Marketing

Fox y Turner celebran su gol por anticipado: el fútbol pago por TV está por alcanzar el punto de equilibrio

13-04-2018 El objetivo para que las cuentas comiencen a cerrar se cumpliría cuatro meses antes de lo previsto. Esto ocurre cuando ya es posible consumir ciertos contenidos a través del móvil. Los desafíos de las dueñas de los derechos para el corto plazo. Y los nuevos interrogantes regulatorios
Por Andrea Catalano
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Ya hay casi dos millones de abonados al pack fútbol.

La cifra viene creciendo a pasos acelerados y permitió que las empresas que se hicieron de los derechos de transmisión -Fox y Turner (TNT)- estén a punto de alcanzar el break-even (punto de equilibrio financiero).

Así, el objetivo que perseguían parece cumplirse en los tiempos y formas previstos, y ahora el desafío es ir por más.

A la alternativa de contratar el combo futbolero para los partidos de todas las fechas y los contenidos exclusivos creados por Fox y TNT, han sumado (con adhesión creciente) la posibilidad de poder ver los goles de cada jornada a través del celular.

Se trata del servicio de Personal que, a cambio de $12 semanales, brinda la alternativa de ver esos goles -que se emiten por la pantalla de FOX- con apenas cinco minutos de delay.

Esta opción es muy valorada por aquellos que no contrataron el paquete futbolero y que no quieren esperar hasta la noche, o al día siguiente, para ver los compilados. Más de 300.000 clientes de la operadora ya se han sumado.

Así, entre:

- El 1,9 millones del "pack fútbol" incorporado por todos los prestadores (Cablevisión, DirecTV, Supercanal, Telecentro, Red Intercable, Colsecor, Telered, Cablexpress y otros operadores más pequeños del interior)

- Más los 300.000 que declara Personal

Ya se superó la barrera de los 2 millones de abonados a los servicios del fútbol, en un contexto en el que todos los esquemas de pago colaboraron para que se esté por alcanzar el punto de equilibrio.

Fox y Turner se comprometieron a pagar más de $17.000 millones por los derechos de transmisión del fútbol argentino durante cinco años.

Cuando volvió el esquema pago al deporte más popular de la Argentina, tras ocho años de gratuidad con Fútbol para Todos, el cálculo inicial indicaba que, para que resultara rentable, debían alcanzarse los 2,5 millones de abonados a los paquetes ofrecidos por las prestadoras.

Esa cifra se basaba en un universo de ocho millones de hogares que pagan por ver televisión, tal como informó iProfesional en agosto del año pasado.

En aquel entonces, la expectativa era alcanzar una base de 2 millones de abonados en agosto de 2018. Sin embargo, tal como está evolucionando el negocio, esa meta se estaría logrando con casi cuatro meses de antelación.

Desde que el fútbol comenzó a pagarse en su totalidad (en noviembre del año pasado, tras las elecciones de octubre), la cantidad de abonados no ha dejado de crecer.

Desde ese entonces, los paquetes proponen cuatro partidos por fecha, que se definen sobre la hora.

El servicio por suscripción arrancó en septiembre con cerca de 400.000 clientes. Desde ese punto de partida, la curva ha sido ascendente hasta alcanzar el 1,9 millón de abonados, según señalan diversas fuentes del sector.

Sólo entre Cablevisión y DirecTV (este último, con la totalidad de su base digital) aportan casi 1,5 millones. El resto se divide entre los cableros que conforman el gran pelotón del sector.

A ellos se le suman los 300.000 clientes de Personal, que se anotician de cada gol a través de un sistema de aviso, vía SMS, que incorpora un link que se comparte por diversos medios.

El pack fútbol comenzó costando $300 en marzo pasado y ya registró su primer incremento del 10%, hasta los $330.

Previo a ello, hubo un hecho inédito: para ver los partidos de los torneos de verano el usuario también debía registrarse al servicio pago.

Hasta ahora, ese limitante y la suba del abono no parecen haber hecho mella en la comercialización.

Un gran desafío para este negocio se producirá cuando comience el Mundial de Rusia, que se desarrollará entre el 14 de junio y el 15 de julio.

La TV Pública transmitirá 32 partidos (sobre un total de 64) incluidos los de la Selección Argentina, además de la ceremonia inaugural, dos cuartos de final, las dos semifinales y la final.

Ante esa gratuidad y el receso de la Superliga, uno de los interrogantes es qué estrategia implementarán las señales para que no decaiga la nómina de abonados y, cuando todo vuelva la normalidad, incorporen nuevos.

Lo que viene, lo que viene
Mientras tanto, lo que parece que irá surgiendo de manera paulatina es la oferta de contenidos de fútbol en el móvil, del estilo del que ofrece Personal.

Fox también cuenta con su aplicación para recibir directamente en el teléfono los videos con los goles de Fox Sports.

Pero tiene una limitación: está disponible sólo para los clientes de la compañía móvil del Grupo Telecom que, hacia finales de 2017, totalizaban 19 millones de líneas, según informó la empresa en su balance.

Fox y Turner (que tal como se presenta el negocio podrán festejar de manera anticipada el haber llegado a su punto de equilibrio), tienen los derechos de la televisación del fútbol argentino hasta el 2022.

En medio, irán surgiendo otras cuestiones vinculadas con los contenidos, motorizadas por la convergencia de las telecomunicaciones que ahora se encuentra en su primera fase y que habilitará a las distintas compañías a ofrecer servicios en combo.

Sin dudas, la propuesta de contenidos será uno de los principales ejes de competencia a futuro.

Claro que todo irá evolucionando en la medida en que puedan mejorarse los despliegues de las redes móviles, básicamente de tecnología 4G.

Según los expertos, para que aparezcan nuevas propuestas de consumos a través del smartphone, esas redes móviles tendrán que contar con mayor capacidad y funcionar mejor.

En países más avanzados, el fútbol es uno de los contenidos clave para ganar clientes. De esto puede dar cuenta Movistar en España, más allá de cuestiones puntuales que están ocurriendo hoy día (la empresa decidió que no iba a convalidar un precio exorbitante por ese contenido), al igual que otros países de la región como Perú.

El fútbol -que en la jerga regulatoria de las telecomunicaciones es llamado "contenido relevante"- se presenta como un tema clave para un sector en el que cada compañía irá compitiendo cada día más a partir de la programación que ofrece.

La transmisión en vivo, ya sea de noticieros, espectáculos deportivos o programas de interés general, entre otros acontecimientos de alto impacto, son las estrellas que irán acentuando la diferencia entre un prestador y otro, en cualquiera de las formas existentes.

El mercado de la televisión paga en la Argentina está conformado por 699 empresas, de acuerdo con datos de Business Bureau (BB). Pero son cuatro los prestadores que mueven el grueso del negocio. El resto, en su gran mayoría cableoperadores, dan una pelea acotada al interior del país.

Otras grandes compañías, como Movistar, han deslizado su interés por ingresar en ese negocio.

Queda claro que el fútbol irá ganando en relevancia en la competencia que se abre en materia de telecomunicaciones. Y que será uno de los aspectos a observar detenidamente, justo en momentos en que acaba de ingresar al Senado un proyecto de ley que pone el tema en discusión (al menos muy por encima).

Las futuras decisiones de las firmas dependerán de lo que se decida en el Parlamento. Pero eso formará parte de otra historia.

Por lo pronto, el fútbol vuelve a ser un gran negocio. Claro está, porque hay consumidores dispuestos a pagar por un servicio que ahora llega a través de diferentes pantallas y formatos.

SECCIÓN Marketing
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR