Finanzas

El BCRA intervino en el mercado de futuros y el dólar minorista cerró a $22,90

08-05-2018 La cotización del billete estadounidense escaló 57 centavos al público. Durante la jornada llegó a tocar un máximo de $23,40 en algunas entidades. Además, ayudó a calmar a la City el mensaje del Presidente Mauricio Macri en referencia a pedir asistencia al Fondo Monetario Internacional
Por Mariano Jaimovich - Ruben Ramallo
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Desbordado. El Gobierno no puede controlar al dólar, y está apelando a otras "recetas" de las ya utilizadas para intentar calmar a la City, como intentar un acuerdo para obtener un mega crédito en divisas con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y también empezó a actuar en el mercado a futuro, con contratos por unos u$s400 millones, para aquietar las aguas y manejar las expectativas para el valor del billete verde desde esa plaza.

Desde el inicio mismo de las operaciones, el mercado cambiario mostró una demanda muy activa que llevó el precio de referencia en el circuito mayorista a un tope de $23,15, lo cual implicó una suba del 4,6% con respecto al cierre anterior.

Finalmente, el billete mayorista subió 43 centavos para cerrar en $22,40, es decir, 2% comparado a la previa.

Según analistas del mercado, el Banco Central intervino en el mercado de futuros (MAE y Rofex) y provocó el efecto deseado de causar un retroceso en el dólar que cotiza en la plaza de contado (spot).

"La entidad monetaria logró su cometido de contener al precio de la divisa, utilizando esta vez únicamente pesos y en poca cantidad, con la compra de contratos de dólar a futuro en dólares, donde sólo debe pagar el 10% de la posición, y va liquidando la diferencia para compensar", afirmaron desde ABC Cambios a iProfesional.

En estos mercados a plazo, donde los inversores y empresas intentan asegurarse un valor para la compra de divisas en determinada fecha futura, se operó un total de más de u$s1.000 millones, de los cuales unos u$s400 millones colocó el Banco Central.

En el segmento de contado se negoció un volumen total de u$s707,5 millones. Es decir, un incremento en la cantidad de 23 por ciento.

"Cambios bruscos de cotización y alteraciones frecuentes de la tendencia fueron la característica sobresaliente de una jornada agitada y con incertidumbre en el mercado", resumió el analista Gustavo Quintana.

Cabe recordar que el dólar mayorista empezó la rueda a $22,50, es decir 54 centavos arriba que el final del lunes, para luego arrojar en la rueda un valor máximos de $23,15 y un mínimo de $22,25, que marcaron con claridad la amplia dispersión de precios que tuvo el tipo de cambio en la fecha.

Por el lado del precio minorista, el billete cerró con un alza de 57 centavos a $22,90 promedio. Es decir, muy cerca del récord histórico de los $22,99 del jueves de la semana pasada, en la previa a las medidas tomadas por el Banco Central un día después, como subir la tasa 675 puntos básicos hasta el 40% anual y de limitar al 10% la cantidad de divisas que pueden tener disponibles los bancos.

En el Banco Nación la cotización al público escaló 50 centavos para posicionarse en $22 para la compra y $22,80 para la venta.

El valor más elevado ofrecido por las entidades de la City concluyó a $23,05 en el Supervielle, seguido por los $23 del ICBC, HSBC y Patagonia.

Aunque durante la rueda la referencia para la venta llegó a escalar en algunas sucursales hasta $23,40.

En la plaza informal, el blue escaló 70 centavos hasta los $22,70, aunque igual quedó por debajo del precio convalidado por el promedio oficial minorista.

La presión sobre el precio comenzó a descender con el transcurso de los minutos, a partir de algunos rumores que incluían la posibilidad de solicitarle asistencia al FMI y que se confirmaron luego de las palabras del Presidente.   

