NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Comex

El real brasileño se sigue devaluando y complica la competitividad argentina

El real brasileño se sigue devaluando y complica la competitividad argentina

El tipo de cambio alto convalidado por el BCRA resulta beneficioso para el sector exportador argentino. Pero la devaluación brasileña cambia la ecuación

18.05.2018 19.15hs Comex

La devaluación del peso argentino, que quedó flotando alrededor de $25 por dólar, fue vista de manera positiva por el sector exportador, que se ve beneficiado con una mayor competitividad internacional.

El problema es que el principal socio comercial de la Argentina, Brasil, también se está viendo afectado por las turbulencias internacionales: su moneda sufre una fuerte caí­da que atenúa las ventajas del tipo de cambio argentino. 

La Bolsa de San Pablo cerró el viernes con otra baja y el real se depreció de nuevo frente al dólar, dos dí­as después de la decisión del Banco Central de Brasil (BCB) de interrumpir un ciclo de recorte de las tasas.

El í­ndice Ibovespa, que el jueves se desplomó 3,37%, llegó a perder el viernes 2,70%, aunque culminó la jornada con caí­da de 0,65%.

El dólar, que al cierre de los mercados del jueves se negociaba a 3,70 reales, se disparó el viernes a 3,77, aunque terminó el dí­a cotizándose a 3,74.

Se trata del menor nivel en dos años de la divisa brasileña, que desde enero se devaluó un 13% respecto a la estadounidense.

El real viene desvalorizándose desde la semana pasada debido a presiones procedentes tanto del alza del precio del petróleo como de la posibilidad de que Estados Unidos aumente sus tasas de interés, atrayendo capitales en detrimento de los mercados emergentes, considerados menos seguros.

"El real es la tercera moneda entre los paí­ses emergentes que más se depreció este año, después de la lira turca y el peso argentino", escribió en una nota de coyuntura el economista André Perfeito, de la consultora Spinelli.

"La situación no es peor solamente porque tenemos reservas internacionales de sobra (...), es decir, que no tenemos problemas de solvencia de moneda fuerte como es el caso de Argentina", agregó.

Las reservas internacionales de Brasil se elevaban el miércoles a u$s380.966 millones, solventadas por los excedentes comerciales del paí­s en los últimos años.

El comercio con Argentina
Los números del intercambio comercial por ahora no favorecen a la Argentina. Cabe destacar que en abril, la balanza comercial bilateral entre Argentina y Brasil arrojó un déficit de casi u$s700 millones.

Los analistas de la Ecolatina advierten que las importaciones desde Brasil alcanzaron en abril su décimo octavo mes consecutivo con una tasa de crecimiento interanual de dos dí­gitos, "lo que marca un hecho inédito en la historia reciente de la economí­a argentina".

En este contexto, la última proyección de la consultora es de un déficit bilateral récord para 2018, el cual podrí­a superar los u$s9.000 millones, lo que significarí­a un crecimiento del 10% respecto del nivel alcanzado el año pasado.

El factor electoral en Brasil
El factor de inseguridad se acentúa en Brasil por las incertidumbres relacionadas con las elecciones presidenciales de octubre próximo, en las cuales ningún candidato comprometido con los ajustes que reclama el mercado figura entre los favoritos.

Todos esos elementos llevaron el miércoles al BCB a mantener su tasa básica en 6,50%, pese a un escenario de crecimiento económico débil y de baja inflación.

La institución, que habí­a indicado que veí­a posible recortar la tasa a 6,25% en mayo, puso fin así­ sorpresivamente a un ciclo de doce recortes consecutivos, agitando a los mercados.

La debilidad del real empieza a impactar en la vida de los brasileños, alterando planes de viaje al exterior, por ejemplo.

Conjugado con el alza de los precios internacionales del petróleo, deberí­a repercutir igualmente en el sector transporte, pero tener una influencia positiva en el sector exportador, estiman expertos.

Más sobre Comex
Te puede interesar
Zoom Recomendadas