NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Economía

Se confirmó el peor pronóstico: según el INDEC, la inflación de abril cerró en 2,7% y el acumulado del año llegó al 9,6%

La inflación de abril cerró en 2,7% y el acumulado del año llegó al 9,6%

El rubro más afectado fue el relativo al hogar y combustibles, por suba de tarifas y naftas. En sólo un cuatrimestre se "consumió" casi el 66% de la meta

15.05.2018 15.26hs Economía

Luego de varias semanas turbulentas en el mercado cambiario, el INDEC difundió este lunes otra mala noticia para el Gobierno. Lejos de ceder, la inflación de abril se ubicó en el 2,7%, mostrando un avance de 0,4 puntos porcentuales con respecto a marzo.

De esta forma, el acumulado para este año fue de 9,6%, casi el 66% de la meta oficial "recalibrada" por el Ejecutivo el 28 de diciembre, cuando la ubicó en 15%.

Como era de esperar, el rubro que mostró mayores variaciones fueron Vivienda, servicios públicos y otros combustibles, en base al aumento de las tarifas y de las naftas. En segundo lugar se ubicaron las categorí­as Textil y Transporte, ambos con alzas de 4%.

Por su parte, los rubros con menores ascensos fueron Educación (0,8%); Comunicación (1%); Equipamiento y mantenimiento del hogar, y Alimentos y Bebidas, ambos con 1,2%; y Bebidas alcohólicas y Tabaco, con 1,3%. 

En el desglose geográfico, la región de Cuyo fue la que mostró un mayor impacto inflacionario, con un alza de 3,4%; seguida de Pampeana (2,9%), Noroeste (2,8%) y Patagonia (2,7%).

Por su parte, el área metropolitana (ciudad de Buenos Aires y conurbano bonaerense) y el Noreste argentino fueron las zonas con menor avance de los precios: 2,6%.

No obstante, hay un punto destacable. La inflación núcleo, que más preocupa al Gobierno y que registra los precios no regulados ni estacionales, mostró una leve baja en mayo, aunque se ubicó en un nivel alto: 2,1%, cuando en marzo fue de 2,6% y superó al promedio.

Obviamente, tras la suba de tarifas y naftas, los regulados mostraron un fuerte avance y casi duplicaron el nivel general del IPC: cerraron en 5,3%.

De esta forma, en la City ya empiezan a especular por la cifra de mayo, que estará influida por la escalada del tipo de cambio de las últimas semanas.

"La inflación de mayo va a depender de cómo se estabilice la presión cambiaria que estamos teniendo ahora, cómo termine la tasa de interés que está buscando moderar la suba a precios esta suba del dolar", señaló el economista Federico Furiase.

"Las primeras tres semanas de mayo alimentos nos da en la zona de 2% de variación mensual. Lo que vemos son fuertes subas en productos de panificación, cereales y pastas. Eso demuestra el fuerte traslado a precios que tiene en la economí­a argentina los alimentos", completó el economista, quien agregó que "la tasa del 40 enfrí­a la cadena de créditos".

"Seguramente vamos a tener traslado a precios en mayo y junio. Pero va a depender de este equilibrio entre el dólar termina en 25 o tiene que seguir ajustando, la tasa de interés el Banco Central tiene margen para bajarla de 40. Y sobre todo de cómo esté la demanda desde el lado de las empresas para ver si pueden trasladar a precios esta presión de costos, concluyó Furiase.

Cerca de otras mediciones
En la previa, las principales consultoras privadas, habí­an previsto que los precios de abril aumentaron 2,4% y treparí­an en el cuatrimestre al 9%, por el impacto del tarifazo en las boletas de gas, el transporte y los combustibles.

La consultora Orlando Ferreres y Asociados estimó que la suba de precios en abril fue del 2,3%, mientras para Ecolatina la inflación a nivel nacional fue del 2,3% y el IPC del Gran Buenos Aires ascenderí­a al 2,5%.

La medición más alta fue realizada por el Estudio Eco/Go, que estimó 3% para abril, mientras C&T Asesores Económicos proyectó 2,4% para ese mismo mes.

La medición preliminar de FIEL rondó 2,9% y otro informe del Instituto Estadí­stico de los Trabajadores (IET), dependiente de la UMET, señala que la inflación fue del 2,9% en abril, acumulando un 26% en los últimos doce meses.

Si se confirman las cifras, la inflación del primer cuatrimestre del año se ubicarí­a por encima del 9% y consumió ya el 60% de la pauta anual del 15% del gobierno, que para la mayorí­a de los economistas es inalcanzable.

En el actual contexto de fuerte devaluación, con un dólar superando con amplitud los 25 pesos, la expectativa de mayo es preocupante.

La consultora Analytica estimó para mayo un piso del 1,9%, mientras desde la firma de Ferreres ubicaron ese mí­nimo en el 1,8%.

Sostuvieron también que hay una resistencia a la baja en la inflación núcleo, que es la que analiza el Banco Central para definir su polí­tica monetaria, y se mantendrí­a entre un 1,2 y 1,3% en el cuarto mes del año.

Te puede interesar
Zoom Recomendadas