Finanzas

El Banco Central lanzó un canje voluntario de Lebac para descomprimir los fuertes vencimientos de corto plazo

24-05-2018 La autoridad monetaria comenzará a participar de la rueda "SWAP" a partir del miércoles 23 con la intención de quitarle volatilidad a la operatoria
Por Ruben Ramallo
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El primer día del debut del canje de Lebac de corto plazo a otros períodos más extensos fue calificada por el propio Banco Central como "muy positivo", ya que logró disminuir $6.200 millones de los enormes vencimientos que tendrá en junio, al intercambiarlos por papeles de julio y agosto.

Por lo tanto, el caudal de las Letras en pesos que deberá renovar a mediados del próximo mes cayó a $654.000 millones.  

Cabe recordar que la entidad monetaria conducida por Federico Sturzenegger comunicó que a partir del miércoles 23 de mayo comenzará a participar de la rueda "SWAP" del SIOPEL en el ámbito de Mercado Abierto Electrónico S.A.

El objetivo de esta nueva modalidad para el Banco Central, es intentar evitar que el próximo 19 de junio la licitación de Lebac, con vencimientos por $658.000 millones, se convierta en la noticia del día, tal como fue vivido el "supermartes" de la semana pasada.

A partir de su puesta en vigencia, la autoridad monetaria comenzó con esta operatoria cuya principal diferencia es que las letras no se canjean por dinero sino por otras de mayor plazo.

Las Letras tienen vencimientos a uno, dos, tres, cuatro y cinco meses; de los cuales casi el 50% opera en el plazo más corto. De ahí que la intención oficial es ‘repartir‘ los plazos. El 19 de junio, vencerán alrededor de $650.000 millones en Lebac.

"La operatoria consiste en canjear Lebac de plazos cortos por otras de plazo más largos", indicaron desde la entidad.

Cabe señalar que esta operatoria no es nueva, pues existe desde hace tiempo, pero ahora la entidad lo que hace es avisar que operará en ese ámbito. Su intención es ayudar a descomprimir los vencimientos.

Fue el propio Federico Sturzenegger el que de alguna manera dio pistas sobre lo que se conoció más tarde, pues en el Congreso Anual del IAEF, llevó calma al mercado.

En su discurso, aseguró que "no va a ser un problema la próxima renovación de Lebac", y adelantó que la entidad "ayudará a perfilar para no tener tanto vencimiento el corto".

"No va a ser un problema la próxima renovación de Lebac. El Central ayudará un poquito a reperfilar para no tener tanto en el corto plazo. Por ahí si valga la pena reperfilarlo y no tener tanto en el corto", analizó.

Cómo operará el sistema

La rueda operará en el horario de 10:00 a 17:00 horas y liquidará en t0, t+1 y t+2. Las especies (Letras del Banco Central, LEBAC) se ofrecerán por precio.

El precio que se cargará en cada especie (o "combo") es el correspondiente a los pesos que deberá recibir o entregar la contraparte por cada VN 100.

En todas las operaciones en las cuales intervenga este Banco Central el agente liquidador será la CRyL.

El BCRA efectuará los débitos y créditos en ese orden, tanto en pesos como en títulos a las 17:00 horas del día correspondiente a la liquidación.

¿Qué es un swap?

Un swap es un contrato financiero entre dos partes que acuerdan intercambiar flujos de caja futuros de acuerdo a una fórmula preestablecida.

Se trata de contratos hechos "a medida" es decir, con el objetivo de satisfacer necesidades específicas de quienes firman dicho contrato.

El tipo de swap más común es el de tasas de interés, mediante el cual se intercambian flujos de intereses en una misma moneda en ciertas fechas previamente convenidas.

Una parte paga flujos de intereses aplicando una tasa de interés fija sobre un cierto monto y recibe flujos de intereses aplicando una tasa variable sobre ese mismo monto.

La contraparte recibe los intereses calculados de acuerdo a la tasa fija y paga los intereses a la tasa variable, sobre el mismo monto y en las mismas fechas.

Un swap se puede utilizar para especular, si se cree que aquello que recibiremos en el futuro será de mayor valor que aquello que entregamos, se podría contratar un swap para acordar un intercambio.

Este es uno de los instrumentos que se utilizan para lo que los medios de comunicación suelen llamar "apostar en los mercados financieros".

Por ejemplo, si se tiene un activo que proporciona un rendimiento del 5% anual y se cree que las tasas de interés de mercado van a subir, se podría armar un swap para intercambiar los intereses con alguien que crea que las tasas de interés van a bajar.

En ese caso, si dentro del lapso convenido el interés es del 6%, la otra parte nos tendría que pagar el 1% de la cantidad acordada. Si la tasa de interés está en el 4%, seremos nosotros quienes tendremos que pagar a la otra parte.

SECCIÓN Finanzas
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR