Finanzas

¿Cuáles son las características de un crédito "stand-by" como el que Dujovne le pidió al Fondo Monetario?

10-05-2018 Constituye el instrumento crediticio "típico" del Fondo para los países que enfrentan crisis y tienen necesidades de financiamiento externo 
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El acuerdo "stand-by", que solicitó la Argentina este miércoles al FMI, permite al organismo "respaldar" las políticas que "ayuden a salir de las crisis" a los países que lo soliciten y su duración "generalmente" abarca un período de entre 12 y 24 meses.

Según la descripción publicada en la página web oficial del FMI, "todos los países miembro que enfrenten necesidades de financiamiento externo son elegibles para acceder a un acuerdo 'stand-by', con sujeción a las políticas del FMI".

Sostuvo que "la duración de un acuerdo 'stand-by' es flexible" y precisó que "generalmente abarca un período de 12–24 meses, pero no mayor de 36 meses, acorde con la necesidad de atender problemas de balanza de pago a corto plazo".

"El marco del acuerdo 'stand-by' permite al FMI responder rápidamente a las necesidades de financiamiento externo de los países, y respaldar políticas que los ayuden a salir de las crisis y volver a un crecimiento sostenible", subrayó.

Argumentó que en una "crisis económica", los países "necesitan financiamiento para poder superar sus problemas de balanza de pagos".

El denominado Acuerdo de Derecho de Giro fue creado en 1952 y constituye "el instrumento crediticio típico empleado por el FMI".

Respecto del reembolso, el organismo indicó que el pago de los recursos tomados en préstamo en el marco de ese acuerdo vence dentro de 3 años y tres meses a cinco años de efectuado el desembolso.

Subrayó, además, que los recursos comprometidos "están sujetos a una comisión inicial cobrada al comienzo de cada período de doce meses por los montos que podrían ser utilizados durante el período".

"La tasa de interés de los Derechos Especiales de Giro determinada por el mercado, con un nivel mínimo de cinco puntos básicos, más un margen (actualmente, 100 puntos básicos), que juntos representan la tasa básica de cargo", indicó el sitio oficial.

Precisó que se paga "una sobretasa de 200 puntos básicos sobre el monto del crédito pendiente que supere el 187,5% de la cuota" y aclaró que si el préstamos "se mantiene por encima del 187,5% de la cuota después de tres años, esta sobretasa se eleva a 300 puntos básicos".

El FMI resaltó que los Acuerdos de Derecho de Giro "fueron mejorados en 2009", mientras puntualizó que "se racionalizaron y simplificaron las condiciones exigidas".

Además, "se incrementó el monto de recursos que pasaron a estar inmediatamente disponibles, como resultado de la duplicación de los límites de crédito en respuesta a la crisis financiera mundial".

Desde su creación en junio de 1952, el acuerdo de derecho de giro (Acuerdo Stand-By) del FMI ha sido utilizado una y otra vez por los países miembros, y constituye el instrumento crediticio típico empleado por el FMI para otorgar préstamos a los países de mercados emergentes y avanzados.

Los acuerdos stand-by fueron mejorados en 2009, al igual que el conjunto más completo de herramientas del FMI, para darles más flexibilidad y capacidad de respuesta. La modalidad de "alto acceso" arrancó más acá en el tiempo.

La Argentina firmó 18 acuerdos de este tipo desde 1958 hasta 2003.

SECCIÓN Finanzas
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR