Management

Los CEO argentinos mantienen la confianza pero no esperan un crecimiento importante

23-05-2018 Pronostican que este año los ingresos de las compañías se multiplicarán solo 2%, y que su plantilla de personal crecerá un 5% o menos
Por Paula Krizanovic
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Los CEO argentinos también pueden haber pecado de "demasiado optimistas" en otra época, como admitió haber hecho días atrás el propio presidente Mauricio Macri.

Sin embargo, en el caso de los empresarios, hace tiempo que percibieron ese error, y su optimismo puede considerarse como mucho, moderado.

Así lo continúa demostrando la encuesta CEO Outlook 2018 de KPMG, de la cual participaron esta vez 50 líderes locales entre los 1.300 que respondieron a las entrevistas en profundidad en todo el mundo.

Es notable que el 98% de los altos directivos argentinos consultados se mostraron "confiados" o "muy confiados" en las perspectivas económicas del país y de sus negocios para los próximos tres años.

El 94% lo afirmó con relación a la industria, y solo 27% expresó misma confianza sobre el crecimiento de la economía mundial. Para ocho de cada 10, además, el crecimiento se dará sobre todo en mercados emergentes en los próximos tres años.

No obstante, a ese dato positivo hay que agregar que los locales esta vez estiman que los ingresos de sus compañías crecerán un 2% en el año, un promedio un poco menor en relación a la respuesta que dieron en la misma encuesta en 2017.

De hecho, solo la mitad (52%) pudo confirmar que la facturación de la firma en la que se desempeña aumentó en el último ejercicio, en línea con lo que ocurrió en la región (55%) y lejos del 82% que tuvo un ciclo fiscal positivo el año pasado en los países centrales.

Vale la pena aclarar que estos datos fueron relevados entre enero y febrero de 2018, mucho antes de que la inflación pisara el acelerador y que el dólar sobrepasara el techo de los 25 pesos.

Estos movimientos pueden haber modificado esas estimaciones de principios de 2018, según dijo a iProfesional Ricardo De Lellis, Socio Director Ejecutivo de KPMG Argentina: "Es probable que el citado optimismo ya no se mantenga porque han cambiado las condiciones. Debe recordarse que en febrero, y basado en el último trimestre del año, la economía argentina venía creciendo a buen ritmo en casi todos los sectores y ya nada hacía suponer que ese clima iba a cambiar".

Más allá de estos vaivenes económicos, también es importante destacar que los CEO argentinos mantuvieron año a año la previsión de crecimiento de su plantilla de personal. El 80% de los consultados estiman incrementarla un 5% o menos, lejos de las intenciones del oficialismo de crear "empleo de calidad" como forma de incentivar la economía.

Para KPMG, este porcentaje "muestra prudencia con relación a las respuestas dadas por los ejecutivos de los países centrales, que solo admitieron esa posibilidad en un 54%".

¿Por qué se mantienen esas previsiones si el clima cambió? "Difícil saberlo porque las respuestas no están individualizadas por empresa o sector", respondió De Lellis. "El 80% cree que va a crecer menos del 5%, es el escalón entre los que mantendrán el mismo plantel y los que crecerán. En realidad muestra una posición muy conservadora, atada a la también muy conservadora respuesta sobre el crecimiento previsto en sus ingresos".

Asimismo, los CEO argentinos creen que el aumento de la producción es la estrategia más importante para alcanzar los objetivos de crecimiento (28%), y dan la misma prioridad a las fusiones y adquisiciones, los negocios conjuntos y las alianzas estratégicas (cada uno 23%).

Riesgo y oportunidad
Los líderes empresariales del mercado local consideran que el riesgo operativo constituye una amenaza excepcional para el crecimiento de su organización. El 76% lo ve como la mayor alerta.

Se trata de aquellas situaciones que pueden provocar pérdidas debido a errores humanos, procesos internos inadecuados o defectuosos, fallas en los sistemas, y consecuencias de acontecimientos externos.

"Es probable que, si bien este riesgo siempre está en la lista de las preocupaciones de cualquier CEO, en nuestro país tenga mayor predominancia porque en la escala jerárquica los otros riesgos, que son de mayor preocupación CEO de empresas globales o de economías más sofisticadas, aquí tienen menor peso", reflexionó al respecto De Lellis. 

Otros puntos significativos en este aspecto fueron la ciberseguridad (54%) y la escasez de talento (52%). Los tres riesgos principales coinciden con aquellos identificados por los CEO de los países de Latinoamérica.

"La visión de los CEO argentinos es más crítica que la de sus pares de los países centrales, pero les preocupa menos la vuelta al territorialismo", indicaron desde KPMG.

Al ser consultado al respecto, De Lellis aclaró que ese temor que se extiende en países como Estados Unidos refiere a "la problemática de proteger sus empresas y la radicación de sus inversiones en el propio país, en clara disonancia con los sucedido en años anteriores en pleno auge de la globalización, cuando se privilegió a los lugares de menor costo".

"Notamos la enorme preocupación en los otro mercado sobre este riesgo apuntado por el 55% de los encuestados. Claramente es una situación percibida como menor en la Argentina", resumió.

Por caso el 86% de los líderes en el Río de la Plata consideraron que sus organizaciones están "muy bien" o "bien" preparadas para un futuro ataque cibernético (en comparación con solo 51% de los consultados a nivel mundial).

La encuesta que realizó la firma Longitude en nombre de KPMG este año abarcó a 11 sectores: administración de activos, automotriz, bancos, consumo y venta minorista, energía, infraestructura, seguros, salud, producción, tecnología y telecomunicaciones.

Estos empresarios ven la necesidad de que sus organizaciones actúen con mayor agilidad en un entorno cambiante. Al igual que sus pares de LATAM, los argentinos son menos proclives a pensar que el crecimiento será más difícil de lograr. Ven la necesidad de que la organización actúe con mayor agilidad o de mejorar el control de la disrupción del mercado, así como de los procesos innovadores.

"Los CEO de Argentina tienen mucha confianza en sus capacidades de transformación, muestran más certeza que los de LATAM y los países centrales, tanto a nivel personal como de gestión. Casi todos de estas tres categorías (98%) reconocen que están personalmente preparados para liderar la organización a través de una transformación radical, y se muestran confiados en cuanto a que el actual equipo de líderes tiene la formación necesaria para lograrlo", indicaron desde KPMG.

En este sentido, los latinoamericanos (y casi todos los argentinos) ven la disrupción tecnológica como una oportunidad en lugar de una amenaza, y están llevando a cabo un cambio en este sentido en el sector en el que operan.

Solo un 2% de los argentinos dice estar luchando por no quedarse atrás en términos de innovación tecnológica de su sector, en comparación con el 6% de los CEO de LATAM y el 36 % de los que se desempeñan en países más desarrollados, destacaron desde la consultora.

SECCIÓN Management
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR