Finanzas

Efecto devaluación: cayó la demanda de créditos hipotecarios para comprar la "casa propia"

18-06-2018 Las solicitudes de préstamos a los bancos disminuyeron entre un 20% y un 30% en el último mes. El dólar pasó en una semana de $25,5 a casi $29
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

La volatilidad cambiaria de mayo y los últimos movimientos del dólar de la semana pasada impactaron de manera directa en la cantidad de tomadores de créditos hipotecarios, que, al no tener una moneda local fuerte, sufren el desfase entre el préstamo que reciben en pesos y el valor de la propiedad en dólares.

"En mayo y en lo que va de junio las solicitudes ingresadas cayeron un 20%. En lo que es colocación, todavía traemos solicitudes anteriores y entonces el efecto recién lo vamos a notar en las próximas semanas", señaló Pedro Piñeiroa, gerente de préstamos de Banco Galicia, al diario La Nación.

El principal problema del mercado inmobiliario es la brusca suba del precio del dólar. Por ejemplo, una propiedad de u$s50.000, que valía el jueves 7 de junio $1.277.000 con un tipo de cambio a $25,54, con el cierre del viernes pasado ($28,85) cuesta $1.442.500, es decir, $165.500 más en solo ocho días.

Al momento, Galicia ofrece los créditos UVA a 9% y 10% anual para los clientes con y sin cuenta sueldo en la entidad, respectivamente. El préstamo es hasta 30 años, aunque el promedio de las colocaciones es de 300 meses (25 años), y la relación cuota ingreso no puede superar el 25%.

Para minimizar la incertidumbre del tipo cambio, el banco acaba de lanzar un sistema online por home banking para los clientes que deseen pedir un crédito hipotecario y que, en caso de cumplir con los requisitos de monto e ingreso, se aprueba al momento y genera un certificado verídico para presentar en cualquier inmobilaria antes de los 60 días.

"Antes, el cliente tenía que señar una propiedad sin saber si les prestábamos. Ahora tiene la seguridad de saber cuál es el monto del crédito que recibe", explicó Piñeiroa.

Banco Hipotecario, que unos días antes de que comience la corrida cambiaria realizó una colocación de títulos en el mercado de capitales para fondearse y financiar nuevos créditos hipotecarios, señaló que, desde que empezó la volatilidad del tipo de cambio, la demanda por nuevos préstamos se retrajo alrededor de un 30%.

"Para lo que resta del año esperamos una demanda más retraída en los créditos para compra de vivienda y la posibilidad de que crezcan los créditos hipotecarios para ampliación y refacción, que el banco está por lanzar durante las próximas semanas", adelantaron.

Banco Macro tuvo un prometedor comienzo de año en cuanto a colocaciones de créditos hipotecarios, con un alza del 7,5% desde fines de abril hasta inicios de junio, aunque, aclaran, ese monto respondió a operaciones acordadas en el bimestre previo.

"La mayor volatilidad cambiaria e incertidumbre en la coyuntura impactó de lleno en el mercado inmobiliario, que registró una marcada retracción de los potenciales compradores y que se está transmitiendo en menores flujos de nuevas operaciones hipotecarias", indicó Milagros Medrano, gerenta de relaciones institucionales y atención al cliente de Banco Macro, al matutino.

Los bancos públicos, por su parte, también coincidieron en que hubo un enfriamiento en la demanda de nuevos créditos. El Banco Nación, el mayor prestatario del país, señaló que "en los últimos meses se ha observado una merma en la cantidad de solicitudes mensuales de préstamos hipotecarios que se reciben por la web, pero no resulta significativa".

Su presidente, Javier González Fraga, había estimado previo a la corrida cambiaria que el mercado de créditos hipotecarios iba a finalizar el año con préstamos por $100.000 millones; solo el Banco Nación iba a prestar $60.000 millones. Ya lleva colocados $37.000 millones hasta la semana pasada.

El Banco Ciudad, en tanto, en los primeros cinco meses del año desembolsó un 30% más de préstamos que en igual período del año anterior, sin embargo, la solicitudes de créditos durante los primeros 15 días de mayo -plena corrida cambiaria- bajaron un 13% respecto a la primera quincena de abril.

La entidad ofrece créditos UVA a 5,40% y 6,40% con y sin cobro de haberes, y préstamos a tasa fija de 17%. "El acceso a tasa fija es para muy poca gente, solo 2% de las familias. Un mismo préstamo en tasa fija tiene una cuota de $23.000/ 24.000 contra una cuota de $7.000 de un crédito en UVA", explicaron.

SECCIÓN Finanzas
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR