Economía

Moyano prepara un paro a la brasileña para romper el "techo" salarial del Gobierno

19-06-2018 Representantes del gremio se reúne hoy a las 15 en el Ministerio de Trabajo con empresarios. Si la cámara reitera la oferta de un 15% de aumento, el sindicato declarará una huelga nacional de tres días la semana que viene, que concidirá con las medidas de protesta de la CGT
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El gremio de choferes de camiones retomará este martes a las 15 las negociaciones para obtener un aumento salarial del 27%. De no haber acuerdo, la organización liderada por Hugo Moyano advirtió que habrá un paro de 72 horas la semana próxima.

La reunión, que según Camioneros será "clave", tendrá lugar en el Ministerio de Trabajo, adonde asistirán los titulares del sindicato y de la Federación de Empresas de Autotransporte de Carga (Fadeeac).

"Pablo Moyano volverá a solicitar el aumento de un porcentaje de paritarias que logre mantener el poder adquisitivo de los trabajadores, planteará el rechazo a la modificación del Convenio Colectivo de Trabajo y solicitará un bono compensatorio de fin de año", indicó Camioneros en un comunicado.

El gremio rechaza la pauta oficial del Gobierno que fijó en principio una suba salarial del 15% y que el mes pasado habilitó por decreto la negociación de un 5% extra. La cifra es inferior a la inflación de más del 27% de inflación, proyectada en el memo que el Ministerio de Hacienda le entregó al FMI.

"Si la cámara empresarial continua con el ofrecimiento del 15%, Camioneros declarará un paro nacional que se prolongará durante tres días la próxima semana", dijo el sindicato.

En ese caso, la medida de fuerza coincidirá con el paro general anunciado por la CGT, el tercero en lo que va desde la asunción de Mauricio Macri. Moyano realizó un paro en su actividad el jueves pasado, que tensó aún más su relación con el Gobierno.

A partir de las medidas de fuerza, el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, decidió aplicar una serie de multas que -de mínima- totalizan $2.000 millones contra ese sindicato por violar la conciliación obligatoria.

Así, Triaca pasó de los contrapuntos mediáticos a sanciones concretas respecto al de plan lucha de los Moyano. Las sanciones serían por un valor de entre el 50% y 2.000% del Salario Mínimo, Vital y Móvil vigente al momento de la constatación de la infracción, por cada trabajador afectado.

SECCIÓN Economía
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR