Startups

¿Cómo es Law Works, el primer coworking 100% diseñado para abogados?

22-05-2018 Se trata de un espacio en pleno microcentro porteño que sigue dos premisas: alentar el espíritu colaborativo y facilitar el networking. Ofrece servicios específicos para profesionales del Derecho y se propone como una herramienta flexible para quienes desean arrancar como independientes
Por Alejandro D'Agostino
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

"Es un coworking pensado especialmente para abogados. Es el primero de la Argentina", asegura Benjamín Muñoz, uno de los fundadores de Law Works, un espacio de trabajo colaborativo diseñado para cubrir todas las necesidades de los profesionales del Derecho.

Funciona en Perón 315, en pleno microcentro porteño, donde se combina la decoración estilo clásico francés del edificio con muebles modernos y funcionales que le aportan el espíritu del trabajo colaborativo.

"Esta idea surgió porque yo soy abogado y me he encontrado con coworkings que estaban buenísimos, pero que no eran el lugar acorde para recibir a nuestros clientes, que vienen con situaciones complejas", explica Muñoz.

El emprendedor, quien se asoció con su hermano y un amigo, ambos del ámbito de las finanzas, asegura que Law Works ofrece al abogado "servicios específicos, como constitución de domicilio y recepción de documentación, un asistente judicial que lleve papeles a Tribunales y consulta de jurisprudencia online, entre otros".

Además, está pensando para ofrecer flexibilidad a los abogados que trabajan en forma independiente, y no quieren cargar con los costos que implica montar un estudio desde cero.

"La gran mayoría arranca con un departamento de dos ambientes. Se ata a un contrato de alquiler, a los servicios, a la secretaria, con todos los riesgos que eso implica. Acá, con mucho menos dinero, tienen un lugar tranquilo para desarrollarse, y la posibilidad de entrar y salir cuando quieran", grafica el emprendedor.

En este sentido, los planes son muy accesibles: $4.750 para el abono "full", que incluye el escritorio, la procuración judicial, la recepción de documentación, créditos para salas de reuniones y otros servicios; $4.250 para un esquema intermedio, que no contempla la procuración; y $1.900 para el plan de 20 horas mensuales.

Estos tres planes tienen acceso a las salas de reuniones. Por ejemplo, el abono "Full" ofrece 16 créditos, que permiten usar 16 veces la sala durante una hora. Ese plan además incluye unas 200 impresiones por mes. "Quienes se pasen de ese tope, les cobraremos las impresiones al costo.", promete Muñoz.

La clave: colaboración
Más allá de los servicios puntuales para los abogados, Muñoz hace hincapié en el trabajo colaborativo y la posibilidad de crear comunidad.

"Usé UBER y Airbnb, e hice couchsurfing mucho tiempo. Todo lo que es economía colaborativa me gusta un montón", revela el emprendedor, quien agrega que un amigo ironizó cuando se enteró del proyecto: "Cumpliste tu sueño, te pusiste un hostel para abogados".

"En los estudios jurídicos argentinos siempre hay problemas societarios. Creo que el Derecho está cambiando mucho. Y lo veo en mi generación. Nos juntamos dos abogados porque nos conviene llevar un caso, pero me junto con otro colega para otro, porque tiene más conocimientos sobre ese tema", ejemplifica Muñoz.

Por eso, pretende que en Law Works se cree ese networking entre profesionales especialistas en distintas ramas del Derecho. "La idea es que nuestro cliente siempre tenga un socio al alcance de la mano: no tiene ningún vínculo societario con él, pero ve en este espacio cómo trabaja y pueden abordar juntos un caso determinado", explica.

También espera que los profesionales jóvenes usen a Law Works para arrancar a trabajar de manera independiente. "Este es un espacio para que los abogados se animen y digan: 'Tengo mi estudio acá, en Perón 315'. Es una gran opción para emprender en el ámbito jurídico", detalla, entusiasmado, Muñoz.

Law Works posee 33 puestos de trabajo donde cada cliente puede llegar con su computadora y usar el Wi-Fi o conectarse por cable de red. Los escritoriospersonales también tienen una cajonera y un locker con llave para guardar sus pertenencias. Quienes así lo requieran, pueden contratar aparte una línea de teléfono, aunque Muñoz asegura que se armarán "cabinas de locutorio" acustizadas para ofrecer mayor privacidad y evitar ruidos en espacios comunes.

También pueden acceder a una sala comedor, con un look and feel fresco y moderno, donde hay cafetera, microondas y heladera, entre otro equipamiento, como una antigua máquina de escribir Remington que simboliza las "raíces" de la profesión.

El proyecto demandó cerca de u$s60.000, que se destinaron a la redecoración del lugar, las instalaciones eléctricas, el cableado de Internet y la construcción de los muebles. Pero Law Works va por más.

"Queremos ampliarnos en Buenos Aires a medida que crezca el negocio. Y expandirnos en el Interior, en países vecinos, como Brasil, y en Estados Unidos. También queremos hacer cursos y capacitaciones. Y extender el servicio a profesionales de carreras afines al Derecho, como contadores o traductores públicos, que siempre son consultados por abogados y que son bienvenidos a ser parte de Law Works", detalla.

En esta primera etapa, los tres socios de Law Works esperan crecer. Y luego salir a fondearse para seguir transformando en "más colaborativo"
el modo de trabajar de los abogados.

SECCIÓN Startups