El mensaje de Macri en la Rosada se puede sintetizar en la siguiente frase: "De manera preventiva, he decidido iniciar conversaciones con el FMI para que nos otorgue una línea de apoyo financiero. Christine Lagarde nos confirmó que vamos a arrancar hoy mismo a trabajar en un acuerdo"

En tal sentido, previamente había trascendido que tanto el Presidente Macri como el Ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, habrían hablado en horas de la mañana con la titular del FMI, Christine Lagarde. 

El monto que obtendría el Gobierno del Fondo Monetario Internacional es de u$s30.000 millones.

    Tasas y futuros
    En este contexto, en el mercado secundario del Lebacs, para el tramo más corto de 8 días de plazo la tasa fue de 41%, a 44 días llegó a 42% y a 134 días al 40 por ciento.

    Ante estas rentabilidades atractivas, en esta plaza se operó un equivalente en pesos de u$s630 millones, el monto más elevado desde el 9 de abril pasado.

    Este incremento en el monto negociado se debe a que la tasa de interés en la plaza secundaria se ubicó por encima de la tasa de referencia de política monetaria del Banco Central, que se ratificó este martes en el 40% anual.

    Además, justificó que en las últimas semanas "las condiciones internacionales, sumadas a algunos factores locales, generaron una situación de inestabilidad en el mercado cambiario".

    "El menú habitual de opciones con que cuentan los bancos centrales frente a episodios de este tipo incluye permitir un deslizamiento del tipo de cambio, realizar intervenciones cambiarias para evitar una sobrerreacción del mismo y aumentar la tasa de interés para moderar el impacto inflacionario", resumió el organismo conducido por Federico Sturzenegger.

    Por el lado del mercado de futuros del Rofex, en el que intervino el BCRA con unos u$s200 millones, se operaron u$s834 millones, de los cuales más del 60% se negoció para mayo a $22,94, con una tasa de referencia de 38,3%.


    Al mismo tiempo, el 95% del volumen operado fue transaccionado para el corto plazo, es decir, de mayo a julio. Y, en general, los precios subieron un promedio de 50 centavos, acompañando el alza del spot.

    El período más extenso transado fue julio a $24,21, y las posiciones a fin de año se posicionaron a un precio de $26,75. En resumen, en la City se convalidó durante la jornada que la devaluación del tipo de cambio sería durante 2018 de 43,4 por ciento.

    Más allá de las intervenciones del BCRA en el Rofex, también la entidad monetaria participó en otra plaza de futuros: el OCT MAE, lo que también brindó mayor calma al mercado, ya que se centra en operar sobre las expectativas de precio de los inversores para los próximos meses.

    Para colmo, al Gobierno no sólo le están jugando en contra las presiones del mercado local, sino que también el contexto internacional está arrojando noticias negativas, como el fortalecimiento mundial del dólar, algo que genera la devaluación de las monedas de prácticamente todo el mundo, sobre todo las de los mercados emergentes.

    Así, el billete estadounidense se apreció el martes a su máximo nivel del año contra una canasta de monedas, "debido a la incertidumbre política en Italia antes de recortar sus ganancias tras la decisión de Estados Unidos de retirarse del acuerdo nuclear internacional con Irán", informaron desde Reuters.

    El avance del dólar se estancó antes del anuncio del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de sacar al país del pacto del 2015, que alivio las sanciones económicas a cambio de que Teherán limite su programa nuclear. Por lo tanto, Trump afirmó que reimpondrá las sanciones.

    "Esto probablemente iba a pasar. En general, no cambia la historia sobre la fortaleza del dólar con las alzas de las tasas de interés de la Reserva Federal y las dificultades en Europa", dijo John Doyle, vicepresidente de negociaciones y comercio de Tempus en Washington.

    Así, el euro declinó 0,5% a 1,186 unidades por dólar, tras tocar los 1,1836, su registró más débil desde finales de diciembre, mostraron datos de Reuters.

    SECCIÓN Finanzas
    NOTAS RELACIONADAS
    TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR