Economía

Funcionarios argentinos cara a cara con los técnicos del FMI en el arranque de las negociaciones

18-05-2018 Este viernes, la directora gerente Christine Lagarde presenta ante el directorio ejecutivo del Fondo el pedido de asistencia. Un equipo de los ministerios de Hacienda y de Finanzas está en Washington, retomando el diálogo con economistas del ente. Aval internacional para las gestiones del Gobierno
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Este viernes, finalmente, el directorio ejecutivo del Fondo Monetario Internacional realizará una reunión informal donde la directora gerente de la entidad, Christine Lagarde, comunicará el pedido de asistencia del gobierno argentino.

Este será el puntapié para que arranquen las negociaciones que permitan obtener el "financiamiento preventivo" que, de acuerdo con el equipo económico, le permitirá al país "protegerse" de una manera más efectiva ante los shocks externos y evitar que se repita una crisis cambiaria como la que sacudió a la Argentina en las últimas semanas.

En Washington ya está parte del equipo económico argentino para retomar las negociaciones ante el organismo multilateral de crédito. La misión está conformada por los secretarios de Hacienda, Rodrigo Pena, y de Finanzas, Santiago Bausilli; y el jefe de Gabinete del Ministerio de Hacienda, Guido Sandleris.

Ellos son los encargados de reanudar una serie de reuniones con técnicos del Fondo Monetario Internacional tendientes a obtener un crédito "Stand By" de alto acceso por parte del organismo.

Este tipo de crédito "tiene la flexibilidad necesaria para cumplir con el objetivo que estamos buscando", había explicado el titular de Hacienda, sin precisar montos ni plazos, que se negociarán en las próximas semanas.

"Acuerdo rápido"
El FMI sostuvo este jueves que busca alcanzar "un acuerdo rápido" con la Argentina, y aseguró que el objetivo de ese organismo es "ayudar" al Gobierno a "proteger la economía" del país.

Así se expresó el vocero del Fondo MonetarioGerry Rice, quien consideró que el presidente Mauricio Macri "reconoce cuáles son los problemas centrales que aquejan a la economía argentina".

"Nuestro objetivo en común es alcanzar un acuerdo rápido y Lagarde solicitó que se terminen los procedimientos prontamente. Así que esperamos que se pueda hacer rápido", comentó el directivo, en declaraciones a la prensa formuladas este jueves en Washington.

Según Rice, "nuestro principal objetivo es ayudar a las autoridades a proteger la economía argentina y los estándares de vida de los argentinos, en especial a los más vulnerables. En este contexto, recibimos con alegría los comentarios del presidente Macri", en referencia a la conferencia de prensa que e miércoles brindó el Jefe de Estado.

A su criterio, "los comentarios de Macri reflejan el reconocimiento del Gobierno de los problemas centrales que aquejan a la economía argentina en la actualidad, de la apropiación por parte del Gobierno de las políticas que se necesitan para enfrentar tales retos y su intención de propiciar el equilibrio y el crecimiento inclusivo, la creación de trabajo y el compromiso de proteger a los más vulnerables".

Rice explicó que tras la reunión que se realizará mañana en el Fondo Monetario, en la que se tratará el pedido de ayuda crediticia que formuló la Argentina, ambas partes "pasarán a la siguiente etapa de las negociaciones y comenzarán a tratar el programa".

"Seguirá luego una reunión formal donde el comité directivo decidirá sobre el programa y éste se irá desarrollando. Es un proceso que tiene dos etapas", añadió.

El directivo señaló que se buscará un acuerdo "stand by de alto acceso", pero evitó dar detalles sobre el programa.

"En cuanto a los objetivos y las metas (del programa), estamos de acuerdo con el presidente Macri: esto tiene que ver con las prioridades argentinas. Este programa le pertenece a Argentina, el FMI apoya las prioridades de Argentina y ese es el tenor de los debates", subrayó.

Rice comentó, además, que "la situación en Argentina actualmente es totalmente diferente a la que tenían hace 20 años. Hoy tienen un tipo de cambio marcado por el mercado e instituciones fuertes".

"Nosotros también cambiamos, nos adaptamos al cambio de nuestros miembros. Nos enfocamos más en la protección social, le damos mucha atención a las cuestiones sobre inequidad, y a la necesidad de crecimiento inclusivo", afirmó.

Rice consideró, además, que el Gobierno argentino "ha manejado con éxito algunos de los problemas que surgieron, como el refinanciamiento de la deuda por parte del Banco Central esta semana, y confiamos en que la situación esta controlada".

Por ese motivo, resaltó: "Estamos aquí para apoyar el esfuerzo de Argentina en lo que ellos determinen qué va a ser lo más útil y lo que fortalezca aún mas su economía, para poder así proteger los estándares de vida y a los más vulnerables".

Apoyo internacional
El jueves, Donald Trump mostró su aval a la política económica de Mauricio Macri a través de un "cálido" mensaje en Twitter.

"Gran charla esta semana con mi amigo Mauricio Macri, presidente de la Argentina. Está haciendo un gran trabajo para la Argentina. Apoyo su visión para transformar la economía de su país y liberar su potencial", escribió en la red social.

Se trata de un gran espaldarazo del primer mandatario de Estados Unidos, el país miembro con el mayor peso dentro del Fondo Monetario.

Por su parte, el economista jefe de la calificadora de riesgo estadounidense Moody's, Gabriel Torres, afirmó el jueves que "la presión para Argentina podría disminuir con la ayuda de una línea de crédito otorgada por el Fondo Monetario Internacional".

"La turbulencia de las tasas de interés y tipo de cambio han puesto en evidencia las debilidades estructurales de Argentina", afirmó Torres, quien precisó que éstas son "alta inflación, una fuerte dependencia de los flujos de inversiones y un pequeño mercado financiero y crediticio local".

Además, evaluó que "el debilitamiento del peso es negativo crediticiamente, dada la muy alta dependencia de Argentina de flujos de capital para financiar su déficit fiscal y el déficit externo en cuenta corriente".

Indicó que "hasta ahora, la respuesta del Gobierno ha sido incrementar fuertemente las tasas de interés, reducir las inversiones públicas de 2018 e iniciar negociaciones con el FMI para obtener una línea de crédito flexible".

Explicó Torres que "estas medidas proactivas buscan impedir que la turbulencia financiera afecte la economía real, aunque probablemente tendrán una presión negativa en el crecimiento económico de este año".

En tanto que Brasil también avaló las reformas económicas del Gobierno y el pedido de apoyo financiero al FMI.  "Nuestra posición es respaldar a la Argentina y al presidente Macri y a su gobierno, inclusive en relación al FMI, donde tiene todo nuestro apoyo y comprensión", afirmó el jefe de Gabinete del gobierno brasileño, Eliseu Padilha.

Según Padilha, el presidente Michel Temer expresó su "admiración y respeto irrestricto al presidente Macri y su gobierno", al tiempo que negó una relación entre la situación de Argentina –tercer socio comercial de Brasil, detrás de China y Estados Unidos– y la decisión del Banco Central brasileño de haber mantenido en 6,5% la tasa de interés.

"Eso es por variables internas de nuestro país y por una circunstancia internacional genérica", comentó Padilha, quien agregó: "Hay que reafirmar todo el apoyo a las reformas. No creemos que pueda haber algún tipo de problema, ambos países tenemos autonomía y contamos con la credibilidad de nuestros gobiernos y del Mercosur. No veo contagio a los países del Mercosur".

SECCIÓN Economía
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR