Economía

Dólar caliente: se intensifica compra de particulares y los bancos se abastecen de billetes

11-05-2018 Las entidades públicas y privadas suministraron más divisas a sus sucursales, ante una demanda que duplica el ritmo habitual. Las autoridades reconocen que hay una dolarización de carteras, pero aseguran que no afecta la liquidez de los bancos
Por Juan Manuel Barca
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

La corrida cambiaria empezó a sentirse en la calle. Desde la semana pasada, cuando se agudizó la salida de capitales y el dólar pegó un salto del 11%, los bancos públicos y privados están registrando una mayor demanda de divisas.

A raíz de la situación, la mayoría de las entidades decidió incrementar el abastecimiento a sus sucursales para llevar calma.

El interés renovado por la moneda estadounidense se reflejó en una duplicación de las operaciones de compra por parte de empresas y particulares, en comparación con el volumen de una jornada normal.

El fenómeno ocurre en medio de las negociaciones del Gobierno con el FMI para obtener un préstamo y controlar las tensiones en la plaza cambiaria, donde este jueves la cotización minorista tocó un nuevo récord, a $23,22, y el Banco Central volvió a intervenir para evitar una mayor suba de la moneda extranjera.

Según un relevamiento de iProfesional, los movimientos en cajas, ventanilla y home banking fueron observados en al menos siete bancos, cuyas autoridades aseguraron que están dentro de lo "previsible" y confían en que todo se limite a un fenómeno "estacional", sin existir problemas de liquidez.

En efecto, el volumen promedio de los depósitos en pesos en todo el sistema financiero aumentó en abril un 0,6% mensual, mientras que las colocaciones en dólares subieron un 1,5%, según el último informe monetario del BCRA.

"En los últimos días hubo un incremento del 50% en la demanda promedio diario, pero no hay caída de depósitos. Tuviste una dolarización de carteras en un contexto de mayor volatibilidad, era esperable", explicaron en un banco extranjero.

En otra entidad, resolvieron agilizar la logística para contar con dólares en las sucursales, algo que "es habitual cuando hay más demanda de pesos o dólares". El movimiento de billetes se inicia con la importación del mismo y concluye con su traslado a la sucursal, por lo que puede llevar unos días.

"En general los billetes llegan después de las 2 de la tarde a las filiales, los gerentes tienen que ver todo esto y planificarlo", explicaron en un banco privado.

Algunos analistas apuntaron que el crecimiento de las compras también puede responder a operaciones importantes pactadas con anterioridad, como los créditos hipotecarios.

Por la disparada del dólar, el titular de la Cámara Inmobiliaria Argentina, Alejandro Bennazar, estimó esta semana que un 50% de aquellos que tomaron préstamos para acceder a su propia vivienda no pueden cerrar la operación de compra, debido a que las propiedades aumentaron rápidamente su valor en dólares.

Donde más se siente la demanda de divisas -y cierto clima de malestar- es en las entidades públicas, que atienden a un mayor volumen de clientes y realizan desembolsos de mayor cuantía por el pago de jubilaciones.

"Está re picante, en la fase uno la gente se asusta y compra dólares, pero acá no pasó, ya estamos en la fase dos, en la que la gente compra dólares y pide su retiro", advirtió a este medio una funcionaria del Banco Provincia. La institución acaba de colocar en abril títulos de deuda por $6.000 millones.

En el caso de la tercera edad, se suma la complicación de que muchos siguen cobrando su haber en los bancos, por no utilizar débito ni homebanking.

En ese contexto, el Provincia cumplirá la semana próxima cinco meses de conflicto por la reforma de la caja jubilatoria, que redujo los haberes de sus empleados. Desde principio de año se vio afectada por paros y protestas. Este miércoles, hubo una manifestación en el Concejo Deliberante de San Miguel.

En el caso del Banco Nación, la semana pasada hubo colas de ahorristas en algunas sucursales para comprar divisas. En una de las filiales, la gerencia salió a informar durante esos días que no contaban con un stock de dólares al momento, lo que generó confusión.

"Hay una psicosis, del uno al diez, estamos en cinco", graficó una fuente, quien no obstante aseguró que las autoridades tomaron medidas para calmar a la gente con el abastecimiento de las sucursales.

En otro banco estatal, los clientes fueron inducidos a retirar la moneda extranjera por cajero en lugar de ventanilla y las autoridades dispusieron de mayores envíos a las sucursales. Si bien no hay órdenes formales, el personal fue instruido para demorar la entrega de más de 100.000 dólares.

"Si se supera esa cifra, tenés que avisar con un plazo previo de 48 horas y si es un monto chico, te mandan a un cajero", dijo un bancario.

Sin preocupación por la liquidez
Cuanto este medio consultó a las áreas gerenciales de los bancos públicos, pusieron paños fríos y descartaron cualquier problema de liquidez

"Es completamente normal, son pedidos dentro de lo habitual", señaló una fuente del Banco Central. Y precisaron que todavía no hay información certera, ya que el balance cambiario del organismo que refleja la situación del mercado minorista recién se conocerá la semana próxima.

Sin gestos de preocupación, las autoridades del Provincia señalaron que el aumento registrado en la venta de dólares "no es superior al promedio del sistema". "Es decir, estamos en la media, que subió, pero lo normal en este tipo de coyuntura", agregaron.

Mientras que en el Ciudad también admitieron una mayor demanda en los últimos días y negaron que se hayan adoptado medidas que limiten las operaciones por parte del público. Desde el Nación no respondieron ayer a la consulta.

Para frenar la corrida, el BCRA subió la semana pasada la tasa de interés al 40% y forzó a los bancos a reducir su posición neta en dólares del 30 al 10%.

Por otra parte, el Ministerio de Hacienda anunció la disminución de la meta de déficit fiscal para este año y del presupuesto de la obra pública. Este jueves, su titular, Nicolás Dujovne, inició negociaciones con la directora del FMI, Christine Largarde, en una jornada en la que el Central vendió casi u$s140 millones.

Frente a la incertidumbre, tanto funcionarios como consultoras aseguran que los indicadores financieros son sólidos y no son comparables con el 2001, cuando los depósitos cayeron 30%.

Según la serie diaria del BCRA, los depósitos totales en pesos al 7 de mayo son de $2.063.855 millones, por encima del promedio mensual del mismo mes del 2017 de $ $1.499.234 millones, mientras que los depósitos totales en dólares alcanzan los u$s30.406 millones, por encima del promedio del mayo del año pasado de u$s27.337 millones.

SECCIÓN Economía
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR