Management

CFO dejaron atrás el manejo de caja y ganaron poder en la mesa chica, pero quedarán obsoletos si no adquieren nuevas "skills"

24-04-2018 Cada vez más gerentes generales provienen de la rama financiera, por eso se les exige habilidades blandas y conocimiento de instrumentos financieros orientados al negocio. Expertos aseguran que la Argentina puede ser un "semillero" de talentos para esta posición
Por Paula Krizanovic
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Este año los Chief Financial Officer (CFO) en Argentina definieron poner el foco en su propia capacitación. Nuevos instrumentos financieros, tecnología Blockchain y criptomonedas, y minería de datos son, para muchos de los referentes de este sector, todavía una incógnita.

El rol de este ejecutivo central de las organizaciones atravesó en los últimos años un cambio definitivo. Luego de haber nacido para velar por la sostenibilidad de la "caja", su papel fue mutando para delegar esa tarea en un equipo de técnicos administrativos eficientes y pasar a ocupar un asiento clave en la "mesa chica", con la meta cuidar que se cumpla el plan estratégico.

"El CFO se volcó mucho más al negocio. Se sienta con el directorio, y desde un punto de vista financiero, evalúa si los proyectos o la estrategia son viables. Al mismo tiempo, suele tener un equipo de especialistas que le permiten mantener lo administrativo y contable en orden", confirmó Nicolás Rocha, Senior Executive Manager Michael Page, a iProfesional.

"Es el que tiene los datos, el que mejor los puede interpretar y dar la recomendación más adecuada. Por eso difícilmente un CEO tome una decisión cuando el CFO le dice que no. No somos la única voz pero somos influenciadores muy importantes en la dirección", describió Marcelo Roitman, Director de Finanzas y Administración de ManpowerGroup.

"La misma organización dejó de ver al CFO como el tipo que hace los balances, y se interpreta que es alguien que se sienta a pensar los negocios", resumió.

Esta variación en el rol se denota además en las características que las compañías requieren a la hora de encarar la búsqueda de un especialista en finanzas.

Al ser consultado al respecto, Juan Manuel Cueto, Mananging Partner de Wall Chase indicó que "tal vez el mayor cambio se ve en el paso de búsquedas de un profesional con funciones netamente contables y administrativas, al modelo actual que exige un CFO con mayor manejo de instrumentos financieros orientados al negocio".

Consolidada esta mutación en sus funciones y con mayor poder de decisión que antes, los CFO avanzaron en nuevas tareas, sobre todo en la Argentina, donde los constantes volantazos normativos, el cepo cambiario, los vaivenes en las tasas de interés y pronósticos inflacionarios, y las devaluaciones los mantuvieron ocupados en salvaguardar la rentabilidad y el capital de las compañías.

Roitman reconoce que, desde aquella época en la que no se podía girar regalías o pagarle a un proveedor en el exterior, muchas de las tareas se simplificaron desde el punto de vista operativo, mientras que otras se complejizaron: "Tenés la complejidad argentina, con tasas de interés de 27%, clientes o proveedores que quieren cobrar o pagar a los 90 días, etc".

Esta trayectoria delinea un perfil particular para los titulares de finanzas locales: "Por las particularidades que tiene la Argentina, se necesita que el CFO tenga una adaptación al cambio permanente y que sea resolutivo, porque los inconvenientes surgen en forma cotidiana. Por otra parte, suele ser un referente interno para los empleados por su conocimiento de punta a punta de la empresa y del negocio", apuntó Rocha.

Cuidar la caja no fue la única tarea diferencial: "En Argentina tenemos el desafío adicional de hacerle entender a accionistas, potenciales inversores, etc. cuál es la situación en la macro y microeconomía, las oportunidades de inversión y porqué conviene seguir apostando a este país. Eso es un reto extra versus lo que ocurre en Chile, Colombia o Perú, donde hay tasas inflacionarias y de interés más convenientes. Y es necesario explicar pero también entusiasmar a quienes tienen el poder de decisión", destacó Roitman.

Un caso particular en este mercado es el rol que el referente financiero cumple en la multitud de empresas vinculada a la producción agrícola y agroindustrial. "En este caso el manejo de variables externas como los precios de commodities o los instrumentos financieros para estar cubierto versus cambios de moneda, son fundamentales, mostrando que este tipo de perfiles debe tener un conocimiento amplio de todas las variables del negocio", apuntó Rocha.

Como resultado de estas experiencias, algunos expertos ya consideran que la Argentina es una fuente de CFO todo terreno para los negocios globales.

"Los nuevos skills que han ido adquiriendo estos perfiles permitió que la carrera del CFO no solo sea para sumar nuevas unidades de negocio o países a su 'scope' sino también tener la posibilidad de ser un 'backup' del número uno de la compañía. Muestra de ello, es que en los últimos 12 meses hemos visto que el porcentaje de gerentes generales que provienen de la rama financiera se ha incrementado", dijo el ejecutivo de Michael Page.

Cueto concordó con que "el CFO se ha visto favorecido en la carrera de sucesión para el CEO", y agregó que "el mercado argentino ha formado grandes profesionales en la materia, y ha sido un muy buen semillero para exportar talento a la región y a las casas matrices".

Actualización
Si bien hasta ahora el peso del CFO en las estructuras de las compañías creció sostenidamente, ningún ejecutivo en este puesto puede dormirse en los laureles. La necesidad de nuevas habilidades será la clave para seguir avanzando en la carrera corporativa.

"Aquel director financiero que dedicaba la mayor parte de su día a las hojas de cálculo (tratando de averiguar los futuros escenarios de la empresa) sólo es parte de la imaginación de todos aquellos que no conocen verdaderamente el día a día de las corporaciones modernas", describió recientemente en una columna de opinión Lucas Medola, CFO de PayPal para Latinoamérica.

Al describir cómo estos profesionales dejaron de ser "un agente burocrático" y tienen variadas tareas que incluyen no solo acompañar decisiones estratégicas sino evaluar la asignación de presupuestos para acciones de marketing o desarrollo de personal, el ejecutivo de la empresa de pagos online alertó sobre la necesidad de que éstos estén atentos a la influencia de la tecnología y a los hábitos de los consumidores de generaciones más jóvenes.

Medola fue categórico y definió: "Todo CFO que ambicione larga vida en su industria tiene que saber medir y gestionar los riesgos de una toma de decisión y no sólo evitarlos".

Roitman confirmó que en la red de Finanzas y Administración de la organización empresaria IDEA, la cual encabeza, se debatió cuál puede ser el siguiente paso para los especialistas financieros que aspiren a llegar a CEO, y muchos arriesgaron que no estaría demás animarse a un cambio lateral para empaparse mucho más del negocio antes de aspirar al puesto de número uno.

En la misma red se preparan para este año actualizaciones en Blockchain y criptomonedas, así como sobre inteligencia artificial aplicada a finanzas. Son también una preocupación constante la economía digital y la industria 4.0, según contó Roitman, quien forma parte de la "task force" del G20 sobre estas temáticas.

"El CFO debería liderar junto con la gente de tecnología este cambio respecto de robotización, minería de datos, inteligencia artificial para tener toda la información en la toma de decisiones. No solo debe aprovechar la tecnología para obtener los datos, sino tener al equipo haciendo análisis de esos datos en lugar de tareas repetitivas de menor valor agregado", opinó el directivo de ManpowerGroup.

Roitman reconoce que para algunos profesionales de finanzas no será sencillo adaptarse a esta nueva era, pero "un CFO que no pueda reentrenarse o aprender habilidades para entender de qué se trata este cambio, que prefiera quedarse usando el Excel en lugar de un sistema más complejo, no va a poder acompañar al negocio, hacer recomendaciones bien fundadas, predecir antes los problemas y seguir siendo de cada vez más valor para la empresa".

Esta actualización de las habilidades y conocimientos digitales no son los únicos requisitos que deberán cumplimentar quienes aspiren a crecer desde esta posición hasta el sillón de número uno.

Cueto asegura que cada vez más las búsquedas de CFO llegan acompañadas de descripciones donde se solicitan habilidades blandas como trabajo en equipo, visión, liderazgo y flexibilidad. "Si bien el área financiera es demandante, se ha agregado esta flexibilidad buscando CFO más 'actuales'", confirmó.

Roitman apuntó que, en la medida en que el CFO no solo trabaja con su equipo sino que también se sienta en la mesa de directorio y con el equipo comercial, no puede dejar de tener ganas de trabajar en conjunto, capacidad para delegar tareas y a la vez de liderar. "Eso es un desafío para muchos CFO a los que todavía les gusta más la parte técnica que otras. Pero el que se queda en la oficina acostumbrado a su planilla y a solo enviar un reporte, está liquidado", expresó.

"Hay que reforzar habilidades que naturalmente no son el fuerte del CFO, como por ejemplo storytelling, porque al provenir de carreras duras esto se le presenta como una dificultad adicional si aspira a una posición donde va a tener que hablarle al mercado, a la compañía, a la prensa", añadió. 

SECCIÓN Management
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR