Negocios

Un grupo brasileño se haría cargo de la concesión del sistema de bicicletas de la Capital Federal

12-06-2018 Dejó afuera a la empresa francesa JCDecaux, que presentó una impugnación del proceso. Ahora, las autoridades se tomarán 30 días para estudiar la propuesta de la firma brasileña, antes de decidir si le otorgan la concesión que será por 10 años y que permitirá la incorporación de publicidad
Por Andrés Sanguinetti
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Un grupo brasileño asoma como el principal candidato para hacerse cargo de la concesión del sistema público de bicicletas que el gobierno porteño acaba de licitar. La semana pasada, más precisamente el viernes 8 de junio, se abrieron los sobres con las propuestas presentadas para operar el nuevo Sistema de Transporte Público de Bicicletas en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires. Hubo dos finalistas, la empresas brasileña Tembici y el grupo francés JCDecaux, sin embargo el conglomerado europeo fue descalificado por no haber cumplido con los requisitos básicos al no presentar cotización.

En el gobierno porteño explicaron que este escenario no significa que haya resultado ganador Tembici, sino que se inicia un proceso que durará aproximadamente 30 días, período en el cual se va a evaluar la propuesta de la firma del país vecino para luego definir si es viable y compatible con lo que quiere la Ciudad de Buenos Aires.

Tembici es un importante player en este tipo de servicios en su país donde, por ejemplo, ya opera el sistema en Río de Janeiro, denominado Bike Río que fue el primer esquema de bicicletas compartidas de Brasil y que cuenta con el patrocinio del Banco Itaú. También opera en la ciudad de Juiz de Fora, donde controla la mayor estación de bicicletas públicas de Brasil localizada dentro del Campus de la Universidad Federal de esa localidad. Además, tiene presencia en varias zonas del Estado de San Pablo; en Salvador, Bahía; en Porto Alegre, y en una gran cantidad de otras ciudades del mayor mercado del Mercosur.

En cuanto al sistema porteño, el gobierno que comanda Horacio Rodriguez Larreta pretende otorgar el servicio a un grupo extranjero que se haga cargo de operar el sistema a cambio de un canon anual, durante un período de 10 años. Seguirá siendo gratuito para los usuarios, pero el operador podrá rentabilizar el servicio a partir de la incorporación de auspiciantes o sponsors en las bicicletas y en las terminales, por ejemplo.

La intención es que el grupo elegido se haga cargo de la prestación integral, modernización, mantenimiento y explotación del sistema compuesto por las bicicletas y las estaciones de distribución que deberán ser ampliadas para estar ubicadas en terminales ferroviarias, de subtes, de ómnibus y fluviales. También en centros de trasbordo de transporte público, espacios verdes y recreativos, y en establecimientos educativos de todos los niveles, así como en museos, polideportivos, clubes, entre otros. 

Según los pliegos de la licitación, el sistema debe contar con un mínimo de 10% de las estaciones dentro de la zona Sur de la ciudad y cada estación deberá contar con un mínimo de bicicletas para poner a disposición de los usuarios, variable según la demanda de la terminal. Se deberán ampliar también los centros de información y atención al usuario y llevar a cabo obras de señalización de todo el sistema y se le permitirá al concesionario colocar publicidad y sponsoreo en todos los componentes del sistema.

El sistema comenzó a finales del 2010 con tres estaciones, 72 bicicletas y alrededor de 100 viajes diarios. Desde ese momento ya se llevaron a cabo más de 8 millones de viajes acumulados y se registraron más de 290.000 usuarios, según datos del Ministerio de Transporte porteño. En la actualidad, ya existen 206 kilómetros de ciclovías y bicisendas y 200 unidades y se realizan cerca de 11.000 viajes por día.
El objetivo de la licitación es que el grupo ganador amplíe esos números a 400 estaciones y 4000 bicicletas para llegar a los 60.000 usuarios nuevos y 24.000 viajes por día.

Además se deberá modernizar el parque existente de bicicletas por otras con diferentes características que figuran en el pliego de la licitación para que sean más resistentes, que requieran menos mantenimiento y tengan una mayor vida útil. Lo mismo para las estaciones que deberán instalarse en nuevas locaciones, según los criterios que se detallan en el pliego licitatorio.

SECCIÓN Negocios
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR