Autos iPro

Así es el Jaguar E-Type eléctrico que usaron Meghan Markle y el príncipe Harry en su boda

21-05-2018 El auto de 1968, con motor eléctrico y volante a la izquierda -insual en Inglaterra-, fue conducido por el príncipe trás la ceremonia 
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El Jaguar E-Type Concept Zero que piloteó el príncipe Harry acompañado de su esposa Meghan Markle no hacía resonar su motor por las paredes del jardín posterior del Castillo de Windsor.

El motor original había dejado paso a uno silencioso y nada contaminante. De esta manera, tomando como base un Jaguar E-Type Roadster Serie 1.5 de 1968, la marca puso un motor eléctrico de 220 kW que junto con las baterías de iones de litio de 40 kWh hace que el auto pese 46 kilos menos que el modelo original, todo un logro teniendo en cuenta lo que suelen pesar estos sistemas.

Otro aspecto diferenciador fue que el Príncipe le abrió a su ya esposa la puerta derecha, debido a que el auto llevaba el volante a la izquierda, saltando otra tradición británica.

El Jaguar E-Type Concept Zero tiene el motor eléctrico y las baterías en el mismo sitio donde iba el motor original del XK que montaba el E-Type, por lo que el reparto de pesos se mantiene casi inalterado. Eso ha permitido que no fuesen necesarias modificaciones en las suspensiones y los frenos, ya que el coche tiene una dinámica muy similar a la del original.

Lo que sí cambió es que la tradicional salida de escape doble en el centro de la trasera ha desaparecido.

El Jaguar cuenta con una autonomía de 270 kilómetros, suficiente para llevar a Meghan Markle y al Príncipe Harry hacia la celebración posterior a la ceremonia, y acelera de 0 a 100 km/h en 5,5 segundos, eso supone un segundo menos de lo que tardaba el modelo original en hacer la misma maniobra. 

Además de cambiar el motor, otros elementos del auto también se han adaptado a su nueva forma. Las luces han dado paso a unas de LED, mucho más modernas y actuales.

Estas consumen menos y son más acordes con el nuevo planteamiento de ese modelo de 1968, aunque han cuidado que el aspecto de estas ópticas LED fuese acorde con las del E-Type original, para no cambiar su "mirada".

La elección de este prototipo eléctrico sorprendió a los británicos, especialmente puristas en cuanto a los automóviles se refiere, pero lo más llamativo fue el volante a la izquierda.

En Reino Unido los autos llevan el volante a la derecha, y por eso se hizo extraño ver a su príncipe conduciendo un coche que, por un lado no hacía el característico ruido que cabía esperar de un E-Type, y por otro, llevaba el asiento del conductor en el lado opuesto al habitual.

El Jaguar E-Type Roadster Serie 1.5 de 1968 tiene como objetivo demostrar que se podrán seguir conduciendo clásicos en el futuro.

Estos cambios, unidos a otros como que el reverendo que ofició la ceremonia pusiese una tablet sobre el atril para dar lectura a alguna frase de Martin Luther King, la actuación de un coro Gospel o el hecho de que Meghan haya obviado la promesa de obediencia a su marido, que exigía el protocolo, son una demostración más de que los tiempos están cambiando y con ellos llegan cambios en los protocolos y tradiciones. 

SECCIÓN Autos iPro