Impuestos

Preparan decreto para bajar la presión impositiva de los PPP y hacerlos más competitivos

12-04-2018 El Gobierno decidió preparar un decreto en donde se establecerá el diferimiento del IVA con el fin de abaratar los contratos de Participación Público Privada que el gobierno de Mauricio Macri utiliza para impulsar las obras viales
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+
En días se abrirán los sobres de los primeros contratos de Participación Público Privada (PPP) para los corredores viales, pero la herramienta que iba a subsanar la caída en los fondos para la obra pública, traería más problemas que soluciones.

Los empresarios locales ya habían adelantado en Casa Rosada que las obras PPP van a ser más caras que las licitaciones normales. Y ahora, en el marco de la visita oficial del Mariano Rajoy, los españoles hicieron saber lo mismo.

La preocupación que corre desde hace días en los despachos de los ministros que están ligados a estos contratos es que finalmente las licitaciones fracasen o, en el peor de los casos, se confirme el rumor que asegura que Jefatura de Gabinete no quiere que Macri firme algo que tenga un costo elevadísimo que sea difícil de justificar (se habla de 300% de diferencia en el kilómetro de ruta frente a una licitación tradicional).

Frente a esto, tres fuentes confiaron a El Cronista que el Gobierno decidió preparar un decreto en donde se establecerán beneficios con el fin de abaratar los contratos.

"En principio, lo que establecerá es una metodología de cálculo. En vez de pagar el IVA de los intereses el primer día se podrán ir pagando a lo largo de la obra. Son interpretaciones de la ley", explicó una fuente que vio parte del texto.

La apertura de los sobres de los primeros PPP es el próximo 20 de abril y ahí el Gobierno tendrá una primera foto de la reacción del sector privado.

El problema se presentará con mayor crudeza para las próximas licitaciones de estos contratos llave en mano en donde el privado consigue la financiación, negocia con sindicatos y proveedores. A cambio, por un período de tiempo establecido la podrá explotar vía un contrato de concesión.

El problema a sortear es que, según dicen las constructoras locales, los equity que exige el Gobierno son muy altos "y eso deja el negocio a los bancos extranjeros y nosotros nos convertimos en proveedores de ellos".

La cuenta que hacen las compañías grandes que logran encontrar un socio externo de tamaño que les permita tomar un crédito externo saben que lo harán por arriba de la tasa que hoy le prestan al gobierno, por lo que podrían obtener un prestamos al 10 por ciento.

El otro problema es que en una plaza como la Argentina, las compañías que pueden participar de estas obras son pocas. Y son muchas menos las que puede participar en dos.

SECCIÓN Impuestos
LO MÁS LEÍDO
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR