chile y Perú. En el primer año en la Argentina emplearán a 25 personas en el área comercial y 40 en desarrollo tecnológico.

Ingresó en marzo de 2016 a "Y Combinator", una aceleradora de compañías de tecnología y fue la primera empresa en alcanzar el millón de órdenes entregadas en América latina.

La aplicación para Android e iOS cuenta con más de 2 millones de descargas en la región, con un promedio de 50.000 pedidos diarios y un nivel crecimiento del 25% mensual.  En Palermo ya despachan mil pedidos diarios.

Hoy los servicios disponibles son restaurantes, supermercados, kioscos y tiendas, incluso lo que uno quiera, farmacia y bebidas. Aceptan pagos con tarjeta de crédito y en efectivo.

“Acá hay gran talento, negocio y tecnología”, dijo Mejías, quien anunció que desarrollarán software desde Buenos Aires a todas las filiales de la región.

Avanzada española
Rappi sigue los pasos de Glovo, una plataforma de “delivery on demand”, que desembarcó en la Argentina y que designó a Buenos Aires como su base de operaciones para América latina.

Luego de una ronda de financiación en la que recibieron 30 millones de dólares, la aplicación española llegó al país con su servicio personalizado. Los usuarios podrán comprar, recibir y enviar cualquier producto de su ciudad en menos de 60 minutos.

Además de la Argentina, ya está en Chile, Perú, Bolivia. Además consolidó su presencia en el sur de Europa, donde está presente en cuatro países: España, Italia, Francia y Portugal. El objetivo de la compañía es llegar a más de 30 ciudades en todo América latina.

La empresa, creada por el joven español Oscar Pierre, se inspiró en un modelo de negocio americano y en aplicaciones como Airbnb o Uber.  

Con la idea de “colaborizar el tiempo” basado en la economía on-demand, Pierre conoció a Sacha Michaud, quien se convirtió en su socio y co-founder.

“El hecho de comenzar a operar en la Argentina y seguir ampliándonos en Latinoamérica, es un gran desafío que enfrentamos con muchísimo entusiasmo, afirmó Pierre, fundador y CEO de la compañía.

Sus “glovers” (cadetes), quienes se manejan principalmente en bicicleta o moto, buscan resolver rápidamente situaciones cotidianas como la compra de los pañales para su bebé de algún regalo, sin tener que salir de la casa.

La aplicación dispone de diferentes categorías donde se destacan restaurantes, snacks & bebidas, farmacias, regalos y mercados

Una vez realizada la solicitud, el cliente puede ver, mediante geolocalización, que mensajero llevará su pedido y el recorrido que éste realizará, todo en tiempo real.

Desde su lanzamiento en 2015, Glovo logró 2 millones de instalaciones de su aplicación y ya supera los 500 mil pedidos mensuales. Para lanzar su desembarco en América latina, la compañía realizó una ronda de financiación de 30 millones de dólares.

Hoy tiene más de 2.500 glovers activos a nivel global, más de 20% de crecimiento mensual en pedidos, y más de 3.000 establecimientos asociados.

Está disponible en los barrios porteños de Belgrano, Palermo, Recoleta, Colegiales, Villa Crespo, San Telmo y el microcentro, y algunas zonas de La Plata. 

PedidosYa
La pionera en este mercado es PedidosYa, que este año se unió a WhatsApp para ampliar su servicio de notificaciones: ahora, quienes realicen un encargo de delivery a través de la página web o de la aplicación recibirán la confirmación de su pedido por la aplicación. La incorporación tiene por objetivo lograr una mejor comunicación con los usuarios, explicaron desde PedidosYa.

“Estamos trabajando en conjunto con WhatsApp para avanzar en nuevos features y continuar brindando una experiencia positiva y eficiente a nuestros clientes”, indicó Federica Hampe, jefa de Comunicaciones. 

PedidosYa, que cuenta con más de 15 mil restaurantes adheridos en la región, busca sumar herramientas prácticas e innovadoras para mejorar la experiencia de sus usuarios.

SECCIÓN Tecnología
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR