Actualidad

Macri llegó a Lima para participar de una Cumbre de las Américas que tendrá como ejes la corrupción y la cuestión venezolana

14-04-2018 Este sábado, el Presidente mantendrá reuniones bilaterales con el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, y con el vicepresidente de los Estados Unidos, Mike Pence. Buscará avanzar en acuerdos comerciales en un encuentro marcado por la ausencia del estadounidense Donald Trump 
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El presidente Mauricio Macri llegó en la tarde de este viernes a Lima para participar de la VIII Cumbre de las Américas, en la que el eje del debate será la "Gobernabilidad democrática frente a la corrupción".

Acompañado por la primera dama, Juliana Awada, el Presidente llegó al aeropuerto internacional Jorge Chávez, la principal terminal aérea de la capital peruana, a las 19.10 hora de Argentina.

Tras un breve paso por el hotel en el que estará alojado entre el viernes y el sábado, Macri inició su actividad oficial en la noche del viernes en el Gran Teatro Nacional Limeño, donde se llevó a cabo el acto inaugural de la cumbre.

Este sábado, el presidente Macri expondrá en el marco de la sesión plenaria central que se realizará a partir de las las 10.45 (hora argentina), en el centro de convenciones de Lima.

Pasado el mediodía, el jefe de Estado argentino mantendrá tres reuniones bilaterales, según adelantaron fuentes oficiales. 

Así, está previsto un encuentro bilateral con Justin Trudeau, el primer ministro de Canadá, con el que ya se ha visto en Davos el último mes de enero.

Luego Macri se reunirá con el vicepresidente de los Estados Unidos, Mike Pence para afianzar lazos bilaterales y tratar temas de interés conjunto para la región, y a las 14 se encontrará con el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos.

A continuación, Macri se reunirá con el senador estadounidense Marco Rubio, quien está a cargo del comité específico de América Latina de la comisión de Asuntos Exteriores del Senado, y luego con el vicepresidente de Panamá, Juan Carlos Varela Rodríguez.

Tras la foto oficial y el almuerzo de trabajo, el Presidente mantendrá un encuentro con la prensa argentina presente en la cumbre y luego partirá de regreso hacia Buenos Aires

La comitiva argentina en Perú se completa con el canciller Jorge Faurie, el ministro de Producción, Francisco Cabrera; el secretario de Comercio Miguel Braun; el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo, y el vocero presidencial, Iván Pavlovsky.

La corrupción y Venezuela, ejes de la cumbre
La lucha contra la corrupción es el tema dominante de la Cumbre de Lima, pero la dificultad de alcanzar una posición común sobre la crisis en Venezuela ya acapara buena parte de los debates.

La reunión de mandatarios se realiza en ausencia notable de los presidentes Donald Trump, Nicolás Maduro y Lenín Moreno y con el telón de fondo de la crisis venezolana y el asesinato de un equipo de prensa ecuatoriano en la frontera con Colombia.

Los mandatarios Evo Morales (Bolivia), Juan Manuel Santos (Colombia), Enrique Peña Nieto (México) y el primer ministro de Canadá Justin Trudeau, participaron en la III Cumbre Empresarial, antesala de la Cumbre de las Américas que se inicia esta noche con una cena oficial en la presidencia peruana.

Sin embargo, Venezuela ha acaparado la atención en las horas previas a la cumbre. Maduro no fue invitado y desistió de venir como había prometido, pero en las calles limeñas estuvo presente a través de manifestaciones convocadas por seguidores y detractores.

Desde Caracas, la oposición pidió a los participantes del cónclave hemisférico que rechacen las elecciones del 20 de mayo, boicoteadas por la mayor parte de la oposición.

En Lima, las delegaciones que se encargan de pergeñar la declaración final de la Cumbre siguen tratando de disipar diferencias para alcanzar una fórmula sobre Venezuela aceptable para todos. Según fuentes cercanas a la negociación, podría haber consenso para incluir la fórmula "los resultados de las elecciones carecen de legitimidad y credibilidad" en vez de desconocer el resultado de los comicios como proponen los 14 países del Grupo de Lima.

El canciller chileno, Roberto Ampuero, que se reunió en la embajada de Chile en Lima con los diputados venezolanos Luis Florido y Sergio Vergara, afirmó en una declaración que "es importante para Chile que haya elecciones libres, con garantías para todos".

"Si esto no ocurre, las elecciones son ilegítimas, no son válidas y no van a ser reconocidas ni por Chile ni por la comunidad internacional", aseguró.

Chile, tercer receptor de venezolanos después de Colombia y España, acaba de crear una "visa de responsabilidad democrática" para los venezolanos que "escapan del país buscando democracia y prosperidad".

En Quito, el presidente Lenín Moreno confirmó el asesinato en cautiverio de los dos periodistas y el chofer del diario El Comercio, que habían sido secuestrados el 26 de marzo en la frontera con Colombia por un grupo disidente de la exguerrilla de las FARC.

Santos condenó el hecho y desde Lima manifestó su respaldo a Ecuador "para que los responsables de este crimen sean llevados a la justicia".

Ivanka Trump, activista
En una cumbre dedicada a la corrupción que socava la democracia y el desarrollo de la región, la estrella de la jornada ha sido Ivanka Trump, la hija mayor de Donald Trump, ausente de Lima por la crisis de Siria.

La joven empresaria y exmodelo anunció en el marco de la Cumbre Empresarial un plan de u$s150 millones para insertar a las mujeres en la economía latinoamericana.

"Por cada dólar que invirtamos, el sector privado movilizará 3 más", dijo la empresaria, que espera alcanzar los u$s500 millones para fomentar el "acceso al capital, el trabajo y las oportunidades" de las mujeres.

Y es que cuando una mujer tiene éxito, "la familia, la comunidad y el país también lo tienen", dijo la joven, que participó en un panel para hablar del empoderamiento económico de la mujer con alianzas público-privadas.

Ivanka Trump y su marido Jared Kushner forman parte de la delegación de Estados Unidos en la cumbre en Lima, liderada por el vicepresidente Mike Pence.

La iniciativa de Ivanka Trump se suma al compromiso de ocho multinacionales, con el impulso del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), de sumarse al #100KChallenge para capacitar, conectar y certificar a más de 100.000 mujeres de empresas de las Américas para 2021.

Y es que en la época del #Metoo, empresarios, políticos, periodistas y analistas han analizado a lo largo de dos días las formas para incentivar la vocación empresarial de las mujeres en la región que cuenta sólo con un 12% de mujeres en cargos directivos.

El Producto Interno Bruto (PIB) de América Latina crecería en u$s2.500 millones si la brecha de género de participación laboral se cerrara completamente, aseguran los organizadores.

SECCIÓN Actualidad
LO MÁS LEÍDO