Autos iPro

CEO de Fiat Chrysler: "El diésel está condenado"

15-04-2018 Sergio Marchionne afirmó que "no tiene sentido" negar la crisis de este combustible. El ejecutivo destacó, en cambio, que su grupo apostará por eléctricos 
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El CEO global de Fiat Chrysler Automobiles, Sergio Marchionne, dio un nuevo golpe a la tecnología de motores gasoleros al decir que "es posible que las ventas de automóviles diésel nunca se recuperen, ni siquiera volviéndose un combustible más respetuoso con el medio ambiente".

"Desde el Diéselgate, la participación de las ventas de diésel se ha reducido mes a mes", sostuvo Marchionne en una entrevista con el sitio británico Autocar.

El líder del grupo ítalo-americano declaró que "no tiene sentido" negar la crisis del diésel. "Está claro que el costo de hacer que estos motores alcancen los nuevos estándares va a ser prohibitivo", sentenció.

En consecuencia, Marchionne anticipó que su grupo dará un viraje de cara el futuro: "La tecnología electrificada ofrecerá mejores rendimientos que la inversión en una nueva generación de motores diésel", explicó.

Por último, el ejecutivo fue tajante: "No estoy seguro de que tengamos la fortaleza necesaria en la industria para revertir esta situación. Los mercados se han vuelto en contra del diésel y casi lo han matado. Está condenado".

Adiós al gasoil
El grupo FCA ya tomó la decisión de no ofrecer más modelos de ninguna de sus marcas con motor diésel, lo cual se concretaría en 2022.

Entre los planes se incluyen Fiat, Alfa Romeo, Maserati y Jeep, quienes en los próximos cuatro años deberán ir liquidando progresivamente la oferta de sus gamas.

Por ahora, FCA no hizo declaraciones oficiales sobre el tema, ya que el plan de futuro de la compañía, que marca el rumbo de FCA para los próximos cuatro años, no se presentará hasta el día 1 de junio, según Motorpasión.

Una de las definiciones más importantes es sobre los productos de Jeep, que en algunos mercados son muy exitosos por esta motorización.

Entre las principales razones para que los fabricantes se decanten por decir adiós al combustible se encuentran el retroceso del nivel de ventas, en parte por las prohibiciones a la circulación de vehículos diésel en ciertas ciudades y, sobre todo, las nuevas normativas de emisiones que obligan a los fabricantes a hacer grandes inversiones en desarrollo  sobre todo viendo la tendencia del mercado con respecto a este combustible- para una tecnología que es popular en turismos casi exclusivamente en Europa.

Así, cada vez serán más los fabricantes que decidan ir relegando el diésel a una segunda fila o bien eliminarlo por completo de su oferta, a favor de nuevos sistemas de propulsión, ya sean híbridos convencionales, híbridos enchufables, los tan de moda mild-hybrid con sistema eléctrico de 48V o incluso eléctricos puros.

Una de las primeras marcas en deshacerse por completo del diésel fue Lexus, quien ya desde 2011 se centró en sus modelos híbridos y nafteros, dejando de ofrecer versiones de gasóleo en toda su gama.

Además, su matriz Toyota también baraja la posibilidad de no lanzar ningún nuevo diésel, mientras que Renault comentó que en alguna ocasión podría prescindir del diésel en sus modelos más pequeños.

Volvo, por su parte, ya afirmó que no tiene intención de desarrollar una nueva generación de motores diésel.

SECCIÓN Autos iPro
LO MÁS LEÍDO