Negocios

Edificación urbana: Larreta decretó la suspensión de los permisos para construir torres de más de 12 pisos en la Ciudad

05-04-2018 Se publicó en el Boletín Oficial para evitar la especulación inmobiliaria mientras el nuevo código se trata en la Legislatura porteña. El texto final es menos restrictivo que el original y afecta solo a pedidos posteriores a la fecha, no a los previos no resueltos
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

A través de un decreto de necesidad y urgencia, el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, suspendió este jueves los permisos para la construcción de torres de más de 12 pisos en los barrios, con excepción de ciertas áreas, como Puerto Madero y la zona de Catalinas, en Retiro.

La paralización de los permisos, que abarca tanto a obras nuevas como a ampliaciones de las ya existentes, tendrá una vigencia de 180. Es el tiempo que, se estima, tardará la Legislatura de la Ciudad en debatir el proyecto del nuevo código urbanístico, que fija como tope para construir en la Capital los 38 metros, es decir, aquellos 12 pisos, en los barrios caracterizados por inmuebles de altura media o baja.

La intención del Gobierno es evitar la especulación inmobiliaria mientras se discuta la iniciativa de ley.

No obstante, el texto del decreto sufrió modificaciones respecto del original que benefician al sector.

El primer borrador, conocido hace 10 días, establecía la suspensión de todos los permisos para este tipo de edificios tanto en expedientes ya abiertos, pero sin aprobación de factibilidad, como para las presentaciones posteriores a la publicación de la norma. En cambio, el contenido definitivo solo deja la restricción vigente para los pedidos que se radiquen luego de la publicación en el Boletín Oficial. Es decir a partir de hoy.

En tres artículos diferentes, según difundió el Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte, el decreto aclara que los trámites de permisos de obra nueva o ampliación iniciados con anterioridad a la fecha de publicación seguirán su curso "conforme a la reglamentación vigente" hasta el momento.

Esto incluye los presentados en esos diez días de ventana que existieron entre que trascendió el borrador original, más restrictivo, y la versión final.

"De esta forma, la discusión legislativa se brindará en un marco de transparencia y seguridad jurídica para vecinos y desarrolladores, al evitar que se aprueben durante el debate obras que contradigan el espíritu de la nueva normativa y, a su vez, se respeten los derechos de aquellos que ya obtuvieron sus permisos de constructividad con antelación al envío del proyecto", dijo el ministerio en un comunicado difundido el miércoles.

Lo que se prohíbe son las llamadas torres de perímetro libre, que crecen en medio o en parte de la manzana rodeadas de espacio libre privado sin acceso público y configuran una disrupción en el tejido urbano. Hoy pueden construirse aun en zonas de casas bajas si se adquieren varias parcelas y se unifican, gracias a una serie de cálculos matemáticos.

Si la reforma del código urbanístico prospera, habrá topes de altura previos por cuadra, nunca superiores a los 38 metros, excepto en ciertos sectores donde los edificios elevados son parte del perfil urbano y donde estarán autorizados esos emprendimientos, como el corredor de la Avenida del Libertador, Puerto Madero y la zona de Catalinas.

El gobierno porteño remitió, además, a la Legislatura un segundo proyecto de ley para modificar el Código de Edificación, sancionado en 1943. "Las dos columnas en las que se asienta el desarrollo de Buenos Aires responden a paradigmas que hoy resultan obsoletos", justificó la Ciudad.

SECCIÓN Negocios
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR