Negocios

Hay seis interesados para quedarse con Oil Combustibles, la petrolera de Cristóbal López

18-05-2018 YPF, la rusa Lukoil y la holandesa Trafigura son algunas de las postulantes para operar la firma, que entró en qiuebra hace una semana
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

A una semana de que la justicia haya dictaminado su quiebra, seis oferentes se presentaron interesados en Oil Combustibles, el principal activo del Grupo Indalo de Cristóbal López.

Trafigura, una de las que se había postulado durante el salvataje; YPF y la rusa Lukoil -que fallidamente buscó ser el inversor de OP Investments, el fondo que intentó comprar Indalo- son algunas de las empresas postuladas, publicó Clarín.

 

Detenido otra vez hace quince días, Cristóbal López perdió su principal empresa el viernes pasado. Tras un proceso de salvataje que no tuvo la respuesta esperada, el juez comercial Javier Cosentino dictó la quiebra de la compañía petrolera, que se volvió inviable. Oil Combustibles es el principal activo Grupo Indalo, y accionaria mayoritaria de los medios de comunicación de López y su socio Fabián De Sousa.

Fue por años el corazón del Grupo Indalo, su principal proveedora de préstamos y el activo más valioso, pero Oil Combustibles finalmente quebró.

Entonces comenzó un período de evaluación de ofertas sobre los bienes de la empresa: esta semana, seis interesados se presentaron para darle continuidad a la compañía hasta que se ordene la venta de sus activos.

 

Los postulantes tenían que cumplir varios requisitos: estar constituidos como sociedad anónima y “demostrar capacidad técnica y antecedentes que permitan comprobar fehacientemente capacidad e idoneidad para la comercialización y producción de combustibles y derivados”.

Junto con la oferta, los privados interesados estaban obligados a presentar un “plan de negocios con los recursos humanos que ocuparía, los fondos que aplicaría y un cronograma de actividades, indicando cuántos empleados piensa mantener del plantel de Oil”.

En un breve escrito, los administradores de Oil informaron al juez Cosentino que se mantuvieron “numerosas reuniones y contactos con representantes de distintas firmas que podrían estar interesados en formular propuestas para lograr la continuidad de la actividad de la empresa hasta que se disponga la venta de los activos”.

¿Cuáles son las interesadas?

-Lukoil, que ya había intentado participar de la compra de Indalo en su rol de inversor externo.

-Trafigura, que se anotó en el salvataje pero se retiró porque no podía cancelar la deuda de más de $19.000 millones de Oil en un año, como exigía la AFIP.

-YPF

-Glencore Vital

-Pampa Energía

-Hugerbhuler

Para evitar cualquier tipo de filtración “que pueda empañar el proceso y su transparencia”, los administradores solicitaron a las empresas interesadas que hicieran sus propuestas ante el juzgado y a sobre cerrado. Así, buscan evitar que se “ventile cualquier información de las empresas que pueda ser confidencial”, y que no se conozcan entre sí las propuestas realizadas.

 

Al explicar el estado actual de Oil y sus complicaciones, los administradores solicitaron que las propuestas “sean lo más abarcativas e integrales posible”, velando por los puestos de trabajo. También se planteó que las ofertas intenten adquirir las instalaciones industriales en block.

La petrolera emplea a 400 trabajadores, cuenta con una red de 360 estaciones de servicio, una importante flota de camiones y vehículos, un puerto, la refinería e inmuebles, entre otras propiedades, pero además -y hasta que en el proceso de quiebra no sean separadas- es dueña de acciones de otras empresas del Grupo Indalo, como los medios de comunicación.

Se inicia ahora una etapa de desmembramiento de la empresa. Los interesados ya no deben adquirir -como en el salvataje-, toda la compañía, sino que pueden ofertar sólo por el activo que les resulte más beneficioso.

En septiembre además, López, De Sousa y los salientes administradores de Oil contratados por ellos, Ignacio Rosner y Santiago Dellatorre, deberán presentarse ante el juez y dar explicaciones del estado de la compañía, informó Clarín.

La petrolera Oil fue utilizada por López para no pagar a la AFIP el Impuesto a la Transferencia de los Combustibles (ITC) durante el último gobierno de Cristina Kirchner. La deuda ascendió a $8.000 millones que actualizados a la fecha implican más de $17.000 millones.

SECCIÓN Negocios
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR