NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Impuestos

Aun con familia, crédito y empleada doméstica, desde $46.180 se paga Ganancias

Aun con familia, crédito y empleada doméstica, desde $46.180 se paga Ganancias

Si bien la actualización del mínimo en 2018 se actualizó por 28,77%, el piso de los trabajadores no creció para todos en la misma proporción

18.04.2018 11.41hs Impuestos

Si bien la actualización del mí­nimo no imponible del Impuesto a las Ganancias para los empleados en relación de dependencia en 2018 se actualizó por un í­ndice que dio 28,77%, el piso desde el que empiezan a tributar los trabajadores no creció para todos en la misma proporción, debido a que hay deducciones que no se actualizan.

A partir de 2018, el mí­nimo no imponible del Impuesto a las Ganancias para la cuarta categorí­a y las deducciones especial, por cónyuge que obtenga rentas por debajo de los $66.917,91 anuales (en la práctica, que no trabaje), por hijos menores de 18 años o incapacitados, por empleada doméstica y por 40% de los alquileres se ajustan anualmente por el coeficiente que surja de la variación anual de la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (Ripte), indicó a El Cronista Ezequiel Passarelli, del estudio SCI.

El mí­nimo no imponible será de $66.917,91; la deducción especial, $321.205,97; la deducción por cónyuge, $62.385,29; por hijos, $31.461,09, y por alquileres, 66.917,91 pesos.

El Ripte surge de dividir las remuneraciones imponibles (sujetas a aportes) con destino Sistema Integrado de Jubilaciones y Pensiones (SIJP) y el total de trabajadores dependientes que figuran en las declaraciones juradas recibidas mensualmente por la AFIP de parte de los empleadores. Así­ este í­ndice refleja las remuneraciones promedio de los trabajadores del sistema.

En cambio, los intereses hipotecarios siguen fijos en una deducción de $20.000 anuales, así­ como la prima de seguro o los gastos de sepelio, en $996,12, porque son cifras establecidas por ley.

Por otra parte, a partir de 2017, se eliminaron algunas deducciones, como otros familiares que incluí­an a hermanos, nietos, abuelos, suegros, el yerno o la nuera que podí­an declararse "a cargo". También se redujo la edad máxima de los hijos que se pueden deducir de 24 a 18 años, recordó Passarelli.

Así­, un empleado soltero pagará Ganancias desde un sueldo de bolsillo de 29.855,68 pesos. Uno casado cuyo cónyuge no trabaje empieza a pagar impuesto a partir de los $34.654,54 neto mensual, calculó el especialista de SCI.

Pero, incluso, un empleado que recibe $46.180,71 netos mensuales y que tiene esposa que no trabaja, dos hijos que mantener, un crédito que pagar y contrata a una empleada, ya empieza a tributar este gravamen, explicó Passarelli al matutino, al decir que "se supone que le sobra".

Te puede interesar
Zoom Recomendadas