Economía

El Gobierno atribuye la mala calidad de empleos a los juicios laborales

25-03-2018 Los datos laborales difundidos en la semana por el Indec arrojaron que la desocupación en el cuarto trimestre de 2017 se ubicó en 7,2% de la población económicamente activa, o sea una baja de 0,4 puntos en la comparación interanual, y afecta a 923 mil personas
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Los datos laborales difundidos en la semana por el Indec arrojaron que la desocupación en el cuarto trimestre de 2017 se ubicó en 7,2% de la población económicamente activa, o sea una baja de 0,4 puntos en la comparación interanual, y afecta a 923 mil personas.

Esa caída fue acompañada por más creación de empleo, lo cual sin duda es positivo. Pero cantidad no implicó calidad. Según estimaciones de analistas, el 40% del nuevo empleo es informal.

Además, sobre la base de las cifras del SIPA relevadas por el Ministerio de Trabajo, la modalidad de empleo que más creció en 2017 dentro del sector privado fue el monotributista (+6,6%). La próxima semana se conocerán los datos de enero.

Ecolatina indicó que “más de 430 mil personas” consiguieron empleo entre el 4 trimestre de 2016 e igual de 2017, y calculó que dado que en ese lapso el trabajo formal generó 266 mil nuevos puestos, el número de ocupados en el sector informal fue casi 170 mil.

“Es decir, el 40% de los nuevos ocupados ejercen en la informalidad”, con lo cual  “el desafío del modelo actual no parece necesariamente ser la creación de empleo, sino la generación de empleo de calidad”, planteó.

También LCG alertó que en 2017  “dentro del sector privado, la mitad de los nuevos puestos de trabajo son monotributistas que cuentan con un menor grado de protección social que los asalariados; estos últimos solo explicaron 4 de cada 10 nuevos empleos privados, lo que relativiza la buena noticia de la baja del desempleo por creación de empleo”.

En el Gobierno admiten esa realidad  y apuntan contra la industria del juicio. El secretario de Transformación Productiva, Lucio Castro, evaluó en charla con algunos medios que hay “un problema histórico en Argentina, que es el desincentivo muy grande a la contratación de empleo privado registrado que tiene que ver con los juicios laborales, que nosotros empezamos a cambiar con la modificación de la ley de ART, pero sigue estando”, por eso “son muy importantes las medidas que impulsamos” con la reforma laboral que aún no se debatió.

“Argentina tiene hace casi una década estancado el empleo privado registrado en 6,2 millones de trabajadores”. El funcionario señaló que el alto nivel de informalidad “es el dato que no se ha podido cambiar porque tiene que ver con la estructura del mercado laboral”, y afirmó que el Gobierno está “haciendo un sendero que va a apuntar a la inversión en la Argentina en términos de empleo formal, que es la reforma tributaria, pero faltan cambios en los temas laborales”. 

SECCIÓN Economía
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR