NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Comex

Déficit de la balanza de viajes supera los u$s4.000 millones: ¿se achicará con el dólar a casi $25?

Déficit de la balanza de viajes supera los u$s4.000 millones: ¿se achicará con el dólar a casi $25?

Entre enero y abril, el rojo de la balanza turística se ubicó cerca de u$s250 millones por encima de la del mismo lapso de 2017. El "puerta a puerta" también motorizó gastos con tarjeta. Cuál será el impacto del "súper dólar", según la visión de empresarios 

Por Juan Diego Wasilevsky
22.05.2018 05.25hs Comex

La salida de dólares por viajes y gastos con tarjeta fuera del paí­s se transformó en una fuente de preocupación para el Gobierno. 

Según el informe que publica todos los meses el Banco Central, la "fuga" de billetes verdes en concepto de vuelos y "tarjeteo" de argentinos fuera del paí­s totalizó u$s1.018 millones en abril. 

Considerando que ese mismo mes el ingreso por la llegada de extranjeros sumó u$s153 millones, esto implicó un rojo de u$s865 millones. 

Esta cifra se ubicó cerca de un 11% por encima de los u$s781 de déficit correspondientes a abril de 2017. 

Así­ las cosas, tras una leve contracción registrada en marzo, el mes pasado volvió a mostrar una salida de dólares creciente a través de la cuenta de viajes y turismo. 

En cuanto a la cifra acumulada, de acuerdo con las cifras oficiales, entre enero y abril de este año, dicho déficit trepó hasta los u$s4.094 millones, lo que significó un crecimiento del 6,5% en relación a los u$s3.847 millones registrados en igual lapso del 2017. 

En qué se van los dólares 
Cabe destacar que el año 2010 fue el último perí­odo en el que el paí­s gozó de un balance positivo en su cuenta turí­stica. 

A partir de allí­, tras las restricciones cambiarias impuestas durante la época kirchnerista y el crónico problema del atraso cambiario –que terminó haciendo cara a la Argentina en términos de billetes verdes-, la canilla nunca más pudo cerrarse. 

El déficit en 2017 fue récord, al trepar hasta los u$s10.662 millones, una cifra que incluso superó al rojo de la balanza comercial, que alcanzó los u$s8.500 millones. 

En medio de este debate económico que ya tiene tintes polí­ticos, Tomás Ryan, ex presidente de la cámara que nuclea a las agencias, argumentó que "no es justo achacarle al sector todo el déficit".

"Hay una gran cantidad de divisas que se van por shopping y no por turismo", afirmó. 

Esto está respaldado por los datos que maneja la industria, que revela que de todos los dólares que se van por la cuenta "viajes al exterior" sólo el 65% está relacionado con gastos realmente vinculados con la actividad. 

Así­ las cosas, de cada u$s100 que entran en esa gran bolsa llamada "turismo internacional": 

-Unos u$s17 (17%) los adquieren empresas de transportes de pasajeros (compañí­as aéreas, cruceros, etc.), para luego girarlos a sus casas matrices. 

-Otros u$s12 (12%) lo "aspiran" las agencias para cancelar paquetes fuera del paí­s. 

-El resto, es decir unos u$s71 (71%), son gastos con tarjetas de crédito en moneda extranjera. De ese monto: 

-u$s10,5 son gastos con plásticos realizados de manera online (desde el pago de Netflix hasta compras "puerta a puerta"). 

-u$s24,2 se van por compras de argentinos realizadas en shoppings y comercios fuera del paí­s (indumentaria, electrónica y supermercados son los tres principales rubros). 

-Mientras que los u$s36 restantes, es decir, el 36% del total, obedece efectivamente al "tarjeteo" de servicios turí­sticos en el lugar de destino, como el pago de hoteles, entradas a eventos o transporte. 

Este último í­tem, junto con los dólares que demandan lí­neas aéreas y agencias, explican el 65% de la "fuga" por turismo. 

"Super dólar" vs. turismo internacional 
La gran pregunta que se hacen hoy por hoy en el sector es qué sucederá de ahora en más con la demanda de paquetes y pasajes al exterior con un dólar que está rondando los $25, un 40% más que a comienzos de año. 

Desde la Federación de Viajes y Turismo plantean que durante los perí­odos de volatilidad, es normal que se desacelere la demanda de paquetes y tickets aéreos con destino al exterior. 

Pero le quitan dramatismo al asunto, al asegurar que no se espera un derrumbe en la salida de argentinos. 

Desde el IERAL, el economista Jorge Vasconcelos plantea que una divisa estadounidense en los niveles actuales significa "más demanda local del servicio, por menos argentinos que salen al exterior y más extranjeros que encuentran conveniente viajar a la Argentina". 

El operador turí­stico Tomás Ryan, en tanto, coincide al señalar a iProfesional que "esta última devaluación claramente perjudica al turismo emisivo y favorece al receptivo", si bien a mediano plazo la pulseada se definirá en función de cuánto de la devaluación pasa a los precios de los bienes y servicios.

Faltando cerrar los datos correspondientes a mayo, un "termómetro" que se puede analizar es el nivel de saldos de gastos con tarjeta de crédito en moneda extranjera, donde se nota cierto amesetamiento, especialmente luego del perí­odo de corrida cambiaria. Según datos del Banco Central: 

-El saldo promedio correspondiente a la primera quincena de mayo fue de u$s540 millones. 

-En tanto que la cifra que se registraba en igual lapso de mayo de 2017 estaba en niveles muy similares: u$s526 millones. 

-Esto implicó un muy tenue avance de apenas 2,6%, con una expectativa de que dicho saldo tienda a desacelerarse conforme los turistas comiencen a operar de lleno con el dólar a $25. 

Además, para ponerlo en perspectiva, los u$s526 millones de saldo promedio de mayo de 2017 habí­an significado un salto del 40% respecto de los niveles de 2016.

Esto muestra a las claras que el tipo de cambio en estos niveles comienza a pesar en las billeteras de los argentinos.

Un reconocido empresario del sector, que pidió off the record, reconoce que durante estos meses podrá haber una marcada desaceleración. 

Pero, con varias devaluaciones en su haber, afirmó que "el déficit de la balanza turí­stica es, a esta altura, una cuestión estructural"

"El argentino ya tiene el chip de viajar al exterior. Este precio del dólar, si bien va a desalentar a algunos a sacar un pasaje o contratar un hotel, no es lo suficientemente elevado como para cambiar abruptamente la tendencia, como sí­ ocurrió con la salida del 1 a 1", argumentó. 

"Sí­ veremos menos viajes o gente controlándose un poco, es verdad. Pero por ahora nadie está viendo una reversión del déficit", concluyó. 

Te puede interesar
Zoom Recomendadas