Economía

El acuerdo con Carrefour puso en la mira a Cavalieri y desató la rebelión de los empleados

22-04-2018 Luego de que el sindicato aceptara retiros voluntarios, rebaja de cargas patronales y reducciones salariales, varias sucursales permanecieron cerradas y la compañía debió negociar con un delegado opositor al histórico líder del Sindicato de Empleados de Comercio  
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+
Cuando se suponía que el acuerdo alcanzado entre Carrefour y Sindicato de Empleados de Comercio había calmado las aguas, la rebelión de los empleados ante las condiciones negociadas por el histórico dirigente sindical Armando Cavalieri paralizó el sábado a la mañana las operaciones de varias sucursales de la cadena de supermercados, sobre todo aquellas ubicadas en la ciudad de Buenos Aires.

Con la realización de asambleas, los empleados de Carrefour desconocieron lo acordado por Cavalieri y paralizaron durante varias horas los establecimientos porteños.

Según trascendió, la multinacional francesa iniciará el lunes negociaciones directas con el sector conducido por Ramón Muerza, un dirigente que busca poner fin a los 32 años de Cavalieri en la conducción del gremio.

Muerza se reunió este sábado con altos directivos de la compañía en un hotel céntrico porteño, y se comprometieron a seguir las negociaciones el lunes por la tarde, con la intervención directa del presidente de Carrefour.

Pocas horas después de anunciar el acuerdo, quedaron en evidencia las dificultades de Cavalieri para controlar a los delegados de base porteños, que paralizaron las actividades en varias sedes porteñas.

El viernes, Carrefour consiguió el respaldo del líder de Comercio para avanzar en mil retiros voluntarios, reducción salarial, cierre de locales y dejar latente la posibilidad de más reestructuraciones hasta 2021.

El entendiemiento puso punto final al Proceso Preventivo de Crisis hasta el 31 de marzo de 2021. 

Cavalieri deberá enfrentar en pocos meses unos comicios internos en los que el ascendente Ramón Muerza amenaza con poner fin a un reinado que se extendió por más de tres décadas.

Con el acuerdo firmado, muchos delegados de base temen que se genere un efecto contagio en una actividad que emplea a unos 100 mil asalariados.

Según supo Infobae, el retiro voluntario será por un 150%, y para el cómputo se tomará en cuenta el convenio colectivo vigente de la actividad y no habrá ninguna quita.

SECCIÓN Economía
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR