Politica

El día después de la ley antitarifazo: Macri aplica el veto y se prepara para un nuevo clima político hostil

31-05-2018 En un resultado ajustado, el Senado aprobó el proyecto para limitar los montos de los servicios públicos. El peronismo dialoguista cuestionó al Presidente por el rumbo económico. El cristinismo aprovechó para criticar las decisiones que ocasionaron la corrida bancaria
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

La ley que limita la suba de tarifas de los servicios públicos duró apenas una horas. 

El Senado le dio este jueves a la madrugada la media sanción que le faltaba al proyecto que retrotrae el precio a noviembre de 2017 y apenas pasadas las 8 de la mañana, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, anunció que el presidente Mauricio Macri "ya vetó la ley".

La decisión había sido adelantada por los funcionarios de la Casa Rosada y el propio mandatario argumentando que es "inviable económicamente". En el Gobierno calculan que el costo fiscal de la noram es de $115.000 millones. "Lo que se votó ayer equivale a dos veces la Asignación Universal por Hijo, a toda la obra pública en el interior del país, a todo el sistema universitario de la Argentina, a todo el presupuesto de Seguridad y Defensa", remarcó Peña.

"Nosotros ratificamos plenamente el rumbo del cambio, creemos que la mayoría de los argentinos quiere seguir por este camino. No vamos a negociar la verdad, la transparencia y la vuelta al pasado", agregó el jefe de ministros y apuntó contra los gobernadores. "Vamos a seguir dialogando con ellos, pero no estamos de acuerdo con el doble discurso", dijo.

Durante el debate de la iniciativa para frenar los tarifazos, parte del peronismo no kirchnerista (aliado fundamental del oficialismo en los dos primeros años de mandato) cuestionó duramente el plan económico de Cambiemos y alertó que “vienen tiempos peores”. 

A la hora de buscar el origen del problema, el senador formoseño José Mayans recordó que durante el tratamiento del Presupuesto 2018, advirtieron “que había números que no estaban cerrando”, como el índice de inflación previsto en 10% y un dólar a 19 pesos.

Y destacó que al día siguiente de la aprobación de esa ley se dio la conferencia de prensa en la que el equipo económico modificó las metas de inflación, llevándola al 15%. 

Luego advirtió al presidente que no debe votar esa ley, porque “va a ser peor. Si viene a imponer estos precios, va a haber problemas en el país, acuérdense lo que les digo”. Y concluyó pidiendo acompañar la iniciativa a “los que quieren la paz social. Porque a mayor justicia social, más paz social; a mayor injusticia social, mayor violencia social. Y el que no quiera entender esto… veremos las consecuencias”.

De acuerdo a las fuentes opositoras consultadas por iProfesional, el oficialismo vería muy complicado el avance de los distintos proyectos referidos a la reforma laboral, como el blanqueo y el sistema de pasantías, así como el Presupuesto 2019.

Los números de la ley presupuestaria del próximo año (que tendrán una fuerte retracción en la obra pública) comenzarán a ser analizados en los próximos días por los funcionarios nacionales y los mandatarios provinciales.

Todos tienen en claro en que el próximo año hay elecciones presidenciales y la campaña -de manera informal- comienza en agosto, por lo que nadie quiere terminar pagando el costo político y ver reducidas sus chances electorales.

En este punto, la senadora neuquina Lucila Crexell, mencionada en unos chats entre Federico Pinedo y Rogelio Frigerio por su eventual abstención, admitió haber negociado su voto negativo al proyecto ante el presidente Mauricio Macri a cambio de que el Gobierno impulse la prórroga de la ley de emergencia frutícola, que incluye a su provincia y que vence este año.

Por lo pronto, las protestas dominarán la escena a partir de este jueves y los sectores sindicales más críticos del Gobierno están analizando la posibilidad de llamar a un paro general, en un contexto en el que el ministerio de Trabajo mantiene firme su postura de que las negociaciones salariales no superen el 15% de aumento.

A favor
El senador catamarqueño Dalmacio Mera (PJ), aceptó que "el sinceramiento (de las tarifas) correspondía" porque "había una política de subsidios que estaba agotada y generaba inequidades" con el interior del país.

No obstante, aclaró: "Tienen que tener un límite atado a la variación del salario, por lo menos hasta que mejoren las condiciones económicas. No puede ser que las empresas estén ganando lo que están ganando y los usuarios estén viendo si pagar la salud o las tarifas, o las expensas o las tarifas".

La mendocina Anabel Fernández Sagasti, del kirchnerismo, pidió que el Presidente "abandone las visiones paranoicas de que la oposición se junta para llevarle un problema" y agregó: "Todo lo contrario, le estamos dando un mandato republicano para que revea la política tarifaria y energética".

La senadora del FPV-PJ sostuvo que la política energética del Gobierno "constituye una gran estafa nacional, que transfiere millones y millones de pesos del bolsillo de los ciudadanos a un grupo de empresarios amigos del poder".

El justicialista chubutense Alfredo Luenzo, en tanto, dejó en claro el enojo que se extendió en esa bancada luego de que el Presidente les pidiera públicamente que "no se dejen conducir por las locuras de Cristina Kirchner", y afirmó: "Fueron muy desafortunadas las declaraciones: a mí no me corren ni Mauricio ni Cristina".

En contra
El bonaerense Esteban Bullrich, de Cambiemos, cuestionó el esquema de subsidios que mantuvo la gestión del kirchnerismo y manifestó que "tener tarifas bajas para construir una vida cara, esa es la mayor inmoralidad que puede cometer un gobierno".

"No vamos a poner 10 pesos en el bolsillo de un argentino para sacarle 50 del otro", sostuvo Bullrich y, en referencia a la administración anterior, remarcó: "Les pusieron 10 pesos en el bolsillo pero le sacaron 50 del otro".

Para el senador oficialista, la iniciativa del peronismo "es irresponsable, es demagógica" y "sostiene una desigualdad que también se heredó del gobierno anterior, que hacía que en el Interior se pagaran tarifas hasta en un 70% más caras" que en la zona metropolitana.

La jujeña Silvia Giacoppo, también de Cambiemos, sostuvo que con el proyecto de la oposición "se le sigue mintiendo a la gente", mientras que el correntino Pedro Braillard Poccard indicó: "Llegó el momento de tener un profundo debate no solamente sobre la política energética sino sobre cómo se repartieron los subsidios".

Por su parte, el sanjuanino Roberto Basualdo, del Interbloque Federal defendió el proyecto presentado por el oficialismo, el cual en lugar de retrotraer tarifas propone una rebaja del IVA que se cobra en las facturas.

"Es un proyecto federal y es accesible. No vamos a tocar ninguna tarifa, solo vamos a tocar el IVA y lo vamos a pagar entre todos los argentinos", expresó Basualdo.

WhatsApp, fallidos y arrepentimientos
Durante el debatem se filtraron fotos en Twitter que muestran una conversación de WhatsApp entre el Presidente Provisional del Senado, Federico Pinedo, y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio.

"Y yo lo mandaría al frente a (el presidente del interbloque Argentina Federal, Miguel Ángel) Picheto como autor de nuestra propuesta", dice uno de los mensajes que en el celular de Pinedo aparece agendado con el nombre y la imagen de Frigerio. "Así lo haré", recibió como respuesta.

En el siguiente mensaje, Frigerio le aseguró que Lucila Crexell, senadora neuquina del Movimiento Popular Neuquino, "amenazó con la abstención". En la previa, se creí que votaría en contra del proyecto opositor, pero según el WhatsApp habría cambiado de opinión.

"Creo que la convencí", fue la respuesta del supuesto Frigerio, a lo que Pinedo responde que Crexell está "macaneando".

Durante su exposición en el Senado, Pinedo afirmó: "Cuando yo era chico, interferir en las comunicaciones o violar la correspondencia era un delito. Ahora ya no, ahora es una cosa normal".

"Hay unos señores que sacan fotos de las conversaciones privadas de los senadores en los chats y quiero adelantar un segundo mi futuro discurso: cuando decía en una conversación privada que tenía que 'mandar al frente' a mi amigo el senador Pichetto, es porque él es el autor del proyecto de rebaja del IVA que nosotros impulsamos. Así que voy a reconocer con toda caballerosidad y con toda amistad al senador Pichetto los derechos de autor sobre nuestro proyecto", siguió el presidente provisional del Senado.

Neuquén tuvo otro protagonista: el senador Guillermo Pereyra, del Interbloque Federal, quien había anticipado que votaría a favor del proyecto de la oposición para limitar la suba de tarifas, pese a que el martes trascendió que lo rechazaría para acompañar el del oficialismo.

"Creo que el oficialismo tendría que haber presentado otra propuesta, así que voy a acompañar este dictamen, el cual firmé", adelantó Pereyra en referencia al proyecto de la oposición, tras advertir que "el salario ha aumentado 73% mientras que las tarifas han aumentado 1.200%".

El último martes Pereyra asistió a una reunión con el presidente Mauricio Macri y luego del encuentro trascendió que no acompañaría el proyecto de la oposición sino el del oficialismo, que propone rebajar el IVA que se cobra con las tarifas, pero ahora adelantó que será al revés.

La otra nota de color fue el fallido del senador tucumano José Alperovich. "Lo que tienen que entender es que no es para hacerle la contra al Presidente de la Nación. Nadie quiere que le vaya bien al Presidente, pero nuestra gente no da más", disparó el senador kirchnerista, para luego criticar las negociaciones con el FMI y los aumentos.

Pero lo curioso es que el exgobernador de Tucumán no se corrigió en el momento, sino que siguió su exposición con un fuerte tono inquisidor. Después tomó la palabra la senadora María Eugenia Catalfamo. Y luego el legislador Alfredo Luenzo, a quien interrumpió.

"Me expresé mal y quería cambiar. Lo que quise decir es que nadie quiere que le vaya mal al Presidente. No quería dejar pasar esto", se excusó Alperovich, al tiempo que Luenzo señaló: "Obviamente entendimos que se trató de un fallido".

SECCIÓN Politica