Economía

Miguel Kiguel: "Tenemos que apostar al primer semestre de 2019"

25-05-2018 En el marco del 35° Congreso Anual del IAEF, Miguel Kiguel y Ricardo Arriazu expusieron su visión sobre la economía. Puede haber recesión en 2018
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El economista Miguel Kiguel pronosticó que el segundo y el tercer trimestres serán de caída del PIB (es decir, técnicamente, una recesión) y que “hay que apostar al primer semestre de 2019”. 

En el 35º Congreso Anual del Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas (IAEF), con el lema “El desafío de crecer con equilibrio”, Kiguel disertó junto a Ricardo Arriazu, quien ofreció una visión más global.

Sobre la crisis cambiaria, el economista señaló que “se paró con la última intervención del BCRA, que fue muy importante para frenar el dólar”. En alusión a los US$ 5.000 millones que puso Reconquista 266 sobre la mesa.

No obstante, aclaró que “la crisis dejó consecuencias: un tipo de cambio más competitivo, un nivel de reservas más bajo que será suplido por los fondos del FMI, una inflación que no va a bajar y un daño a la estrategia gradualista del Gobierno”.

El economista vio las causas de la disparada en la suba de las tasas en Estados Unidos, la caída de la liquidez a nivel global, la depreciación de las monedas emergentes y, por supuesto, la salida de los flujos emergentes.

El director de Econviews consideró que “el desembolso del FMI a Argentina debería rondar los u$s30.000 millones para asegurar el financiamiento de las cuentas públicas”, y agregó que “si el paquete es chico y se ubica en torno de u$s22.000 millones, se va a decepcionar el mercado y habrá otro sacudón”.

Según Kiguel “un buen acuerdo con el FMI permitirá bajar el riesgo país y cubrir las necesidades de financiamiento incluso hasta 2020”. Por último, concluyó que “con esta crisis cambiaria, la economía ha retrocedido un año y el crecimiento de 2018 será bajo”.

Por su parte Arriazu disertó sobre el estado de la economía mundial y opinó que “el mundo deberá desacelerar su crecimiento porque se acabó la época de tasas de interés negativas”.

“En mi opinión es inexorable que la tasa de interés en Estados Unidos siga subiendo y a fin de año posiblemente se ubique en 3,5%. Habrá que ver cómo repercutirá esta tasa en Argentina”, concluyó el titular de Ricardo Arriazu y Asociados.


SECCIÓN Economía
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR