Economía

Supermercados se quejan y piden igual trato que Carrefour

23-04-2018 Supermercados regionales, mayoristas y chinos dicen que tienen dificultades por la caída del consumo. Critican las ventajas que logró la cadena francesa
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Los supermercados regionales agrupados en la Cámara Argentina de Supermercados (CAS), la Federación (Fasa), la Cámara de Distribuidores Mayoristas (Cadam) y los supermercados chinos se quejaron del acuerdo al que arribó Carrefour que le permite reducir el 50% de sus aportes patronales y reclamaron un trato igualitario.

En un comunicado titulado "el supermercadismo argentino pide igualdad de trato", las entidades regionales advierten que "la crisis del sector podría terminar perjudicando en mayor medida a sus socios de todo el país".

Las entidades mostraron su preocupación "por las ventajas concedidas a la firma Carrefour para llevar a cabo su proceso de reconversión".

"Las prerrogativas que le fueron otorgadas a la firma francesa exceden lo previsto en un Procedimiento Preventivo de Crisis (PPC) normal y que en caso de no otorgarse las mismas facilidades a todas las empresas del sector que lo soliciten, se estaría frente a un tratamiento discriminatorio hacia los supermercados pymes y cadenas regionales de todo el país que enfrentan situaciones críticas de igual o mayor magnitud", señalaron.

"La totalidad de los socios de CAS y FASA vienen sobrellevando dificultades a raíz de la caída del consumo y los desmesurados aumentos de costos, pero además deben enfrentar la competencia del comercio ilegal y de grandes cadenas cuyo objetivo es apoderarse de la totalidad del mercado, si les fuera posible", expresaron.

Advirtieron que "existe un riesgo concreto de que esta situación de crisis del sector supermercadista termine favoreciendo una vez más al proceso de concentración que destruye a empresas nacionales que reinvierten el país en lugar de enviar regalías al exterior".

"Sería muy grave que las ventajas que ha obtenido Carrefour adicionalmente al PPC, como la reducción de aportes patronales, se concedieran discrecionalmente a esa compañía", indicaron.

Consideraron que "apoyar a las empresas nacionales Pymes que trabajan en la legalidad y generan empleos estables es una obligación inexcusable para el Gobierno Nacional".

En tanto, los mayoristas agrupados en Cadam reaccionaron también ante el acuerdo al que arribó Carrefour y consideraron que la reducción de aportes patronales sería una medida "creativa y positiva" si se le otorgara como incentivo a todas las empresas argentinas.

Recordaron que "en la década del 90 las cadenas multinacionales avasallaron los negocios de proximidad y a las cadenas argentinas de distribución".

Agregaron que "particularmente Carrefour generó utilidades durante 32 años y cuando su operación internacional se desploma por efecto de Francia y Brasil, considera la opción de una presentación preventiva de crisis por tres años de pérdida consecutiva en Argentina, sin aducir problemas de gestión pero despide a su CEO y principales directores".

"Pero en forma urgente el Ministerio de Trabajo y Faecys le posibilitan una reducción del 50% de sus aportes patronales (que debe ser autorizado por AFIP), para facilitarle su plan de ajuste con recursos del Anses que corresponden a todos los trabajadores, además de acceder a la desvinculación de 1.000 empleados que serán invitados a renunciar, indicaron los mayoristas.

"Esta actitud generosa de reducción de aportes sería creativa y positiva si se le otorgara como incentivo a todas las empresas argentinas que incorporen personal adicional a su nómina, sumando aportes al Anses y no restando", sostuvieron .

"Es correcto cumplir la ley, pero muchos nos cuestionamos a la justicia por sus criterios de aplicación y cuando le toca a quienes “defienden” a los trabajadores, se toman decisiones que no condicen con su proclama", indicaron.

A su turno, Yolanda Durán, titular de Cedeapsa, una de las cámaras que agrupa a los supermercados chinos, dijo: "no veo bien el acuerdo al que arribaron con Carrefour. Los empresarios tienen rehenes a los trabajadores para negociar con el gobierno. Consiguen 50% de descuento de aportes y pueden despedir gente en cualquier momento. Armando Cavalieri se sentó para la foto. Me parece que está mal. Todos tendríamos que tener ventajas. Ni en su propio país, Francia, la cadena logra descuentos como los conseguidos acá", se quejó.

SECCIÓN Economía
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR