Actualidad

De Carrió a Cristina Kirchner: qué dicen los políticos argentinos sobre la caída de Lula

09-04-2018 Varios dirigentes expresaron sus opiniones acerca del proceso judicial que enfrenta el expresidente de Brasil hoy detenido por una causa de corrupción
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

La confirmación del pedido de detención del expresidente de Brasil, Luiz Inacio Lula Da Silva, por una causa de corrupción en la que fue condenado a 12 años de prisión generó reacciones en todo el arco político argentino.

"Estuve en la asunción de Lula, invitada por el PT, en enero del 2003. En ese momento era candidata a presidente y era la más votada. Cuando vi el merchandising les dije, a mi bloque, que todo iba a terminar en corrupción. Me dijeron: estás loca", tuiteó Elisa Carrió acompañando su aparición el sábado en La Noche de Mirtha.

En cambio, la exmandataria y actual senadora nacional, Cristina Kirchner, denunció que "las elites del poder" utilizaron la Justicia para la "proscripción" de Lula, hoy favorito en todas las encuestas sobre las elecciones presidenciales en Brasil. Es que al confirmarse la condena, el dirigente del PT no podrá pelear en los comicios.

"La democracia en Brasil está pendiendo de un hilo", señaló también Axel Kicillof el diálogo con el programa radial Toma y Daca de radio Cooperativa.

"Contra Lula no tienen ninguna prueba y lo meten preso igual, con la complicidad de todo el sistema judicial".

Luis D'Elía, mientras tanto, aseguró en Twitter que Clarin y la red O Globo están "felices" con la detención de Lula. "Anuncian el final de la historia. Estúpidos: la historia recién comienza. Seremos millones de Lulas en todo el continente", aseguró.


"Macri está metido en la conspiración golpista", acusó por su parte el legislador porteño del Frente de Izquierda Gabriel Solano. "Fue el primer gobierno en reconocer a Temer y ahora dice que funcionan las instituciones en Brasil, cuando tenemos una presión militar escandalosa".

Por su parte, el dirigente del Frente Renovador, Alberto Fernández, se mostró preocupado por "la arbitrariedad que condujo a la condena de Lula" ya que a su juicio "debe advertirnos del riesgo que supone que la Justicia actúe según los requerimientos políticos y mediáticos".

Desde el gobierno de Macri, también admitieron que ven con "preocupación la situación en Brasil", pero no por razones políticas, sino por una cuestión económica.

"Esperemos que pueda rápidamente resolver este tema institucional que lleva mucho tiempo", dijo el ministro del Interior, Rogelio Frigerio en declaraciones radiales el fin de semana.

"Es muy importante que Brasil esté bien, que crezca, tiene un impacto muy favorable en la economía de la región y de nuestro país", destacó.

"Confiamos en la fortaleza institucional de nuestro principal socio comercial y que haya tranquilidad institucional para poder sostener este proceso de recuperación de la economía y de la situación social que se viene viendo en los últimos meses", aseveró.

SECCIÓN Actualidad