Economía

Ventas en supermercados y shoppings mostraron un fuerte repunte en marzo, antes de la crisis cambiaria

17-05-2018 Los datos del mes confirmaron la recuperación del consumo que había asomado en febrero, según mediciones del INDEC. También se vendieron más televisores, por la expectativa mundialista. Todo en un escenario distinto, previo a la corrida del dólar
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Tras la disparada del dólar que colocó la cotización en $25 y puso al Gobierno contra las cuerdas, todavía queda por verse cuánto de la devaluación se trasladará a la inflación de precios durante los próximos meses.

En todo caso, el dato clave terminará siendo el impacto que el nuevo escenario tendrá sobre el consumo, que según el INDEC mostraba síntomas alentadores en marzo, cuando la corrida cambiaria todavía no era siquiera imaginada.

En concreto, durante el tercer mes del año las ventas por cantidades subieron 7% en supermercados y 16,2% en los centros de compra o shoppings, informó este jueves el organismo estadístico oficial.

A precios corrientes –sin descontar el impacto de la inflación- en supermercados, la facturación llegó a los $34.753 millones de pesos, con una mejora del 29% interanual.

En tanto, en shoppings se alcanzó la cifra de $5.678 millones, con un alza del 35,5%.

La sólida recuperación en el consumo que se ven en los datos de marzo ya habían sido anticipados por una leve mejora en febrero. En ese período, las ventas en supermercados mejoraron 1,5%, mientras que los shoppings subieron su volumen de ventas en un 6,6%.

Por el lado de los supermercados, considerando precios corrientes, los artículos con los aumentos de ventas más importantes respecto del mismo período del año anterior fueron "Electrónicos y artículos para el hogar", con un alza del 53%; "Panadería", 39%; "Bebidas", 37,1%; e "Indumentaria, calzado y textiles para el hogar", 34,7%.

Del total de ventas, $7.793,4 millones (80,%) corresponden a las grandes cadenas y $6.960 millones (20%) a las medianas.

Las ventas de las cadenas grandes y medianas registraron en marzo, con respecto al mismo período del año anterior, incrementos de 29,6% y 26,8%, respectivamente.

En los shoppings, los rubros con mayor incremento de ventas fueron "Electrónicos, electrodomésticos y computación" con un 57,8% seguido de "Otros", 55,0%; "Ropa y accesorios deportivos", 42,3% e "Indumentaria, calzado y marroquinería", 34,4% y "Patio de comidas, alimentos y kioscos", 31,2%.

Electrodomésticos, en alza
Las ventas de electrodomésticos y artículos del hogar también venían con un impulso positivo antes de la crisis: subieron 36,8% interanual en el primer trimestre, al totalizar $22.524 millones, también según datos del INDEC.

La proximidad del campeonato Mundial de fútbol en Rusia hizo que las ventas del rubro "televisores, video y fotografía" totalizaran $4.380 millones en ese período, con un crecimiento del 60,4% respecto de igual mes del 2017.

En este caso, el INDEC informa los incrementos teniendo en cuenta sólo los precios corrientes, por lo que a las subas porcentuales debería restarse el impacto de la inflación acumulada en los últimos 12 meses, que a marzo fue del 25,4% a nivel nacional.

Impacto en la recaudación
La información del INDEC se corrobora con los datos que suministró la AFIP para la recaudación de marzo, donde la percepción del IVA por el consumo interno creció 57% en términos interanuales.

También con la de la calificadora de riesgo estadounidense Moody's, que apuntó a que “el consumo privado” lideró en el primer trimestre la recuperación del Producto Bruto Interno de Argentina, y destacó que también motorizó al sector financiero.

“Si bien la inflación se mantuvo alta y el Banco Central tuvo dificultades para controlar los precios, hubo factores positivos que mejoraron la calidad del crédito durante el trimestre, principalmente relacionados con una recuperación del PBI, y liderados por el consumo privado”, dijo el analista de Moody's, Alan de Simone.

Como contrapartida, la consultora Kantar Worldpanel aseguró que el consumo masivo bajó 1% interanual en el primer trimestre de 2018 y sólo se mantuvieron en positivo el rubro de bebidas y alimentos secos.

En su último reporte, la consultora aseguró que “las causas de la caída son muy distintas: los niveles socioeconómicos más altos continúan priorizando otros gastos, en especial bienes durables, y exigen cada vez más eficiencia en el consumo masivo".

SECCIÓN Economía
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR