Actualidad

"Las condiciones mundiales están cada día más complejas", aseguró Macri para explicar las tratativas con el FMI

08-05-2018 "Suben las tasas, el petróleo y se devalúan las monedas de los países emergentes", enumeró el Presidente para describir el contexto internacional. "Frente a esta nueva situación y de manera preventiva, decidí iniciar conversaciones con el FMI", agregó 
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

En medio de la tensión por el dólar y su impacto sobre la inflación, el presidente Mauricio Macri decidió de manera sorpresiva dar un mensaje desde la Casa Rosada y anunciar que inició conversaciones para obtener financiamiento del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Fue un mensaje grabado, que se dio luego de que la divisa volviera a dispararse y llegase a los $24 este martes en algunos bancos pese a la batería de medidas que tomó el Banco Central la semana pasada.

Al comenzar su discurso, Macri informó que tomó la decisión de "iniciar conversaciones con el Fondo Monetario Internacional" para que le otorgue a la Argentina "una línea de apoyo financiero". 

"Estamos recorriendo el único camino posible" en lo que hace a la política económica que definió el Gobierno, sostuvo, "evitando unan gran crisis económica que nos haría retroceder".

"Desarrollamos una política económica gradualista, para equilibrar el desastre que nos dejaron en las cuenta públicas, cuidando a los sectores vulnerables y creciendo", agregó.

Explicó luego que la política tomada "depende mucho del financiamiento externo" y que si bien en los primeros dos años de gestión el contexto fue favorable, en la actualidad el mundo está convulsionado.

"Las condiciones mundiales están cada día más complejas: suben las tasas, el petróleo y se devalúan las monedas de los países emergentes", enumeró a la hora de describir el contexto internacional.

"Frente a esta nueva situación y de manera preventiva, decidí iniciar conversacionse con el FMI para que nos otorgue una de línea financiera".

"Hablé con Christine Lagarde", dijo Macri, a lo que añadió que "hoy mismo" comenzaron a trabajar "en un acuerdo" que fortalezca "este programa de crecimiento y desarrollo".

Definió el apoyo como un "respaldo" para enfrentar este nuevo contexto económico.

Finalmente, en un mensaje muy corto, concluyó: "Cumpliendo con los compromisos y alejándonos de la demogogia y la mentira estoy convencido que el camino que tomamos va a lograr un mejor futuro para todos".

Tras el anuncio el dólar minorista se ubicó, según la cotización del Banco Nación, en $22,70.

Prestamista en tiempos de crisis
Como adelantó iProfesional la semana pasada, si la solución no pasaba por vender dólares, subir las tasas ni operar futuros, sólo restaba apelar al FMI, según había indicado un banco como opción válida en caso de que arrecie el pánico.

Los mercados claramente tienen desconfianza, "siendo esta la razón por la que ahora están fijando los precios al entender que una interrupción repentina en los flujos de capital afectará a la Argentina y forzará al país a una caída financiera y económica".

Así de clarito y con estas palabras se expresan desde el XP Securities, una importante boutique con sede en Nueva York y llegada a varios funcionarios locales.

"Sabemos por experiencia que cuando asoma el pánico, las autoridades deben reaccionar. Y la mejor decisión que la administración Macri puede tomar en estos momentos para recuperar algo de estabilidad es lograr un acuerdo stand-by plurianual con el FMI", señalaron sin ningún tipo de tapujos.

En esa entidad creen que el proceso de ajuste fiscal que está siendo implementado por la administración oficial "es sólido", razón por la cual será suficiente para los técnicos del FMI.

Consideró, además, que "la mejor estrategia posible sería que el Gobierno argentino evite recurrir a los mercados durante un par de años, para que ese proceso de ajuste de las cuentas públicas pueda avanzar con relativa tranquilidad".

"Creemos que la reacción de los mercados a la implementación de un acuerdo stand-by sería bastante alcista, independientemente de los posibles costos en la reputación", detalló el banco de inversión en un paper dirigido a sus clientes.

Además, en XP Securities argumentaron que no hay una razón lógica para poner a la economía argentina "de rodillas" por querer reducir la inflación a un dígito en 2019.

Tampoco creen que -bajo las actuales circunstancias- una eventual nueva suba de tasas, incluso por encima del 40%, pueda marcar una diferencia en la confianza de los inversores.

Después de los u$s9.000 millones conseguidos por Luis Caputo en enero, virtualmente nadie pudo volver a colocar deuda en los circuitos internacionales.

Es sabido que el Gobierno no lo haría por el costo político que debería asumir, pero eso no quiere decir que acudir a la entidad le resulte tan espantoso como al kirchnerismo.

SECCIÓN Actualidad