Marketing

Neuromarketing: las emociones humanas se dividen en 27 categorías

13-06-2018 Así lo determinó un estudio realizado por la Universidad de California en Estados Unidos. Además, los científicos afirman en las dimensiones hay matices
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Un nuevo estudio de la Universidad de California en Berkeley (Estados Unidos) pone en entredicho la creencia de que la mayoría de las emociones que sentimos los seres humanos entrarían dentro de las categorías de felicidad, tristeza, ira, sorpresa, miedo y disgusto.

De hecho, estos investigadores han llegado a identificar un total de 27 categorías diferentes de emoción y, para mostrar cómo se encuentran conectadas, las mostraron en un mapa emocional interactivo tridimensional.

La investigación, que se ha llevado a cabo con modelos estadísticos y cuyos hallazgos acaban de publicarse en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, se centró en un grupo demográficamente diverso compuesto por 853 mujeres y hombres que tuvieron que ver videos destinados a evocar en ellos una amplia gama de emociones.

Los temas de estos 2.185 videos incluían desde nacimientos y bebés, a bodas y pedidas de mano, muerte y sufrimiento, arañas y serpientes, escenas sexuales, desastres naturales, imágenes espectaculares de la naturaleza o apretones de mano incómodos, entre otros.

"Nos dimos cuenta de que necesitábamos contar 27 dimensiones diferentes, y no seis, a la hora de especificar cómo decían sentirse cientos de personas en respuesta a cada vídeo", explica en el sitio web de este centro universitario de California uno de los autores del estudio, Dacher Keltner, profesor de Psicología y experto en Ciencia de las Emociones.

¿Cuáles serían esas 27 dimensiones distintas?

Admiración, adoración, aprecio estético, diversión, ansiedad, asombro, incomodidad, aburrimiento, calma, confusión, anhelo, aversión, dolor empático, embelesamiento, envidia, emoción, miedo, horror, interés, alegría, nostalgia, romance, tristeza, satisfacción, deseo sexual, simpatía y triunfo.

Pero el estudio llega más allá, porque asegura que, en contraste con la creencia de que cada estado emocional vendría a ser como una especie de isla, "hay graduaciones suaves de emoción entre, por ejemplo, el temor y la tranquilidad, el horror y la tristeza y la diversión y la adoración", comenta Dacher Keltner.

La cuestión, según explica por su parte el autor principal del estudio, Alan Cowen, estudiante de doctorado en Neurociencia en la Universidad de California en Berkeley, sería que el ser humano no tendría grupos finitos en el mapa de nuestras emociones, sino que todo estaría interconectado.

"Las experiencias emocionales son mucho más ricas y con más matices de lo que se pensaba", subraya.

Y ser consciente de todo ello podría resultar de ayuda en diferentes campos de investigación.

"Nuestra esperanza es que nuestros descubrimientos ayuden a otros científicos e ingenieros a capturar con una mayor precisión los estados emocionales que subyacen en los estados de ánimo, la actividad cerebral y las señales expresivas, lo que conduciría a mejores tratamientos psiquiátricos, a una comprensión de la base cerebral de las emociones y a tecnología sensible a nuestras necesidades emocionales", añade Cowen.

SECCIÓN Marketing
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR